31.1.16

Lo mejor para motivarse, es actuar siempre

¿Sabes hacer algo interesante, lo sabes hacer bien? una pregunta más…, ¿lo haces? Pues mira, con sinceridad, si sabes hacer algo y no lo haces, es como si no lo supieras hacer. Sea lo que sea. En la vida, no actuar es lo mismo que no saber. Si no pones en marcha tus conocimientos, tus ideas, tus osadías mentales, tus proyectos…, es lo mismo que si no los tuvieras. No sirve de nada tener muy buenos conocimientos o ideas, si después no los ponen en movimiento.

Lo malo de la inactividad es que se multiplica ella sóla. Lo mismo le sucede a su contraria, la actividad. Cuanta más pasividad le apliques a tus ideas o proyectos, más inactividad te estarás creando para que te rodee. Cuanto más intentes poner en funcionamiento tus ideas y decisiones de cambio, más aprenderás de ellas, más las pulimos y por ello más posibilidades de éxito tendrás.

Esto sirve tanto a nivel personal como a nivel de grupo o de equipo. Para ganar y estar en la excelencia del grupo o del conjunto de posibilidades, hay que ganar. Para ganar hay que ganar. Lo he repetido para dejarlo más claro todavía. Si entramos en la dinámica de perder, lo normal es seguir perdiendo. Si decidimos pararnos, frenar nuestras iniciativas, derrotarnos por algo, sin duda, nos estaremos derrotando por casi todo. Y sin duda también poner en funcionamiento la maquinaria de las decisiones es mucho más complejo si estás parado que si están al menos a una velocidad lenta pero mantenida.

No dejes de pensar, no dejes de actuar, modula tus decisiones al momento, pero nunca te rindas como para frenar totalmente la maquinaria de las decisiones ni personales ni de equipo. Hay que estar constantemente innovando y por ello tomando decisiones. Si te frenas será complicado volver a ponerse en marcha.

30.1.16

Hay que trabajar más o mejor para aumentar la productividad?

En España se trabaja de media muchas más horas al año que en la mayoría de los países de Europa, que curiosamente y trabajando menos horas, son más ricos que nosotros. 

Pero trabajar más horas anuales no supone lograr más productividad, más rendimiento por jornada, más satisfacción para el trabajador y para la empresa. 

Y lo curioso es que lo sabemos, lo tenemos medido, pero hacemos como si no nos importara, añadiendo además la coletilla de que “hay que trabajar más”. 

- ¿Más o mejor? -

 En España tenemos unos horarios muy pocos flexibles.

 No existe confianza entre los operarios y la dirección de le empresa y esta cree que cualquier libertad en el horario se convierte en un desastre.

 Se les entrega a los trabajadores unas tareas excesivas, amontonadas, sin directrices claras, con unos tiempos de entrega muy bajos, exigiendo unas jornadas muy largas, para que al final crezcan los errores, la desgana, el convertirse en una columna en algunas horas de todos los días por falta de motivación.

 Empezamos tarde a trabajar en muchas empresas, terminamos más tarde toda´via

 Cerramos para comer entre 2 y 3 horas en un horario absurdo.

 Todavía hay muchas empresas que no creen en los turnos de trabajo como una ventaja muy rentable para la productividad.

 Muchas empresas confunden la asistencia por horas, por la producción por jornada sin errores.

 Sigue existiendo cortes de producción que se repiten cada día para fumar, para tomar un café, àra charlar, y sin el respeto de los propios operarios al trabajo necesario. Es importante descansar en muchos trabajos cada cierto tiempo, pero de una forma lógica, tasada, válida para la persona, no amontonada en el mismo momento, larga y descontrolada.

 Debemos reordenar las reuniones de trabajo. Incluidas esas muy abundantes que decimos duran cinco minutos y se alargan luego 15 minutos.

 Hay que motivar a las personas, conciliar los horarios con su vida personal, dar libertad de horarios y entregar las tareas mucho mejor preparadas, con directrices más elaboradas.

 Hay que tasar el trabajo por objetivos logrados y no por horas dedicadas a “estar”.

 Y hay que procurar formas de relajación laboral en el tiempo de trabajo, pero hacer ver a todos los operarios que su éxito productivo consiste en lograr que esos tiempo de relax sirvan para todas las partes.

29.1.16

Por qué no jugamos más los adultos para ser más productivos?

¿Por qué no jugamos más los adultos, para incluso llegar a ser más productivos? Somos muy serios, vamos disfrazados de adultos siempre, nos comportamos grises y nada imaginativos, somos muy sosos y aburridos, predecibles, apagados y dominados. 

En cuanto sumamos años dejamos de ser niños. 

Nos creemos que ser niños va con la edad y que a partir de un número de años ya nunca más podemos ser niños. 

Incluso nos creemos que ser niño no sirve de mucho, no sirve para esta vida que nos hemos encontrado ya hecha y montada. Pero los niños tienen una mirada especial para muchos asuntos, que es posible necesitar siendo adultos.

Jugar es bueno, muy bueno a veces. Y se puede jugar muy en serio, buscando objetivos desde la osadía del juego, sin preocuparnos tanto en el respto a las formas, como en alcanzar éxitos.

Jugar no está en contradicción con lograr objetivos, con trabajar duro hasta lograr el éxito, con ser capaces de conseguir buenos sueldos para montar con cariño —y la ayuda de nuestra pareja— una gran familia. 

Jugar es necesario incluso para trabajar con más éxito. 

La imaginación, la exploración, la capacidad para abstraernos, es muy necesaria para encontrar soluciones a los muchos problemas comunes de todos nosotros. 

Nos vamos dando cuenta que jugar es importante incluso para la planificación de los grandes negocios, para aplicar en las negociaciones la teoría de los juegos, para ser más felices que parece ser lo más complicado de todo.  

Juguemos más, y no perdamos la responsabilidad de lograr los objetivos con la mayor seriedad posible.

28.1.16

La educación actual hace personas uniformes; no alumnos libres, sino necesarios

Hay una teoría muy cierta que nos señala sobre las consecuencias negativas hacia la personalidad libre de los alumnos que entran en el sistema escolar y formativo de las últimas décadas, pues se trata —sin decirlo para no asustar— de domarlos hacia un sistema social que les reprime hasta restarles sus imaginaciones, sus ideas propias, para lograr de ellos una personas válidas para lo que en esos momentos se necesita según la sociedad y el sistema económico, laboral y social donde se está incluido.

Por este sistema educativo, de admitirlo, las materias que se ofrecen a los alumnos —es decir  a los niños, futuros adultos y llenos de imaginación y libertad— son unas pautas en formación hasta doblegarlos en la dirección que creemos en cada momento más útil para el sistema, incluso para ellos mismos como personas. No estoy hablando de una conspiración mundial extraña, sino de una decisión con su lógica aunque no la admitimos todos.

En el camino de esta educación definida para crear individuos “necesarios” perdemos muchas capacidades innatas de crítica a lo establecido, de exploración de los diferente, de los distinto, mucha pérdida de la sensibilidad, de la capacidad crítica para seguir teniendo imaginación cuando somos adultos. Esta uniformización de la sociedad, además de llevarnos a restar posibilidades discrepantes, nos lleva a una competición más dura entre las personas para poder sobresalir entre todos y con eso también, un abaratamiento de los costes laborales entre las personas, pues no hay casi sobresalientes. Sólo esos serán los que podrán ascender hacia la excelencia.

En los últimos tiempos solicitamos desde el mundo del trabajo lo contrario. Personas que sobresalgan por su especialización. Pero no sólo laboral, sino de forma de pensar, de analizar, de plantear ideas diferentes, de saber mirar los problemas desde otra óptica. Es decir, primero “capamos” la diversidad en las escuelas o incluso en algunas universidades, y luego solicitamos esa misma diversidad acentuada pues nos estamos dando cuenta que es muy positiva para la productividad real de los países, antes de las empresas, primeros de las personas.

La educación escolar está siempre en contínua transformación, algo lógico si sólo buscáramos la excelencia. Pero es que además algunos buscan la adaptación al entorno, y esto pareciendo lógico tienen la gran pregunta detrás. ¿Quien tiene que marcar el entorno sobre el que nos tenemos que mover en el futuro? ¿por qué incidimos sobre los niños, frenando sus capacidades de imaginación o crítica, si cuando sean adultos con capacidad para gestionar el futuro de todos, habrán pasado al menos 25 años desde que iniciaron su formación escolar?

Felipe deja de ser un joven anciano para ser un viejo joven

Felipe González nos escribe a todos desde El País y este medio le dedica 4 páginas interiores más la portada en una cantidad de espacio tremenda para no decir en cuatro líneas lo que quiere decir, sino para irse por los cerros de Úbeda y decir sin decir, y así tengamos que adivinar entre líneas. Guay del Paraguay.

¿En serio han sido alguna vez socialistas 3.0 estos viejos ancianos (aunque tengan menos edad que yo) que aparecen por todos los territorios del complejo mundo de España? Felipe insiste en el leninismo de Podemos, para meternos miedo y para trasladar su opinión en contra de los españoles, sin respetar que tener 65 diputados y cinco millones de votos son mucha tela. Deberíamos respetarnos más entre todos y no romper puentes. Excepto que precisamente lo que desean algunos sea romperlos para que no se puedan cruzar ni mojándose la barriga.

Podemos no es el leninismo 3.0. Cosa distinta es que dentro de Podemos haya leninistas, anarquistas o comunistas. También dentro de otros partidos políticos hay mezclas escondidas, y nadie dice nada. Incluso dentro del PP había jetas que acaban en la cárcel presuntamente por robar.

Nada hay más y mejor para restar sentido al leninismo 3.0, que exigirles entrar a gestionar desde la responsabilidad, desde el gobierno. Trabajar en los gobiernos cura las enfermedades infantiles de todo el mundo, excepto al PP que sigue creyendo que está gestionando una casita de muñecas o a lo sumo una comunidad de muchos vecinos.

Las propuestas de Felipe son absurdas en la táctica y eso demuestra que ya no está conociendo bien a los españoles, que ya no lee lo suficiente, que no toma cañas en los bares de su Madrid o Sevilla. Sus amigos son otros y ya no se mojan el gaznate en las tascas sino en las Urbanizaciones. Y eso se nota. Con su propuesta, Podemos se frotaría las manos pues quedaría como único grupo en la oposición parlamentaria y social. Tendría que esperar Podemos cuatro años a lo sumo (que serán dos) y prepararse para llenar España con su poder. Ya no se trataría de entrar con el permiso de nadie, sino sólo con el empuje de los españoles. Eso o la posibilidad de que ese gobierno raro del PP y PSOE fuera capaz de volver a izar a la clase media, con permiso de Europa que sólo quiere una España criada barata del resto.

Para cambiar los errores, hay que ser más flexible

Muchas veces en algunos planteamientos empresariales o de organización reconocemos al ver los resultados y tras un análisis calmado, que nos hemos equivocado, que no hemos logrado lo deseado, que todavía tenemos tiempo para rectificar. Los objetivos se han quedado cortos o en cambio se nos han reconvertido —al ir hacia otra dirección— en pequeños o grandes fracasos. Hay que cambiar el enfoque de nuestras actuaciones, buscar otros puntos de vista, otro tipo de acciones.

 Hay que empezar por formular la situación desde diversos enfoques, desde más opciones y posibilidades, desde otros puntos de vista.

 Hay que mezclar las ideas que ya teníamos, para ver si surgen entre ellas, nuevas posibilidades. La suma de partes, pueden dar un resultado diferente.

 Hay que buscar otros puntos de vista propios, moviendo las ideas viejas desde otra óptica, hacia posiciones diferentes, para analizar si algo importante cambia.

 Hay que analizar los errores cometidos, ver los motivos de su crecimiento y plantear soluciones a los mismos desde la nueva estrategia, pues es muy posible que intenten volverse a repetir.

 Intenta ver el problema surgido como si fueras otra persona, como si estuvieras “fuera”, como si tuvieras la necesidad de analizarlo desde otra perspectiva.

 Introduce en el equipo a una persona nueva, diferente al resto, con otras ideas que puedan complementar todo lo que se ha hecho hasta ahora.

 Algo hay que dejar en el camino, negocia contigo mismo, elige, hay que cambiar, toca cambiar, pues si no modificamos los anterior repetiremos los mismos resultados.

27.1.16

Copiemos de los niños para aprender a dirigir a los adultos

Vamos a empezar la entrada con unas frases del profesor, perdón, del maestro César Bona: “Todo educador debe adaptarse al motor imparable y entusiasmado del niño. Hay que motivarlos, estimular su creatividad, aguijonear su curiosidad, pues son habitantes del presente”.

Y ahora vamos a cambiar levemente esta frase para adaptarla a educar equipos de personas adultas, para gestionar hacia la excelencia a las personas de un equipo:  “Todo gestor de RRHH debe impulsar el motor imparable y entusiasta de cada uno de sus integrantes. Hay que motivarlos, estimular su creatividad, aguijonear su curiosidad, pues son habitantes del presente”.

Es así de sencillo, pues siempre estamos hablando de seres humanos inteligentes, con ganas de colaborar, de ser mejores, de que su trabajo sea más válido. De personas que además de querer ser motivadas deseas ser reconocidas en el éxito de su trabajo. ¿Que hay diferencias? Ya. Lo sé. Lo sabes tú. Sí. Nada es una balsa de aceite. Menos mal. Pero de todo se aprende y con todos se puede sacar un objetivo válido, muchas veces sólo con planteárselo, y si sabemos elegir para cada persona una meta a diferente altura, a distinta distancia.

Iñaki Gabilondo hace tres preguntas en Cadena Ser. Sólo 3

Tres preguntas que hoy mismo se ha hecho Iñaki Gabilondo desde la Cadena Ser. Son muy sencillas de responder, pero nadie quiere responderlas, nadie parece tener, desde los que deben responderlas, bemoles para responder a España.

 "Señor Felipe González, ¿a este Partido Popular, con Rajoy a la cabeza, sin regeneración de ningún tipo, es al que el PSOE debe facilitar seguir gobernando?".

 “¿Cómo es posible que ni siquiera cuando hace unos días un juez elevó al PP a la categoría de imputado saliera nadie a la palestra para decir algo, para asumir algo o para afrontar algo?”

 "¿A partir de cuántos casos aislados dejan de ser casos aislados, señor Rajoy?",

Este anuncio se publicó ayer. No es broma, es tristeza

Este anuncio a página entera se publicó ayer en El País. No es falso, no es una broma, es simplemente una cr´tica, un dolor, una pena sarcástica, una verdad pagada con dinero por el que lo tiene. España es así, aunque nos cueste entenderla.

Tras lo de Valencia, si gobernara el PP, seríamos unos mierdas

En política ir de pardillo se paga caro, aunque se tenga razón y se crea que con ello es suficiente para demostrar camino. A Pablo Iglesias le sucede que aun leyendo mucho, ha jugado poco a Maquiavelo en el tablero del ajedrez de los viejos osos. Y los han mandado al gallinero en lo que parecía una completa negociación para ser Vicepresidente, sin haberle preguntado a Felipe González qué le parecía eso de aparecer como el segundo del Gobierno.

Podemos acojona a los inmovilistas. Ellos sabrán porqué. Yo también lo sé. Está plagado (con perdón) de ineptos políticos que piensan que ya han asaltado el Palacio de Invierno, sin darse cuenta de que dentro hay muchas clases de osos y algunos saben defenderse poniendo zancadillas 2.0.  

En Podemos hay gente maravillosa, hay profesionales sociales. Hay políticos de nivel y que saben lo que se debe hacer. Pero hay también mucha CUP y eso acojona. Algún día se darán cuenta. A las ratas no hay que asustarlas ni enseñarles en qué lugar se las puede engañar, pues huyen. Si Podemos quiere asentarse para poder trabajar bien por la sociedad, debe pulir los mensajes pequeños de las bases llenas de viejas glorias expulsadas del sistema incluso por ellos mismos. Deben prohibir asustar hasta que tengan poder de gobernar. Luego ya veremos.

Felipe González no está gagá, es falso esto, simplemente es que ha cambiado de amigos y ahora defiende a otros. Suele suceder. Él, os lo aseguro, no va de pardillo. Pero las amistades sin querer queriendo importan. Tras lo de Valencia, si al final gobernara el PP, demostraríamos que España es una mierda. Pero nosotros mismos, ante la historia ya lo hemos demostrado en otras ocasiones.

26.1.16

Dirigir RRHH: Selección, gestión y formación

Cuando hablamos (en general) de productividad, de buenos resultados profesional o empresariales, de acercarnos a la excelencia a costa de trabajar en equipos bien dirigidos, nos referimos a los grupos humanos como algo complejo de dirigir, mientras que nos olvidamos que muchos de nosotros nos creemos entrenadores deportivos creyendo que es sencillo dirigir a grupos de personas. Ni lo uno, ni lo otro. Tal vez el punto más complejo de dirigir un equipo, sea esa selección de los integrantes, para que siendo complementarios, sean también generosos, capaces de trabajar en conjunto hacia el mismo objetivo, pero sabiendo la labor de cada integrante. Y luego gestionar cada acción, sobre todo las derrotas, que son el punto flaco de toda organización. No, no me olvido de la formación interna y constante, eso es imprescindible para funcionar bien, pero de eso hablo en otras entradas.

La productividad es mucho más que la optimización de equipos de personas, y para este menester se han escrito decenas de libros (¿centenares?) a lo largo de muchos siglos, incluidos los griegos.

No es posible salir al campo de la producción —si formas parte de un equipo de recursos humanos— con el miedo atenazando los trabajos que debes y sabes hacer. No es posible que el jefe del equipo, el líder que debe dar las órdenes y marcar los objetivos se conforme simplemente con no perder. Siempre hay que trabajar saliendo a ganar, convencidos de que podemos, de que somos los mejores, de que tenemos recursos ante todo tipo de problemas. Si en cambio salimos a los mercados, a los campos de batalla, convencidos de que nuestra competencia es mejor que nosotros, incluso si pensamos que los tiempos son duros y por ello muy complejo triunfar, que llevamos unos meses muy cansados, o al contrario, que como somos tan guapos que con silbar vamos a triunfar, lo normal es perder los partidos de la vida laboral y vital, contra nuestra competencia, y por nuestra incompetencia.

Tan importante es saber que los demás son buenos, cómo no pensar que nosotros somos peores.

Un equipo es un grupo de personas bien dirigidas que tienen un proyecto en común y sobre todo, una meta muy marcada hacia la que hay que ir sin dilación, entregando lo mejor de cada integrante del equipo, pues un equipo es la suma de varias o de muchas individualidades y en algunas ocasiones cada uno de sus miembros tendrán que demostrar que son buenos, con la misma seguridad con la que trabajan luego en equipo. En un equipo nadie gana, todos ganan. Nadie pierde, es el equipo quien pierde.

Cada persona somos responsables de hacer mal el trabajo, pero el Jefe o Líder más, por no saber motivar, por no saber marcar la hoja de ruta con arreglo a la suma de las competencias del equipo, por no lograr convencerles de que eran más eficaces que la competencia. Cuando un equipo falla en algo muy importante, la obligación de los gestores es analizar la situación y procurar los cambios necesarios para que no se vuelvan a producir estos fallos de equipo productivo. Pero cada error debe servir para mejorar, para ajustar, para motivar más si cabe.

Banksy nos llama miserables a todos. Por hacer o por callar

El reconocido artista Banksy vuelve a trabajar en la calles de Londres, con la obra "Los Miserables" que ha revuelto las tripas al sistema que nunca acepta las críticas y que enseguida se ha revuelto para taparla con planchas de madera, no vaya a crear una revolución con una simple pintada callejera. Al menos no han tenido los bemoles de destruirla aunque por ganas no habrá sido.

El artista británico Banksy buscó una esquina enfrente de la embajada francesa en Londres para criticar el uso reciente de gas lacrimógeno en el campo de refugiados de Calais Selva ubicada en Francia.

La selva Calais es el apodo dado a un campamento de inmigrantes en las proximidades de Calais, Francia, donde los inmigrantes malviven mientras intentan entrar en el Reino Unido. Los inmigrantes, que con frecuencia se esconden en camiones, barcos, coches, o los trenes que viajan a través del puerto de Calais o la terminal del Eurotúnel, son una mezcla de los refugiados de guerra, solicitantes de asilo y emigrantes por motivos diversos de unos territorios destrozados por la violencia.

"Los Miserables", un libro de Víctor Hugo es considerada una de las más grandes novelas del siglo XIX. La novela profundiza en la historia de Francia, la arquitectura y el diseño urbano de París, la política, la filosofía moral, la antimonarquía, la justicia, la religión y los tipos y la naturaleza del amor romántico y familiar. La obra de Banksy viene con un código QR que enlaza con un video que se puede ver en esta dirección.
 

25.1.16

Sondeo electoral enero 2016 para España

¿Quien dijo que los sondeos no son variados y de múltiples modelos? Os dejo uno que acaban de publicar desde My Worl, que casi no modifica nada desde el 20D. El PP: 28,0% (-0,7), el PSOE: 21,3% (-0,7), Podemos: 20,3% (-0,4), C’s: 14,4% (+0,5), IU: 4,7% (+1,0). Claro que…, hay algunas cosas curiosas. IU-Unidad Popular asciendo un 1% que es mucho sobre el 3,7% que tenían.  Ciudadanos también sube un 0,5% dentro de los pequeños cambios. Y en cambio tanto el PP como PSOE o Podemos bajan décimas, pero bajan. No me sirve de mucho tener estos datos, como a vosotrxs, pero os los dejo sabiendo que lo han realizado para la Cadena Ser pero no teniendo datos del número de personas encuestadas.

¿Y si Felipe VI llamara a Felipe, a Aznar, a Anguita, a Solana, a Herrero de Miñón?

Media España está esperando como agua de mayo las palabras de Felipe González sobre el actual momento de la política en España. Que me digo yo…, si todos estamos pendientes de las palabras de Felipe…, ¿No sería lógico que el Rey lo propusiera como Presidente? Estoy seguro que en cuanto lea estas líneas José María Aznar, que (je je je) nunca las leerá, se apresurará a escribir también otro artículo, para ver si cuela.

Somos viejos, admitimos a los viejos nuevos, estamos pendiente de lo que nos dirá “papá” Felipe, somos conservadores de aupa, necesitamos que Guerra, el Alfonso, venga y nos ponga orden en esta casa de lodos. Pero algo sí ha cambiado. Ahora El País es ya de derechas. Incluso el Presidente del BBVA nos advierte de que la política y los empresarios han estado demasiado mezclados. Jodo petaca.

Faltan arrestos, Felipe VI debería mostrarlos un poco. Es sencillo. Bastaría como con cualquier Presidente de República con capacidad para medrar, que con llamar a según quien y a según quien no, bastaría para que todos se acojonaran un poco más. Imaginemos que Felipe VI llama a consultas a Felipe, a Aznar, a Bono, a Anguita, a Solana, a Herrero de Miñón. Sin resultados publicados, sólo para amedrentar, para que los viejos nuevos, y los nuevos viejos se plantearan que si son ellos los que se han presentado, deben ser ellos los que sin jugar al ajedrez, debe jugársela. Todo lo demás son trucos.

Lista de los problemas del mundo globalizado actual

La crisis del sistema nos ha llevado a una Europa y a un mundo globalizado, con nuevos y diversos problemas a los que de momento no sabemos dar respuesta positiva, válida y rápida. Estamos sin duda ante un momento de la historia complejo y delicado, pues aunque es cierto que gran parte de estos problemas no son nuevos, otros sí y sobre todo son asuntos que se han juntado todos a la vez, sin soluciones aparentes y en constante crecimiento. Nuestra obligación personal es formarnos cada vez mejor, trabajar en busca de la excelencia en un puesto en el que nos sintamos bien, no caer en los consumismos programados, participar en la sociedad, exigir dignidad en el trabajo y respeto en nuestra relación con la sociedad que nos rodea.

Veamos una lista de estos problemas globalizados contra los que tenemos que pelearnos todos los días.

Desempleo y pérdida de calidad en el empleo.
Desigualdad social en aumento.
Hambruna en el mundo en decrecimiento pero tremenda.
Crisis energética de variado tipo incluso estratégica.
Cambio climático sin acuerdos globalizados serios.
Uso de la economía como laboratorio de beneficios.
Globalización mala sin aportar beneficio social.
Crisis económica que afecta sólo a las clases medias y pobres.
Consumismo absurdo y programado para su obsolescencia.
Crisis del modelo capitalista conocido y sin recambio teórico de otro.
Guerras terroristas no declaradas como tal.
Crisis de valores sociales y familiares.
Descrecimiento vegetativo en el mundo occidental.
Crisis de la propia democracia como concepto participativo.
Sanidad muy mal repartida entre las personas.
Educación no actualizada y con menos calidad de la necesaria.
Juventud sin futuro de independencia vital.
Independentismo personal y desafección social.

Parecemos insistir mentalmente que por los caminos que hemos tomado vamos al caos y al hundimiento social, pero se nos obliga a pensar que como colectivo social no seremos capaces de exigirnos y de repensar que las personas sí somos capaces de tomar decisiones y de cambiar lo que parece predestinado a suceder.

Cada uno de nosotros somos importantes actores que debemos poder dominar las consecuencias de los desastres, si no los hemos convertido antes en inevitables. No debemos abandonar de nuestras responsabilidad o pensar que no las tenemos.

La sociedad mundial, la europea o la española, caminará a ese desastre que nos avisan, pero sólo si no somos capaces de tomar las decisiones de sentido común y las que ya sabemos que hay que tomar pues los análisis previos ya los hemos realizado. Solo si nos empeñamos a no querer ver, y si admitimos que las ideologías y beneficios personales priman sobre todos los demás, nos hundiremos.

¡Rápido! avisar a la policía, que ya han entrado los viejos nuevos en Palacio

Estamos en plena crisis, así que sólo los lunáticos cuerdos serán capaces de sacarnos de este marasmo, aunque no sabemos si hacia la locura colectiva o hacia la nada. No hay más posibilidades. Los cambios nos esconden, nos necesitan pero minimizados; las divergencias arrecian mientras nadie es capaz de ver la salida. Cuando todo está negro, oscuro hasta tropezar mil veces cien, lo normal es dejarte los piños en cualquier esquina aunque sea blanda. Como nos venga de frente una sola y simple volada de viento, nos derrumbará. Debemos empezar a pensar en sujetarnos en alguien, o en llamar a la policía enemiga. Los viejos nuevos ya han entrado en Palacio. Sólo es cuestión de meses.

24.1.16

El orden de los factores, en la negociación, sí altera el producto

Ya habrán notado todos ustedes que ahora nadie quiere ser Presidente del Gobierno en España. Llevamos varias décadas pensando que es un chollo, y ahora ningún político con posibilidades reales quiere ser. Nadie quiere intentarlo primero que los “otros”. Jodo. Ya se habla de la posibilidad cada vez más cerca de que el Rey nombre como candidato a una persona independiente de los partidos, es decir, dependiente de otros sitios. O presuntamente independiente. O dependiente de Ciudadanos. O viejo dependiente de otros tiempos. La ley de Dependencia, en versión manipulación social y casi histórica.

Que Rajoy no quiera ser el primero choca, Que tampoco lo quiera intentar Sánchez, molesta. Que todos entendamos que Podemos dan miedo, acojona por lo de mierdecillas que somos. Que Ciudadanos con 40 sea la alternativa asombra. Buscan sin decirlo el cadáver del “otro” sin darse cuenta que igual “el otro” son todos.

Rajoy y Sánchez saben que en el fondo lo que quieren es juntarse los dos a gobernar. Pero que además esto les salga gratis y dure mucho. Algo complicado tras estos últimos cuatro años de mierda. Y le han dado tantas vueltas en secreto a la jugada que se han perdido. Hay que volver a repartir cartas, se dicen entre todos, pero volver a otras elecciones no garantiza que te entre mejor mano. ¿Y ahora qué?

Por cierto la jugada “maestra” de Iglesias se le puede volver en su contra por esa chulería del novato, que con buenas cartas pone sobre la mesa todos los restos y se nota mucho el truco. Hay que ser más listo, avanzar en el trato y cuando ya esté “casi”, sacar el “truco”. Y lo han hecho al revés. El orden de los factores, en política y en la negociación, sí altera el producto.

Trece 13 ideas o apuntes para salir del paro o desempleo

El grave problema del paro y desempleo en España nos parece irresoluble, aumentado en los últimos años por el empleo precario y sin calidad social ni económica. Tenemos la sensación de que en muchos años no lograremos crear empleos nuevos netos, que sean capaces de dar trabajo a millones de españoles, y sobre todo que sirvan para crear riqueza en nuestra sociedad, para que los españoles sí sientan dignificados por su trabajo y por lo que obtienen por el mismo. ¿Tan complicado es crear nuevos empleos? Veamos alguna claves para intentar entender esto.

  Los empleos sólo los pueden crear empresas, sean estas privadas o públicas.

 Realmente los empleos los crean otras personas con sus decisione, que son quienes toman decisiones a través de empresas.

 Todas las empresas privadas tienen como meta obtener más beneficios. Hasta hace unos años se pensaba que crecer era el mejor camino; ahora se piensa que bajar los gastos es el mejor camino.

 Todas (casi) las empresas que hoy existen están endeudadas y necesitan recapitalizar sus contabilidades.

 Casi todas las empresas necesitan con urgencia volver a invertir en nuevas tecnologías de producción, pues durante estos años no lo hen hecho, y todo el proceso se ha ido quedando viejo y obsoleto.

 Las empresas no van a crecer para facturar más, mientras no vean una economía pública limpia y clara, y una facilidad de crédito.

 Las empresas antes de crecer para facturar más, reestructurarán sus gastos, sus plantillas (más), su tipo de producción, su tipo de cliente, su gestión.

 Cuando salgamos de la actual situación de crisis del sistema y las empresas empiecen a tener algún beneficio, lo emplearán en pagar deudas en primer lugar. Tras ello, volverán a invertir en nuevos procesos de producción y tras ello, empezarán a contratar a más gente para crecer en tamaño.

 La forma de entender las relaciones laborales YA han cambiado. Los viejos empresarios quieren una manera diferente de contratar, de pagar, de despedir, de emplear los RRHH. Los nuevos empresarios están necesitando inventar nuevas formas de relacionarse con los equipos de personas.

 La única manera para los trabajadores de salir de este círculo asfixiante de poco y mal trabajo es EMPRENDER y crear sus propios trabajos. Pero con más formación y sobre todo con sumo cuidado en las inversiones, aupándose desde equipos y no desde una forma individual. Emprender nuevos proyectos es complicado, pero el éxito gratifica.

 Lo más complejo no es conseguir la financiación para un proyecto nuestro, esto muchas veces es falso. Lo más complicado es encontrar un proyecto válido, rentable, que tú mismo te lo creas de verdad. Si quieres ser empresario de tu propio puesto de trabajo, debes buscar una buena idea que sea rentable. Si es rentable encontrarás quien te preste dinero para obtener esa rentabilidad. Pero antes tienes que demostrarles que tu idea es rentable.

 Convertirte en empresario, aunque sea sin trabajadores, es un riesgo. Efectivamente. ¿Y? ¿No es un riesgo estar desempleado tras haber realizado una formación alta durante muchos años? ¿No es un riesgo irte a China, Alemania o Chile a trabajar por cuenta ajena?

 Piensa SIEMPRE en los beneficios de tu empresa, pero no pienses NUNCA en repartirlos como si fueran el premio a tu trabajo bien hecho. Los beneficios son para reinvertir y pagar deudas, para capitalizar y estar más seguro, para ser mejor que tu competencia o para aprender, para crecer despacio o para diversificar tus proyectos. Los beneficios son para perderlos o bien para multiplicarlos.

Todas estas pequeñas claves se resumen en una sola. Debemos emprender, estudiar la manera de crear nuestro propio puesto de trabajo, nuestra propia empresa por pequeña que sea. Saber qué podemos hacer, en qué somos buenos, hasta dónde podemos invertir, con quien podemos contar para intentarlo. La formación empresarial es una buena manera de tener formación profesional.

21.1.16

Mariano Rajoy no tiene casi nada que hacer. Vaya

Se mueven todos en Madrid, menos Mariano Rajoy que está atento a que le llame Puigdemont aunque sea falso.

—Tengo la agenda muy libre— nos advierte Rajoy en un engaño telefónico que nos dice mucho más que si fuera verdadero.

Si el señor que está esperando a que lo designen candidato a Presidente del Gobierno, en la semana clave para las negociaciones y en su caso para buscar ministros y aledaños, cuando debería estar preparando los discursos de intento de investidura, admite que tiene la agenda muy libre, es que este santo país no necesita soluciones ante los problemas, pues no parece tenerlos siendo un país de maravillosos sueños. ¿La agenda vacía con casi cinco millones de parados? ¿Y no le da pena decirlo?

Rajoy tenía pocas posibilidades de alzarse con la responsabilidad, pero tras su caída en mala suerte tiene muchas menos, excepto que este santo país no sea serio. ¿Cuando los del partido Popular se van a dar cuenta que hay que cambiar de técnicas políticas para recuperar lo que no es entendible que hayan perdido en sólo cuatro años, habiendo adquirido un poder extraordinario?

20.1.16

¿Para qué sirven los libros, todos los libros?

Los libros son un contenedor de vidas, de viajes, de experiencias, de posibilidades. Los libros son múltiples, muy variados, silenciosos, útiles, fieles, pacientes, amables. Los libros saben esperar, y sólo con abrirlos ya te puedes poner a viajar por el mundo, por los mundos, por las historias y entre las personas. Viajar con un libro es muy sencillo, te pide muy poco, sólo que lo abras y te metas dentro. A veces incluso los libros son gratuitos, pero siempre mucho más baratos que lo que ofrecen, pues la felicidad no tiene precio, la formación muchas veces tampoco, el poder soñar con lo que tú elijas es un un lujo muy barato. No vendo libros, vendo posibilidades.

19.1.16

Y Ronald Reagan les convenció para jodernos

El otro día me chupé unos discursos en la calle de Ronald Reagan a sus gentes en esa América rural y recia, que sabe perfectamente lo que necesitan aunque parezca brusca y ruda (soy así de raro, chupándome a Reagan). Y Ronald Reagan también sabía perfectamente qué querían escuchar aquellas familias amarronadas por el campo y el sol. En aquel momento —en el mío del momento mientras escuchaba— me dí cuenta claramente por qué ganó Ronald Reagan a Jimmy Carter que se presentaba a la reelección, y por una diferencia de casi un 10%. Ronald Reagan sabía emplear los marcos mentales como nadie.

Han pasado 35 años, pero el actor Ronald Reagan se impuso claramente sobre todos sus contrincantes, tanto en el partido Republicano primero para ser el elegido como candidato como en el Demócrata al final, simplemente porque dominaba como nadie el mensaje, la palabra, los gestos, las miradas a sus interlocutores, la televisión, los lugares desde donde se dirigía a la gente y los temas sobre los que debía hablarles. Claramente estaba haciendo una gran película que le salió perfecta. A él, claro, al mundo no.

¿Deben pues ser actores los aspirantes a Presidentes? No, claro que no. Pero ayuda. Los votantes elegimos por muy diversas causas, por la suma de muy diversos factores donde la credibilidad es fundamental. Y a veces para ser creíble o no serlo, funciona muy bien la aptitud dentro de la actitud. En el caso de Reagan fue al revés, primó la actitud sobre la aptitud. Y ganó. Y ganó porque sabía en cada momento a quien se estaba dirigiendo y qué era lo que les debía decir.

Hablaba a la gente como ellos querían escuchar. Cómo si Reagan fuera de ellos mismos, como un gran conocedor de sus micro problemas para los que planteaba macro soluciones muy sencillas. Muchas veces les planteaba soluciones de barra de bar, de esas que todos hemos escuchado en la tertulia de copas. De las que todos nosotros (o casi) hemos planteado idiotamente creyendo que es sólo sentido común. Por ejemplo: Si no hay trabajo y los inmigrantes sí tienen trabajo, lo sencillo para tener más trabajo es expulsar a los inmigrantes. Más fácil imposible. Más idiota tampoco.

Efectivamente Ronald Reagan gobernó como había hablado en su campaña electoral. Con dureza y sentido común cortito de miras hacia la sociedad, creando lo que todavía se recuerda como el inicio de la peor época de liberalismo caduco, bajada brutal de impuestos y libertad total de los mercados, con un control exquisito sobre todo lo que se meneara, fueran delincuentes o huelgistas. Eso sí, tuvo la enorme suerte de contar en el mismo momento histórico con la ayuda mucho más inteligente y dura de su “amiga” Margaret Thatcher desde Reino Unido. Todavía estamos sufriendo de aquellas ideas que acabaron por mover Europa hacia las privatizaciones y la pérdida del sentido del Estado de Bienestar como una organización común hacia los ciudadanos.

17.1.16

Ya sabemos cómo será el próximo Gobierno de la España frágil

Por si teníamos dudas los españoles y en concreto los políticos de este santo país llamado España sobre qué había que hacer en estas próximas semanas para conformar o no un gobierno válido al menos para ponernos a andar, hoy El País nos manda un “recadito” claro y contundente, no sabemos si de cosecha propia o apoyado desde los IBEX o desde las cloacas de Europa, que todo puede ser y además qué nos importa si al final sirve para funcionar mejor que hasta ahora. Por cierto, las cloacas no siempre son esos lugares donde se guarda la mierda, también son esos pasillos donde se esconden los que no dan la cara, los que dan miedo y los que en caso de conflicto dicen que se esconden para la gobernabilidad de las instituciones. ¿Y qué nos han dicho todos esos y algunos más a la España frágil?

—Muchachos, hay que pactar.   

Y en esas están todos, en secretillo, de tapadillo, por Telegram que es ahora la forma en la que se configuran los gobiernos. Todo está atado y bien atado, mientras no se caiga Telegram y nos quedemos sin saber el futuro, el siguiente movimiento del alfil o la torre.    

El asunto ahora está en una fase simpática. En serio. Todos contra el PP, que se lo ha ganado a pulso por ser prepotente y no saber que cuando se tiene mayoría absoluta es la mejor forma de ser generoso, pues te sobra para regalar a todos. Ir de prepotente lo va a pagar Mariano con la pérdida de todo.   

Se habla de sumar el PSOE (92) con Ciudadanos (40) y con Podemos “auténtico" (42) más IU (2) hasta llegar a los 176. ¿Les parece imposible? No. Ya verán. Se trata de gobernar hasta la primavera de 2017, en una legislatura muy corta, donde además de plantear acciones urgentes contra los desahucios y la pobreza, el desempleo de larga duración y la derogación de gran parte de la reforma laboral y la Ley Mordaza, se modifiquen aspectos de la Ley Electoral que deja la Constitución sin tenerla que cambiar, se cambien personas en los estamentos judiciales para entrar a saco contra los que han robado desde la política o desde estamentos públicos y se ambien nombres de TVE y de organismo públicos capaces de poder manipular ante las próximas elecciones.

Vamos, es simplemente hacer un reset y limpiar el lodazal, sin favorecer a nadie en concreto, favoreciendo a todos un poco, favoreciendo sobre todo a la sociedad que más ha sufrido la crisis, favoreciendo que se nos vacíe la RAM de programas ya viejos que no sirven para nada. Y sin cabrear a Europa, que esa es otra.

¿Y Cataluña? Bueno, con Puigdemont  es mucho más fácil que con Más, pues este President sabe que “los tiempos y los tempos” son una herramienta más de todo el proceso y que lo importante no es llegar agotado, sino llegar con alegría y soluciones. Cataluña necesita soluciones y no cabras de la legión como algunos tontos quieren insinuar. Cataluña, pero también el País Vasco, Valencia, Galicia, Aragón e incluso una nueva Andalucía necesita política y diálogo para saber caminar juntos pero no revueltos. Y eso sólo es posible hacerlo desde la calma, la transigencia (si, lo contrario de la intransigencia) y el visión de futuro. Si queremos diseñar la España del siglo XXI hay que empezar por parar la pelota durante 18 meses y ponernos a trabajar sin las corbatas que nos aprietan en gaznate de la mala baba vieja del siglo XX.