22.12.06

Adiós a 6 años en el foro Macuarium

No soporto la falta de libertad, lo siento, es como una enfermedad que tengo desde pequeñico y que me produce repelús.

Llevaba 6 años participando bastante activamente en el foro www.macuarium.com sobre todo en temas de artes gráficas que es de lo que más entiendo. Muchas veces una solución o una opinión sobre un tema técnico se cotiza en muchos euros si se acude a un auditor/consultor de calidad o de inversiones. Pero un buen grupo de voluntarios fueron formando un equipo amante de los ordenadores MAC que ayudaban a los nuevos, cada uno con sus conocimientos y siempre de manera respetuosa y altruista.

Aquello fue perdiendo interés para mi cuando empezaron a prohibir ciertos temas de discusión, porque no fueron capaces de encontrar las fórmulas que encauzara el diálogo sin que los abusos de los insultos llenaran las páginas. Nadie dijo nunca que aquello fuera sencillo, y en cambio si que leí muchas veces que aquella era la casa de unos señores particulares y que en donde a nadie nos obligan a entrar, pero que las normas las ponen los dueños del local. Algo lógico aunque suene a feo. Yo lo admití y seguí participando.

Pero la gota que ha colmado el vaso es la desaparición de un tema recién iniciado por mi sobre “Adicciones” para dar voz y recoger opiniones sobre un tema en el que estoy trabajando para mi barrio. Se me borró el tema sin consultarme, se me cerró sin cerrarse; es decir, se quitó de en medio porque molestaba y sin posibilidad alguna de defensa por mi parte. Llevaba desde febrero de 2001 visitando cada día el mismo lugar.

Tuve que solicitar una explicación al moderador para saber si había sido un error de la informática o un hecho deliberado y la respuesta me aclaró muy amablemente que mi tema sobraba.

Yo, muy educado siempre con todos, respondí con unas gracias lo suficientemente escuetas como para levantar sospechas, pero está claro que los 6 años de visitas y colaboraciones diarias a la misma casa no han servido para que nadie fuera capaz de darme el beneficio de la duda.

No he querido despedirme de nadie, también podrían borrarme del mapa forero, así que aun sabiendo que aquí nadie de los responsables me va a leer, cumplo con mi obligación moral de deciros “hasta otra, colegas de ordenador, gracias por soportarme mis consejos gratuitos durante años y perdonar por no ser capaz de aguantar más en un sitio en donde mi libertad era de un tamaño mayor al que me permitíais tener”.

Me voy al limbo de los nadie, donde sé que están muy buenos amigos que antes que ya optaron por el mismo camino. Un día, igual alguien se plantea qué está pasando para que muchas mentes decidan lo mismo, en un goteo imparable.

Seguiré leyendo a los amigos. Y si alguien me hace el favor de leerme aquí y contesta con algún comentario, en esta entrada diga lo que diga, no será censurado absolutamente nada de su comentario, para no caer en la misma trampa de la que me quejo.