14.2.16

También en Europa son cochinas las personas incívicas

La capacidad de ser cochinos, incívicos y bobos es innato con las personas que han crecido dentro de los parámetros del nulo respeto hacia lo público. Sea Zaragoza, o sea Bruselas. Somos incapaces de cuidar lo que creemos que no es nuestro pues nos pensamos que debe ser “de otros”, cuando en realidad es de todos. Este buzón es de Bruselas, podría ser de otra ciudad diferente de muchos otros países europeos. Es verdad que las nuevas “modas” han creados modos de información, que además de absurdos y cochinos no sirven de nada. Y que la multiplicación de la suciedad en los objetos comunes crece hasta el abuso. Pero sin duda, la NO limpieza de los objetos, ayuda. Junto a las pegatinas podemos observar —si nos fijamos en la ventanilla de los horarios de información de recogida— que esa suciedad amarronada no son pegatinas. Es falta de limpieza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario