2.2.16

Podemos debe aprender a jugar en la negociación sin meter miedo

El Rey tampoco cree en Mariano y ha decidido proponer la iniciativa de gobernar España a Pedro Sánchez que la ha aceptado, asumiendo la complicación con valentía y no como Mariano. Es decir, PSOE 1 - PP 0. ¿Pero es posible llegar a buen término?

Si. Que no sea sencillo no quiere decir que sea ni imposible, incluso ni complicado. Depende de los negociadores y de las formas, de los pasos y su orden y también de los medios de comunicación que enseguida empezarán a continuar con sus andanzas hacia un lado o hacia otro. Jugar con los sondeos será una buena herramienta. 

Hay que ser duro en las negociaciones, y lo serán todos los implicados. Y meter en ellas además de programas y decisiones rápidas y urgentes, planes para el medio plazo. El Senado será una zancadilla que no se podrá sortear más de 18 meses. Hay que introducir en la negociación cargos NO ministeriales, movimientos de peones y alfiles, desde la generosidad hacia ambos lados ideológicos, desde las soluciones complejas en los problemas territoriales, preparando unas nuevas elecciones generales para finales de 2017. 

¿Con quien? Pues ya lo apunté hace un mes en este mismo blog. Con la suma del PSOE, Ciudadanos, IU, el Podemos más nacional del que se podrían descolgar las Mareas territoriales, y muy posiblemente el PNV. ¿A cambio de qué? Pues sin duda de más visibilidad, de controles claros en herramientas imprescindibles en todo Estado moderno democrático, de colaborar en las necesarias reformas de la nueva España y de la derogación de barbaridades antisociales, de repartir pocos ministerios pero importantes y a cambio entregar otros puestos de gobierno anexo. 

A Podemos no le interesa gobernar pues prefiere unas nuevas elecciones, pero ojo que tampoco le interesa aparecer como el que no quiere gobernar por tácticas que nos pueden llevar a situaciones peores para los problemas sociales, ni ser los partícipes de una vuelta del PP aunque fuera con otra cara. Para convencerlos enseguida aparecerán sondeos, declaraciones amigables reclamando responsabilidad, palmaditas de esa parte que les falta a Podemos para completar su asalta al Palacio de Invierno. ¿Se puede poner muy duro Podemos para que aparezca como el que no logra nada y por eso no apoya? Es posible, pero en eso está el juego y la teoría. Los movimientos por cierto siempre son (casi) secretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario