2.2.16

Nadie nos quiere gobernar. Ya somos anarquistas y sin saberlo

Nadie quiere gobernar en España. Aunque es mentira. Nadie quiere gobernar dando la cada, de frente, por ley, con arreglo a los métodos de antes. Es decir, haciendo caso a lo que dictan los ciudadanos. Todo son pegas de mal pagador, yo no, tú antes, si contigo no me ajunto, a mi no me toca, vosotros no que sois leninistas.

Los leninistas existen, dicen en El País, que de eso debe entender mucho, como de casi todo. Yo sabía lo de los comunistas con rabo que nos regalaban caramelos envenenados a los chicos buenos. Pero entonces no nos llegaron a explicar lo de los leninistas, de queden ser una fase peor. Ahora estos nos dan internet envenenado, programas de televisión basura. Los del Sálvame deben ser leninistas, seguro.

Al paso que vamos tendrá que ser Felipe VI quien se someta a la investidura, él sólo, con Leticia de Vicepresidenta. Y aquí está el truco. Todos son hombres y esto desvirtúa las opciones de paridad. ¿Se han dado cuenta que los segundones en opciones son todo mujeres? Si no existieran habría que reinventarlas. Pero no, calma, que al final saldrá un técnico, un fontanero o un electricista mayor, que dirá que él sí, que se atreve, que para eso fue ministro antes. Que lo va a intentar. Estamos quedando los españoles como unos cocheros sin limpiar los caballos, unos patanes que a poco que nos vuelvan a preguntar votaremos lo mismo, aunque sólo sea para joder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario