25.1.16

¡Rápido! avisar a la policía, que ya han entrado los viejos nuevos en Palacio

Estamos en plena crisis, así que sólo los lunáticos cuerdos serán capaces de sacarnos de este marasmo, aunque no sabemos si hacia la locura colectiva o hacia la nada. No hay más posibilidades. Los cambios nos esconden, nos necesitan pero minimizados; las divergencias arrecian mientras nadie es capaz de ver la salida. Cuando todo está negro, oscuro hasta tropezar mil veces cien, lo normal es dejarte los piños en cualquier esquina aunque sea blanda. Como nos venga de frente una sola y simple volada de viento, nos derrumbará. Debemos empezar a pensar en sujetarnos en alguien, o en llamar a la policía enemiga. Los viejos nuevos ya han entrado en Palacio. Sólo es cuestión de meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario