28.1.16

Felipe deja de ser un joven anciano para ser un viejo joven

Felipe González nos escribe a todos desde El País y este medio le dedica 4 páginas interiores más la portada en una cantidad de espacio tremenda para no decir en cuatro líneas lo que quiere decir, sino para irse por los cerros de Úbeda y decir sin decir, y así tengamos que adivinar entre líneas. Guay del Paraguay.

¿En serio han sido alguna vez socialistas 3.0 estos viejos ancianos (aunque tengan menos edad que yo) que aparecen por todos los territorios del complejo mundo de España? Felipe insiste en el leninismo de Podemos, para meternos miedo y para trasladar su opinión en contra de los españoles, sin respetar que tener 65 diputados y cinco millones de votos son mucha tela. Deberíamos respetarnos más entre todos y no romper puentes. Excepto que precisamente lo que desean algunos sea romperlos para que no se puedan cruzar ni mojándose la barriga.

Podemos no es el leninismo 3.0. Cosa distinta es que dentro de Podemos haya leninistas, anarquistas o comunistas. También dentro de otros partidos políticos hay mezclas escondidas, y nadie dice nada. Incluso dentro del PP había jetas que acaban en la cárcel presuntamente por robar.

Nada hay más y mejor para restar sentido al leninismo 3.0, que exigirles entrar a gestionar desde la responsabilidad, desde el gobierno. Trabajar en los gobiernos cura las enfermedades infantiles de todo el mundo, excepto al PP que sigue creyendo que está gestionando una casita de muñecas o a lo sumo una comunidad de muchos vecinos.

Las propuestas de Felipe son absurdas en la táctica y eso demuestra que ya no está conociendo bien a los españoles, que ya no lee lo suficiente, que no toma cañas en los bares de su Madrid o Sevilla. Sus amigos son otros y ya no se mojan el gaznate en las tascas sino en las Urbanizaciones. Y eso se nota. Con su propuesta, Podemos se frotaría las manos pues quedaría como único grupo en la oposición parlamentaria y social. Tendría que esperar Podemos cuatro años a lo sumo (que serán dos) y prepararse para llenar España con su poder. Ya no se trataría de entrar con el permiso de nadie, sino sólo con el empuje de los españoles. Eso o la posibilidad de que ese gobierno raro del PP y PSOE fuera capaz de volver a izar a la clase media, con permiso de Europa que sólo quiere una España criada barata del resto.

27.1.16

Iñaki Gabilondo hace tres preguntas en Cadena Ser. Sólo 3

Tres preguntas que hoy mismo se ha hecho Iñaki Gabilondo desde la Cadena Ser. Son muy sencillas de responder, pero nadie quiere responderlas, nadie parece tener, desde los que deben responderlas, bemoles para responder a España.

 "Señor Felipe González, ¿a este Partido Popular, con Rajoy a la cabeza, sin regeneración de ningún tipo, es al que el PSOE debe facilitar seguir gobernando?".

 “¿Cómo es posible que ni siquiera cuando hace unos días un juez elevó al PP a la categoría de imputado saliera nadie a la palestra para decir algo, para asumir algo o para afrontar algo?”

 "¿A partir de cuántos casos aislados dejan de ser casos aislados, señor Rajoy?",

Este anuncio se publicó ayer. No es broma, es tristeza

Este anuncio a página entera se publicó ayer en El País. No es falso, no es una broma, es simplemente una cr´tica, un dolor, una pena sarcástica, una verdad pagada con dinero por el que lo tiene. España es así, aunque nos cueste entenderla.

Tras lo de Valencia, si gobernara el PP, seríamos unos mierdas

En política ir de pardillo se paga caro, aunque se tenga razón y se crea que con ello es suficiente para demostrar camino. A Pablo Iglesias le sucede que aun leyendo mucho, ha jugado poco a Maquiavelo en el tablero del ajedrez de los viejos osos. Y los han mandado al gallinero en lo que parecía una completa negociación para ser Vicepresidente, sin haberle preguntado a Felipe González qué le parecía eso de aparecer como el segundo del Gobierno.

Podemos acojona a los inmovilistas. Ellos sabrán porqué. Yo también lo sé. Está plagado (con perdón) de ineptos políticos que piensan que ya han asaltado el Palacio de Invierno, sin darse cuenta de que dentro hay muchas clases de osos y algunos saben defenderse poniendo zancadillas 2.0.  

En Podemos hay gente maravillosa, hay profesionales sociales. Hay políticos de nivel y que saben lo que se debe hacer. Pero hay también mucha CUP y eso acojona. Algún día se darán cuenta. A las ratas no hay que asustarlas ni enseñarles en qué lugar se las puede engañar, pues huyen. Si Podemos quiere asentarse para poder trabajar bien por la sociedad, debe pulir los mensajes pequeños de las bases llenas de viejas glorias expulsadas del sistema incluso por ellos mismos. Deben prohibir asustar hasta que tengan poder de gobernar. Luego ya veremos.

Felipe González no está gagá, es falso esto, simplemente es que ha cambiado de amigos y ahora defiende a otros. Suele suceder. Él, os lo aseguro, no va de pardillo. Pero las amistades sin querer queriendo importan. Tras lo de Valencia, si al final gobernara el PP, demostraríamos que España es una mierda. Pero nosotros mismos, ante la historia ya lo hemos demostrado en otras ocasiones.

26.1.16

Banksy nos llama miserables a todos. Por hacer o por callar

El reconocido artista Banksy vuelve a trabajar en la calles de Londres, con la obra "Los Miserables" que ha revuelto las tripas al sistema que nunca acepta las críticas y que enseguida se ha revuelto para taparla con planchas de madera, no vaya a crear una revolución con una simple pintada callejera. Al menos no han tenido los bemoles de destruirla aunque por ganas no habrá sido.

El artista británico Banksy buscó una esquina enfrente de la embajada francesa en Londres para criticar el uso reciente de gas lacrimógeno en el campo de refugiados de Calais Selva ubicada en Francia.

La selva Calais es el apodo dado a un campamento de inmigrantes en las proximidades de Calais, Francia, donde los inmigrantes malviven mientras intentan entrar en el Reino Unido. Los inmigrantes, que con frecuencia se esconden en camiones, barcos, coches, o los trenes que viajan a través del puerto de Calais o la terminal del Eurotúnel, son una mezcla de los refugiados de guerra, solicitantes de asilo y emigrantes por motivos diversos de unos territorios destrozados por la violencia.

"Los Miserables", un libro de Víctor Hugo es considerada una de las más grandes novelas del siglo XIX. La novela profundiza en la historia de Francia, la arquitectura y el diseño urbano de París, la política, la filosofía moral, la antimonarquía, la justicia, la religión y los tipos y la naturaleza del amor romántico y familiar. La obra de Banksy viene con un código QR que enlaza con un video que se puede ver en esta dirección.
 

25.1.16

Sondeo electoral enero 2016 para España

¿Quien dijo que los sondeos no son variados y de múltiples modelos? Os dejo uno que acaban de publicar desde My Worl, que casi no modifica nada desde el 20D. El PP: 28,0% (-0,7), el PSOE: 21,3% (-0,7), Podemos: 20,3% (-0,4), C’s: 14,4% (+0,5), IU: 4,7% (+1,0). Claro que…, hay algunas cosas curiosas. IU-Unidad Popular asciendo un 1% que es mucho sobre el 3,7% que tenían.  Ciudadanos también sube un 0,5% dentro de los pequeños cambios. Y en cambio tanto el PP como PSOE o Podemos bajan décimas, pero bajan. No me sirve de mucho tener estos datos, como a vosotrxs, pero os los dejo sabiendo que lo han realizado para la Cadena Ser pero no teniendo datos del número de personas encuestadas.

¿Y si Felipe VI llamara a Felipe, a Aznar, a Anguita, a Solana, a Herrero de Miñón?

Media España está esperando como agua de mayo las palabras de Felipe González sobre el actual momento de la política en España. Que me digo yo…, si todos estamos pendientes de las palabras de Felipe…, ¿No sería lógico que el Rey lo propusiera como Presidente? Estoy seguro que en cuanto lea estas líneas José María Aznar, que (je je je) nunca las leerá, se apresurará a escribir también otro artículo, para ver si cuela.

Somos viejos, admitimos a los viejos nuevos, estamos pendiente de lo que nos dirá “papá” Felipe, somos conservadores de aupa, necesitamos que Guerra, el Alfonso, venga y nos ponga orden en esta casa de lodos. Pero algo sí ha cambiado. Ahora El País es ya de derechas. Incluso el Presidente del BBVA nos advierte de que la política y los empresarios han estado demasiado mezclados. Jodo petaca.

Faltan arrestos, Felipe VI debería mostrarlos un poco. Es sencillo. Bastaría como con cualquier Presidente de República con capacidad para medrar, que con llamar a según quien y a según quien no, bastaría para que todos se acojonaran un poco más. Imaginemos que Felipe VI llama a consultas a Felipe, a Aznar, a Bono, a Anguita, a Solana, a Herrero de Miñón. Sin resultados publicados, sólo para amedrentar, para que los viejos nuevos, y los nuevos viejos se plantearan que si son ellos los que se han presentado, deben ser ellos los que sin jugar al ajedrez, debe jugársela. Todo lo demás son trucos.

¡Rápido! avisar a la policía, que ya han entrado los viejos nuevos en Palacio

Estamos en plena crisis, así que sólo los lunáticos cuerdos serán capaces de sacarnos de este marasmo, aunque no sabemos si hacia la locura colectiva o hacia la nada. No hay más posibilidades. Los cambios nos esconden, nos necesitan pero minimizados; las divergencias arrecian mientras nadie es capaz de ver la salida. Cuando todo está negro, oscuro hasta tropezar mil veces cien, lo normal es dejarte los piños en cualquier esquina aunque sea blanda. Como nos venga de frente una sola y simple volada de viento, nos derrumbará. Debemos empezar a pensar en sujetarnos en alguien, o en llamar a la policía enemiga. Los viejos nuevos ya han entrado en Palacio. Sólo es cuestión de meses.

24.1.16

El orden de los factores, en la negociación, sí altera el producto

Ya habrán notado todos ustedes que ahora nadie quiere ser Presidente del Gobierno en España. Llevamos varias décadas pensando que es un chollo, y ahora ningún político con posibilidades reales quiere ser. Nadie quiere intentarlo primero que los “otros”. Jodo. Ya se habla de la posibilidad cada vez más cerca de que el Rey nombre como candidato a una persona independiente de los partidos, es decir, dependiente de otros sitios. O presuntamente independiente. O dependiente de Ciudadanos. O viejo dependiente de otros tiempos. La ley de Dependencia, en versión manipulación social y casi histórica.

Que Rajoy no quiera ser el primero choca, Que tampoco lo quiera intentar Sánchez, molesta. Que todos entendamos que Podemos dan miedo, acojona por lo de mierdecillas que somos. Que Ciudadanos con 40 sea la alternativa asombra. Buscan sin decirlo el cadáver del “otro” sin darse cuenta que igual “el otro” son todos.

Rajoy y Sánchez saben que en el fondo lo que quieren es juntarse los dos a gobernar. Pero que además esto les salga gratis y dure mucho. Algo complicado tras estos últimos cuatro años de mierda. Y le han dado tantas vueltas en secreto a la jugada que se han perdido. Hay que volver a repartir cartas, se dicen entre todos, pero volver a otras elecciones no garantiza que te entre mejor mano. ¿Y ahora qué?

Por cierto la jugada “maestra” de Iglesias se le puede volver en su contra por esa chulería del novato, que con buenas cartas pone sobre la mesa todos los restos y se nota mucho el truco. Hay que ser más listo, avanzar en el trato y cuando ya esté “casi”, sacar el “truco”. Y lo han hecho al revés. El orden de los factores, en política y en la negociación, sí altera el producto.

21.1.16

Mariano Rajoy no tiene casi nada que hacer. Vaya

Se mueven todos en Madrid, menos Mariano Rajoy que está atento a que le llame Puigdemont aunque sea falso.

—Tengo la agenda muy libre— nos advierte Rajoy en un engaño telefónico que nos dice mucho más que si fuera verdadero.

Si el señor que está esperando a que lo designen candidato a Presidente del Gobierno, en la semana clave para las negociaciones y en su caso para buscar ministros y aledaños, cuando debería estar preparando los discursos de intento de investidura, admite que tiene la agenda muy libre, es que este santo país no necesita soluciones ante los problemas, pues no parece tenerlos siendo un país de maravillosos sueños. ¿La agenda vacía con casi cinco millones de parados? ¿Y no le da pena decirlo?

Rajoy tenía pocas posibilidades de alzarse con la responsabilidad, pero tras su caída en mala suerte tiene muchas menos, excepto que este santo país no sea serio. ¿Cuando los del partido Popular se van a dar cuenta que hay que cambiar de técnicas políticas para recuperar lo que no es entendible que hayan perdido en sólo cuatro años, habiendo adquirido un poder extraordinario?

19.1.16

Y Ronald Reagan les convenció para jodernos

El otro día me chupé unos discursos en la calle de Ronald Reagan a sus gentes en esa América rural y recia, que sabe perfectamente lo que necesitan aunque parezca brusca y ruda (soy así de raro, chupándome a Reagan). Y Ronald Reagan también sabía perfectamente qué querían escuchar aquellas familias amarronadas por el campo y el sol. En aquel momento —en el mío del momento mientras escuchaba— me dí cuenta claramente por qué ganó Ronald Reagan a Jimmy Carter que se presentaba a la reelección, y por una diferencia de casi un 10%. Ronald Reagan sabía emplear los marcos mentales como nadie.

Han pasado 35 años, pero el actor Ronald Reagan se impuso claramente sobre todos sus contrincantes, tanto en el partido Republicano primero para ser el elegido como candidato como en el Demócrata al final, simplemente porque dominaba como nadie el mensaje, la palabra, los gestos, las miradas a sus interlocutores, la televisión, los lugares desde donde se dirigía a la gente y los temas sobre los que debía hablarles. Claramente estaba haciendo una gran película que le salió perfecta. A él, claro, al mundo no.

¿Deben pues ser actores los aspirantes a Presidentes? No, claro que no. Pero ayuda. Los votantes elegimos por muy diversas causas, por la suma de muy diversos factores donde la credibilidad es fundamental. Y a veces para ser creíble o no serlo, funciona muy bien la aptitud dentro de la actitud. En el caso de Reagan fue al revés, primó la actitud sobre la aptitud. Y ganó. Y ganó porque sabía en cada momento a quien se estaba dirigiendo y qué era lo que les debía decir.

Hablaba a la gente como ellos querían escuchar. Cómo si Reagan fuera de ellos mismos, como un gran conocedor de sus micro problemas para los que planteaba macro soluciones muy sencillas. Muchas veces les planteaba soluciones de barra de bar, de esas que todos hemos escuchado en la tertulia de copas. De las que todos nosotros (o casi) hemos planteado idiotamente creyendo que es sólo sentido común. Por ejemplo: Si no hay trabajo y los inmigrantes sí tienen trabajo, lo sencillo para tener más trabajo es expulsar a los inmigrantes. Más fácil imposible. Más idiota tampoco.

Efectivamente Ronald Reagan gobernó como había hablado en su campaña electoral. Con dureza y sentido común cortito de miras hacia la sociedad, creando lo que todavía se recuerda como el inicio de la peor época de liberalismo caduco, bajada brutal de impuestos y libertad total de los mercados, con un control exquisito sobre todo lo que se meneara, fueran delincuentes o huelgistas. Eso sí, tuvo la enorme suerte de contar en el mismo momento histórico con la ayuda mucho más inteligente y dura de su “amiga” Margaret Thatcher desde Reino Unido. Todavía estamos sufriendo de aquellas ideas que acabaron por mover Europa hacia las privatizaciones y la pérdida del sentido del Estado de Bienestar como una organización común hacia los ciudadanos.

17.1.16

Ya sabemos cómo será el próximo Gobierno de la España frágil

Por si teníamos dudas los españoles y en concreto los políticos de este santo país llamado España sobre qué había que hacer en estas próximas semanas para conformar o no un gobierno válido al menos para ponernos a andar, hoy El País nos manda un “recadito” claro y contundente, no sabemos si de cosecha propia o apoyado desde los IBEX o desde las cloacas de Europa, que todo puede ser y además qué nos importa si al final sirve para funcionar mejor que hasta ahora. Por cierto, las cloacas no siempre son esos lugares donde se guarda la mierda, también son esos pasillos donde se esconden los que no dan la cara, los que dan miedo y los que en caso de conflicto dicen que se esconden para la gobernabilidad de las instituciones. ¿Y qué nos han dicho todos esos y algunos más a la España frágil?

—Muchachos, hay que pactar.   

Y en esas están todos, en secretillo, de tapadillo, por Telegram que es ahora la forma en la que se configuran los gobiernos. Todo está atado y bien atado, mientras no se caiga Telegram y nos quedemos sin saber el futuro, el siguiente movimiento del alfil o la torre.    

El asunto ahora está en una fase simpática. En serio. Todos contra el PP, que se lo ha ganado a pulso por ser prepotente y no saber que cuando se tiene mayoría absoluta es la mejor forma de ser generoso, pues te sobra para regalar a todos. Ir de prepotente lo va a pagar Mariano con la pérdida de todo.   

Se habla de sumar el PSOE (92) con Ciudadanos (40) y con Podemos “auténtico" (42) más IU (2) hasta llegar a los 176. ¿Les parece imposible? No. Ya verán. Se trata de gobernar hasta la primavera de 2017, en una legislatura muy corta, donde además de plantear acciones urgentes contra los desahucios y la pobreza, el desempleo de larga duración y la derogación de gran parte de la reforma laboral y la Ley Mordaza, se modifiquen aspectos de la Ley Electoral que deja la Constitución sin tenerla que cambiar, se cambien personas en los estamentos judiciales para entrar a saco contra los que han robado desde la política o desde estamentos públicos y se ambien nombres de TVE y de organismo públicos capaces de poder manipular ante las próximas elecciones.

Vamos, es simplemente hacer un reset y limpiar el lodazal, sin favorecer a nadie en concreto, favoreciendo a todos un poco, favoreciendo sobre todo a la sociedad que más ha sufrido la crisis, favoreciendo que se nos vacíe la RAM de programas ya viejos que no sirven para nada. Y sin cabrear a Europa, que esa es otra.

¿Y Cataluña? Bueno, con Puigdemont  es mucho más fácil que con Más, pues este President sabe que “los tiempos y los tempos” son una herramienta más de todo el proceso y que lo importante no es llegar agotado, sino llegar con alegría y soluciones. Cataluña necesita soluciones y no cabras de la legión como algunos tontos quieren insinuar. Cataluña, pero también el País Vasco, Valencia, Galicia, Aragón e incluso una nueva Andalucía necesita política y diálogo para saber caminar juntos pero no revueltos. Y eso sólo es posible hacerlo desde la calma, la transigencia (si, lo contrario de la intransigencia) y el visión de futuro. Si queremos diseñar la España del siglo XXI hay que empezar por parar la pelota durante 18 meses y ponernos a trabajar sin las corbatas que nos aprietan en gaznate de la mala baba vieja del siglo XX.   

15.1.16

Europa nos dice qué tipo de gobierno debemos tener. Pero con elegancia

Titular de El País
Las interferencias de algunos señores europeos con mando en plaza, es asombrosa. No sólo parecemos los obreros pobres de una Europa rica, sino que además debemos ser tontos, imbéciles e incapaces para un montón de tontos con galones.

Estas palabras son de premio: Juncker (Presidente de la Comisión Europea) ha dejado para el final de su intervención ante la prensa de hoy una frase extraña, difícil de interpretar: la rapidez en la formación del gobierno estable en España obedece a que España "forma parte de la eurozona". ¿Qué quiere decir Juncker? parece estar preocupado por la inestabilidad política en España y la frágil, lenta y desigual recuperación de la zona euro, pero añade…: "Quiero que España esté a la altura", ha dicho el jefe del Ejecutivo de la Unión Europea, cuando aún no se ha cumplido un mes desde las elecciones. Bélgica estuvo 541 días sin Gobierno en 2011. ¿España no debe, no tiene permiso? ¿por qué no dejamos en paz a España?

Y ya para terminar, arregló pero rompiendo la neutralidad lógica que se desea: “No quiero interferir en la composición concreta de ese Gobierno”. Pues faltaría más que desde Europa nos tuvieran que decir y exigir qué tipo de gobierno tenemos que tener los españoles. ¿Tenemos pelotas para decirle desde Europa eso mismo a los EEUU, a Rusia, a Polonia, a Rumanía, a Francia, a los alemanes? O ponemos coto a estas tontadas o se nos comerán los dedicos de los pies para ir subiendo poco a poco.

¿Qué es el Arte Contemporáneo en este siglo XXI?

Yo entiendo que no se entienda gran parte del Arte Moderno, del llamado Arte Contemporáneo como un apellido añadido para todo aquello que va surgiendo en estos tiempos, sin saber bien qué será en el futuro. Esta obra de la artista Phyllida Barlow: “Casa vuelta hacia arriba, 2” (2012), es la nueva compra del Museo Tate Modern de Londres. Efectivamente parece un montón de escombros, puede incluso que lo sean, pero pegados hasta formar un conjunto, que ocupa un espacio, mostrando unas formas que resultan cuando menos curiosas. Queda claro que el Arte Contemporáneo ya no trabaja las obras para que nos las colguemos en el WC o en el salón. Ahora a lo sumo o te las compra un Museo o las tienes que tirar. No caben. Y en la calle como arte público se deshacen.

11.1.16

¿Existen en España los sindicatos?

Si entre la Ley 25 que propone Podemos y los 8 grandes acuerdos que propone el PSOE para reformar España hay 23 coincidencias programáticas; si entre el Programa electoral de Podemos y el de Unidad Popular sólo existían comas de diferencia que se olvidaron de copiar los primeros: ¿Por qué no se termina gobernando juntos, o al menos trabajando juntos por candidaturas capaces de Unidad de la Izquierda?

Nunca yo he hablado de fusiones, absorciones, sino bien al contrario, de trabajar juntos manteniendo las marcas, las organizaciones, las ideologías, los cuadros humanos de cada organización. Yo en este blog y muchos más en decenas de lugares y medios, hemos hablado siempre de trabajar desde la izquierda como lo hace la derecha. Con más unidad, buscando lo que nos une y sobre todo buscando soluciones válidas para la clase trabajadora y media, que son los auténticos paganos de las políticas neoliberales y de laboratorio económico. ¿Cúal es el motivo de que ni se intente, de que desde Andalucía surjan voces absurdas pidiendo zancadillas, desde otros lugares miedos al vacío, mientras que el PP se frota las manos con champán francés? ¿existen los sindicatos en España o su silencio es por que se les han acabado las palabras y las ideas?

¿Es válida la aplicación del 155 de la Constitución?

Es curiosa la amenaza por parte de algunos —cortos de vista— de la aplicación del Artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía en Cataluña. ¿De veras es posible? Tras la suspensión de la actual situación jurídica e histórica de Cataluña, las preguntas son tantas y tan variadas, que sin respuestas hay que tener cuidado, no vayan a ser peores las medicinas que la enfermedad.

Suspender y aplicar el 155 es muy sencillo. ¿Hasta cuando suspendemos? ¿quien gobierna Cataluña en ese tiempo? ¿desde Madrid o con una persona impuesta desde Madrid pero dentro de Cataluña? ¿seguiría existiendo el Parlament? ¿se deben celebrar elecciones nuevas? ¿cúal sería el resultado que darían los catalanes a las urnas si se suspendieran la autonomía a Cataluña? ¿alguien se imagina una España con autonomía en Murcia, en Extremadura, y con Cataluña dependiendo de Madrid para todo? ¿sólo sale perdiendo Cataluña en esta posibilidad, o también el conjunto de España? ¿metemos en la cárcel a los dirigentes actuales de Cataluña y para qué? ¿qué poder quedaría en manos de los ayuntamientos catalanes y cómo lo ejercerían? ¿cómo se ejerce la retroactividad de la suspensión y de qué manera se logra revertir la situación?

Todos los analizados son procesos pacíficos, generados desde la tranquilidad social. ¿Alguien cree que si se limita la capacidad a la Generalitat, todo seguiría igual? ¿de verdad se piensa que el poder civil legal, los ayuntamientos, diputaciones, comarcas, asociaciones, no empezarían a tomar el relevo político en la misma línea o peor, que la que puede ofrecer la Generalit?

¿Soluciones? Sin duda el diálogo, el diálogo, la política, la política, el diálogo. Sin duda en Cataluña no quieren la independencia fría de Europa, de España o del mundo mundial. Lo que quieren es tener un concepto político y social diferente dentro de una España organizada de distinta manera. Si no queremos abrir este proceso con calma, diálogo, negociando, siendo duros en la negociación pero siendo inteligentes y activos, posibles, empáticos, leídos…, o el asunto se nos escapará de las manos definitivamente. ¿Hacia dónde? Pues nadie lo sabe.

10.1.16

España necesita un gobierno muy fuerte, y es muy sencillo

Surgen otra vez voces, interesadísimas voces y todas desde la derecha aunque alguna sean afiliados al PSOE, que abogan por un “gran” pacto entre PP y PSOE ante el clima de conflicto que se augura con Cataluña. Efectivamente, nadie parece haberse leído ni las hemerotecas ni la historia. Ni es bueno, ni es correcto, ni debe caer el PSOE en tamaña trampa.

España necesita un gobierno muy fuerte, sin duda, un gobierno con miras de futuro, que sepa leer el momento y encontrar el antídoto de una España que además de romperse camina a velocidad de vértigo hacia “la nada”. Pero ese gobierno no es el de la unión del PP con el PSOE. Y sin duda menos lo es el de la unión de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

Desde hace 12 años (antes también, pero no quiero rebuscar) las posibilidades de acercamiento entre el PP rancio y el PSOE conservador han sido nulas. Se gestionaba (jugaba) en el corto plazo y no se facilitaba la gobernabilidad de nadie hacia nadie. Así es imposible resolver problemas, menos ahora que es cuando más generosidad hay que demostrar, pero desde la inteligencia emocional.

¿Es necesario un Gobierno fuerte? pues hagámoslo, dirían muchos. ¿Pero cómo? Un Gobierno de Unidad Nacional tiene que ser un Gobierno de todos, dirigido por una persona con prestigio, política sin duda, que sepa gestionar los momentos y trabajar con ministros del PP, del PSOE, de Podemos, de Ciudadanos, de IU y de los nacionalistas que así lo deseen.

¿Es posible esto? Si. Sin duda. Políticos con prestigio internacional quedan. Pocos es cierto. Pero quedan. No quiero dar nombres de personas que en el ámbito internacional son todavía hoy muy respetadas y que nunca han sido Presidentes del Gobierno en España. 
El PP ha dado muestras de pedir pero nunca de dar. Ahora tiene la ocasión de darse cuenta que los españoles le han infligido una pérdida de votos tremenda y de que gran parte de los actuales problemas vienen de sus políticas absurdas en asuntos tan claves como la crisis mal gestionada que ha creado pobreza desmesurada o el crecimiento inaudito y sin control del nacionalismo catalán. España tiene también por delante una reforma de la Constitución, pues sin esta reforma nada se resolverá. Tiene que modificar sus sistemas laborales y económicos para que no seamos constantemente un laboratorio de parados en cuanto se constipa la economía productiva. Hay que asentar de una vez por todas la educación y la cultura, ponerse de acuerdo en modelos que se mantengan en el tiempo. Hay que realizar una reforma fiscal que evite estas trampas cada vez más fáciles desde asesores más listos que los inspectores. 
En fin, hay que hacer unas políticas importantes y “de verdad”, diseñar el madio y alrgo plazo de una España que se nos escapa y que no sean las más fáciles de joder a los pobres que son los que menos se pueden defender. ¿Es sencillo de entender? Pues de realizar también, si la generosidad premia las decisiones. Pero creo que es imposible si el amor al sillón histórico es el que mantiene las expectativas por encima de las necesidades reales de la sociedad.

9.1.16

Los españoles que han sufrido la crisis con brutalidad

Tú tienes suerte. Como yo. Estamos entre ese 70% de españoles que no han sufrido la crisis con la virulencia suficiente como para destrozarnos la vida. No nos hemos empobrecido (más). Pero un 30% de los españoles sí se han empobrecido, unos catorce millones de vecinos, se han convertido en pobres  o en más pobres por estos años bárbaros que nos han roto España, nos han destrozado el sistema laboral, el sistema productivo y social, la forma  de entender ese estado del bienestar que ya era falso y ahora más. Nos han llegado a convencer que encima la culpa es nuestra, de todos nosotros, sobre todo del 70% como tú y como yo, por vivir por encima de lo que se podía.

¿Nos hemos leído el documento “Informa sobre el Estado Social de la Nación 2015?, se refiere a España, claro. Jodo. No se trata de asustar, se trata de saber dónde estamos, hacia dónde nos dirigimos, y los años que tardaremos si todo se hace de otra manera, hasta llegar a donde estábamos en el año 2006. Han pasado 10 años muy duros, tardaremos otros 10 años muy duros para recuperar la situación anterior, y eso si desde Europa nos dejan hacer políticas diferentes a las de países condenados a la pobreza.

Este informe y para meternos en cintura, nos habla en la página 2 de 98 de los millones que se gastaron unos responsables públicos (de todos) desde Caja Madrid sólo como un detalle sin (casi) importancia pero que nos indica quien vivió por encima de lo que se debía, gastando en hoteles, comidas, joyas, viajes, ropa, cine o supermercados para usos privados y con el dinero de todos. Si, 15,5 millones entre 80 responsables públicos. Con ese dinero (sólo de una Caja de Ahorros) se podrían haber ayudado con 500 euros a 31.000 personas en riesgo de exclusión por no poder pagar la luz, el gas, la comida. La Caja de Ahorros que se gastó esa pasta entre sus directivos, tuvo que ser rescatada con dinero de todos, para que no se terminara de hundir. Otra vez tuvimos que pagar para evitar daños mayores.

Ahora se nos dice que ya hemos salido de la crisis. Y de ser cierto eso sería terrible. ¿Tú te imaginas que ya hayamos salido de la crisis, es decir, que ya estamos en una situación “normal”? Si esta es “la nueva” situación normal a la que nos tenemos que acostumbrar, con un 30% de pobres, con una juventud sin trabajo, con más de 4 millones de desempleados, la crisis ha sido un periodo de rotura brutal de una sociedad.

Yo te aconsejaría un paseo diurno (si es nocturno es brutal y mucho peor) por las calles céntricas de Madrid. Si eres habitual de Madrid verás el cambio de esta década. Si no quieres viajar, puedes darte el paseo por Zaragoza. Hace seis años me vanagloriaba de que en mi Distrito del que soy Vocal, no teníamos indigentes ni personas viviendo sin hogar. Habíamos logrado resolver los problemas que se habían presentado. Ahora en 2016, se nos mueren por las calles, en una semana dos indigentes. No es un abrupto comentario, es cierto con dolor. Los cajeros, algunos escaparates, las esquinas de algunos jardines que permiten construir con cartones y paneles “algo”, los edificios abandonados y sin servicios, incluso los campos junto al río o debajo de algunos puentes, podemos ver en mi Distrito a personas malviviendo. Incapaces ya de resolver su problema. ¿Hasta dónde, hasta cuándo?

8.1.16

Dos frases muy diferentes que dicen lo mismo

Fíjense en estas dos frases finales de la entrada. La primera está dicha en un medio de comunicación nacional por una periodista conservadora. La segunda es la realidad de la decisión. Dicen lo mismo (o casi) pero de forma totalmente diferente, mediatizando al que escucha, manipulando incluso con las palabras. Este tipo de modificación del mensaje es habitual. Todos los días se dan en la comunicación. Esa acción de transmitir cómo se desea para enfatizar las ideas propias, además de habitual es manipulación sin que casi nos demos cuenta, pues se escuchan, calan sólo lo justo, pero en el tono que se desea para abrir y cerrar unos u otros caminos.

“Artur Más da a la CUP 200 millones de euros para proyectos sociales”.

“La Generalitat de Cataluña destina 200 millones más a proyectos sociales, solicitados por la CUP”.

7.1.16

Plurinacionales sociales y no sólo culturales

Hoy el sin duda reconocido y respetado (excepto si nos llama establo) Fernando Sabater nos escribe en El País sobre la España plurinacional, lo que ya es un camino nuevo en sus planteamientos. Pero iniciado el camino habla sólo de la diversidad cultural como la ùnica diferencia entre las Españas, olvidándose —por que que así lo ha decidido— de la diferenciación social, mucho más importante que la cultural, tal vez por desgracia —que sea menos importante— para la marcha de las sociedades.

España es la suma de varias sociedades, y por ello de varias naciones, y admitirlo con calma e inteligencia es el mejor camino para la convivencia social con éxito. Cada sociedad tiene su cultura, algunas de ellas su propio idioma y/o sus leyes, sus distintas formas de arquitectura, de entender la educación, de comportamiento empresarial, de encarar el día a día, sus fiestas, sus horarios, su interacción con sus vecinos y con sus geografías. Esto es indudable.

Un vasco o gran parte de los aragoneses están más cercanos de la forma social y también cultural de su vecina Francia que de Andalucía. Un catalán se parece más en sus formas sociales a un italiano que a un canario. Y en esa diversidad que admitimos e incluso admiramos está el problema, no por la diversidad sino por el entendimiento y la aceptación de esa diversidad. Y con el entendimiento, las bases para reconocer esas diferenciaciones. Somos diferentes, y en vez de explotar desde la irresponsabilidad por no querer reconocerla y por ello darle valor político, nos ofuscamos en minimizarla cuando es ilógico. ¿Cual es el camino, lograr que un catalán se parezca a un canario o que un canario se parezca a un francés o italiano? La solución es respetar esa diferencia y reconocerle valor político. Y no darnos mieda en que crezca, entre otros motivos porque luego nunca crece.

Las diferenciaciones sociales y culturales no tienen que suponer independencia o ruptura. Es posible y deseable la convivencia de todas estas piezas del puzle, pero para ello debemos respetarnos e intentar hacer un esfuerzo por entendernos. Cada ciudadano quiere ser lo que ya es. Y simplemente quiere respeto, reconocimiento y justicia lógica de los resultados económicos de su sociedad.

Es verdad que la suma en una gran nación de varias pequeñas naciones, tiene sus puntos de conflicto lógico como en todo tipo de sociedades. De esas diferenciaciones saldrán las soluciones mejores para todos, pero si no rompemos los constantes diálogos desde los que se deben negociar y construir las relaciones. Pero si vamos rompiendo cuerdas, al final los barcos se nos irán al centro del mar, y además en cuanto sople un poco de aire con mala leche. No es necesario un temporal. Sirve un soplo de mala baba sobre un mar ya revuelto por no saber darse cuenta que se nos van rompiendo las cuerdas de sujeción, poco a poco.

6.1.16

No hay un sola izquierda. Cada una con su filosofía económica y social

No hay una izquierda, hay varias, como hay varias derechas pero ellas se han leído el manual de instrucciones y terminan todas juntas. Si hay dudas preguntar a Ciudadanos que se creían vencedores sobre el PP y ahora están leyéndose con rapidez todos los libros americanos de cómo no desaparecer en el intento. Hay varias izquierdas, decía, como hay varias derechas, pero si bien estas últimas se preocupan de ir juntas de cara a la galería y muy separadas de cara a sus propios despachos -algo parecido al asunto familiar del PSOE-, el resto, los de izquierdas gustamos dejar bien claro lo que nos diferencia y no lo que nos une. Eso también es marketing pero no lo queremos asumir. Nos queremos diferenciar no para ser más eficaces, sino para lograr un espacio propio desde el que asentar nuestras propias tiendas de campaña. Un claro error muy moderno.

Incluso el objetivo de las diversas izquierdas es diferente, pues nos podemos basar en una filosofía política diferente, vien en una década histórica distinta o en un adjetivo o apellido muy diferente. No es lo mismo controlar las barbaridades del capitalismo de laboratorio que parar, transformar, cambiar, evitar, romper, destruir o revolucionar. No es igual creer que la clase trabajadora sigue existiendo a que pensemos que se terminó en los cambios tecnológicos de finales del siglo pasado. No es lo mismo basarse en Marx que en Sampedro, en Bakunin que en Keynes, en Engels que en Olof Palme. Y sé que me he ido de punta a punta.

Así que cuando Alberto Garzón dice que hay que repensar la izquierda, sabe sin duda que el trabajo es hercúleo aunque merezca el trabajo toda pena. Las personas que trabajan desde la izquierda saben perfectamente diferenciar la mayoría de las ideas socialistas, comunistas, anarquistas, socialdemócratas, laboristas, demócratas, cristianos de base, nacionalistas amables, etc. Incluso como sabemos bien no es lo mismo el socialismo libertario que marxismo libertario o no es igual el socialismo autogestionario o el socialismo de Estado. Lo sabe diferenciar pero le da igual los pocos matices de diferencia.

Todo esto sin duda resulta curioso, sorprendente e irrisorio para una gran parte de la sociedad que necesita tener menos problemas y sobre todo menos abusos. Y no acepta en ningún grado estas diferenciaciones de segundo apellidos que nos lleva a ser incapaces de resolver problemas. ¿Galgos o podencos?, pues no, jetas abusadores que saben que nosotros somos tontos de baba por estar divididos por los apellidos. Convertimos en enemigos al socialista que se diferencia en el segundo apellido de su filosofía, y no nos fijamos del abusador de libro que goza jodiendo al más débil que es el que peor se puede defender. Hay trabajo por un tubo, pero de los de alcantarilla.

5.1.16

Repensemos la izquierda de España. Pero sin miedo y de forma útil

Alberto Garzón nos sugiere desde IU que empecemos a repensar la izquierda, en un ejercicio sincero y útil, como si fuéramos capaces de reunirnos todxs desde la izquierda para analizar qué es la izquierda hoy, qué esperan de nosotros la sociedad a la que creemos representar, qué se puede hacer realmente para que "el sistema" sea capaz de crear riqueza mejor repartida, o qué se puede hacer para transformarlo, romperlo, cambiarlo o liquidarlo. Todas las opciones tendrían cabida a priori para repensar el papel de la izquierda en el siglo XXI. 

Lo cierto es que la sociedad se ha transformado mucho en estas dos últimas décadas, y soterradamente más en la última, sin que casi nos hayamos dado cuenta. La crisis no sólo ha sido económica, sino política y social. La izquierda ha sufrido la crisis mirando desde el balcón, y debemos asumir que sin presentar ni batalla, ni ideas que sirvieran para plantear grandes dudas y posibles soluciones válidas. Se ha hablado, se ha escrito, pero nada más. Desde Sampedro hacia el presente, nos hemos quedado casi huérfanos de alguien que liderara a los indignados.

Y eso ha supuesto el primer gran error de la izquierda, en tiempos en los que decimos se ha hecho sufrir a una gran parte de la sociedad más débil por culpa de la crisis, pero ante la que la izquierda sólo ha planteado un extraño y abultado silencio en casi todas las ocasiones. Quejarse no sirve como solución, como medicamento. Nos dejaban que gritáramos, pues así nos calmábamos en la calle, entre la masa de comunes.

Asumir esto es fundamental, pero asumirlo desde la vieja izquierda no es suficiente, hay que replantear el papel de los sindicatos, el de las ONG, el del voluntariado, el del trabajo social apoyado desde las instituciones públicas, el de la escuela pública, el de la calidad en el estado mal llamado de bienestar cuando es simplemente el estado de ser ciudadano. La izquierda impregna en gran manera casi todas las instituciones que mantienen viva y calmada a la sociedad. Su fuerza es mucho mayor a la que se le reconoce desde las instituciones conservadoras y no tiene sentido esa pérdida del respeto social al enorme trabajo que se hace en y desde la calle.

La izquierda española ha perdido en los últimos años la batalla de la cultura, de la educación, de la pedagogía social. Sin tener claro el papel de todos los actores sociales -insisto en el TODOS- asumiendo cual es el papel de todas las columnas que sujetan los sistemas, para ser capaces de poner en valor el puesto de cada uno, para respetarnos todos y ser capaces de buscar soluciones válidas que transformen en positivo las decisiones. Y no me olvido ni de los empresarios de muy variado tamaño y pelaje, de los impuestos de muy variada utilización, de los políticos hoy denostados y grises, de la justicia cada vez más manipulada, de las iglesias que confundimos como Una y son muchas incluso dentro de la cristiana y católica, ni del papel de nuestras relaciones exteriores dentro de nuestro contexto geográfico e histórico o del poco papel que atribuimos a la Univeridad, a la cultura o a las grandes personas del pensamiento, la investigación y el arte dentro de una España gris.

La izquierda debe repensar todo. Os recuerdo que incluido el derrumbe de lo que existe, si fuera necesario. Y situarse en el presente para conocer a quien representa o puede y debe representar hoy. Pues sólo conociendo la realidad transformada de la España actual, compleja, muy variada, múltiple en sus geografías políticas y sociales, será capaz de liderar desde un trabajo mucho más en común y engranado, las soluciones de futuro que necesita nuestro Estado.

Asumimos que la relación laboral en España es un tremendo problema capaz de crear batallones de desempleados a poco que se constipe la economía. Pero esto sucede desde hace 40 años y desde la izquierda no hemos sido capaces de sentar unas bases de actuación. 

Asumimos que ha crecido y mucho la distancia entre los de arriba y los de abajo, pero con decirlo no basta. Hay que plantear actuaciones, repetirlas mil veces, diseccionarlas, hacerlas visibles, posibles, capaces, creíbles. Hay que dar números constantemente, pero números sencillos, fáciles de comprender y comparar. Hay que plantear cambios y convencer de que son esos..., o serán peores.

Los errores de Ciudadanos que los están desinflando

Cuatro errores que en apariencia parecen pequeños han llevado a Ciudadanos a perder gran parte de su apoyo electoral, como se vio en la última semana de campaña y estamos viendo tras los resultados en los nuevos sondeos que se publican. 

No tienen equipos suficientes y eso se nota, no tienen experiencia política y se sabe, pero sus errores importantes han sido otros. Sobre todo sus clamorosos errores de indefinición de su espacio político. No saber ocupar un lugar propio es un gran error. Ser nuevo no es suficiente para obtener respeto. No hacerse valorar es no hacerse respetar. No dejar claro con quien pactaría tras los resultados es un error si se marea al elector con todo y con nada. Albert Rivera no supo trasmitir qué tipo de Gobierno apoyaría, qué tipo de Gobierno y con quien, nunca apoyaría.

El tema territorial está bien en su ideario, pero faltan soluciones. Decir repetidamente que España es Una, suena a PP y para esas alforjas ya tienen los electores conservadores al original. Se necesitan soluciones, matices, diferenciaciones. Olvidarse en campaña que la corrupción del PP ha destrozado a España y a sus posibilidades de salir mejor de la crisis es un gran error. Como no darse cuenta de que gran parte de sus presuntos votantes eran de centro aunque él y Ciudadanos sean de derechas, y que muchos eran trabajadores cabreados y en malas situaciones que necesitan soluciones a sus problemas, soluciones sociales desde la derecha y contra los errores de la "otra" derecha.

Ahora Ciudadanos ha perdido gran parte del fuelle que lo había elevado a medio camino del éxito. Como vean los medios de comunicación que no tienen chicha suficiente y se que se repiten como el ajo, los dejarán de lado y adiós globo. El PP está que no se lo cree. Sin duda Rajoy es un artista de la puerta de su casa, viendo pasar los cadáveres hasta que Soraya decida dar el zapatazo.

4.1.16

Los ciudadanos catalanes han demostrado ser más sensatos que sus líderes

La decisión final de la CUP no ha sido sorprendente para nadie, tal vez para parte de la propia CUP y para CDC y ERC, que esperaban sentido común de una mezcla de diversas ideologías con metas muy distintas. Era lógico el final, ilógico el esperpento del camino recorrido, absurda la espera, triste el camino que queda por recorrer.

Casi nadie ha mirado con sentido histórico el proceso y el resultado es peor que al principio, lo que complica todavía más las soluciones válidas que sin duda hay que tomar. Es imposible ni tan siquiera pensar que todo puede continuar por inercia, habrá que tomar decisiones complejas sobre Cataluña y para eso se requiere un gobierno catalán de amplia base y que se sienta plenamente representativo. Todo lo demás será intentar escribir sin renglones entendibles.

¿Soluciones?, pues sin duda y por los acontecimientos sucedidos en estos cuatro meses, convocar unas nuevas elecciones en Cataluña, que seguro nos entregará un nuevo escenario político, aunque nadie sabe ahora de qué forma y color. Intentar resolver en tres días con una candidatura absurda y sin Más lo que no se ha realizado antes es tirar más tiendo y energías democráticas. Deben volver a opinar todos los catalanes, pues sus políticos elegidos no han sido capaces de edificar ni una choza. Deben surgir nuevas formas y fuerzas reubicadas, incluso reposicionando a los políticos actuales, pero refrendados por todos los catalanes. ¿Por qué preocupa que vuelvan a opinar y votar todos los catalanes, si han demostrado ser más sensatos con su calma, que los que dicen representarlos?

3.1.16

La volatilidad del voto ha venido para quedarse en España

La volatilidad del voto de los españoles ha quedado muy de manifiesto tras el 20D y no sólo por el crecimiento de nuevos partidos políticos estatales sino también por los cambios experimentados en territorios como Galicia y BNG, en País Vasco y Bildu , Valencia con Compromís o Aragón y CHA, por poner algunos ejemplos. 

El cambio de voto se produce por el tipo de votaciones, por la importancia de los líderes locales o nacionales, regionales o estatales que representas todas las opciones, pero sobre todo por la nueva disposición de la sociedad a no dar nada por hecho y analizar todas las alternativas, en igualdad de posibilidades, sean nuevas, viejas, locales o estatales. Y esta nueva decisión de posible cambio se da más entre los jóvenes, pero también en los adultos hasta los 60 años, es decir entre y hasta los que hicimos posible la Transición. 

Pero esta volatilidad del voto ha venido para quedarse, al menos hasta que se asiente de nuevo el panorama político en España. Esto quiere decir que quien sube puede bajar y quien baja puede bajar todavía más. Los techos y suelos electorales se han destrozado, sumando a la volatilidad el lógico recambio vital con la salida de viejos electoral y la entrada de nuevos que además están decidiendo acudir a votar en mayor número que hace sólo cuatro años. Ahora toca el compromiso, el programa, la credibilidad, el saber trasmitir, el no cometer tonterías, el saber entender la situación compleja y encontrar soluciones válidas, posibles y creíbles, para "sus" votantes.

2.1.16

Las Damas de Plata que aspiran a ser de Oro

Cuidado que atacan desde la retaguardia Soraya y Susana, como ya lo hicieron Ada y Carmela o lo intenta Hillary. Es el momento (por fin) de las damas de plata. La de hierro ya falleció. En Zaragoza tuvimos una Dama de hierro y por eso no triunfó, las de hierro están pasadas de moda. Luquin podría serlo, como debió serlo Ibeas, pero la Sumelzo no me lo parece y el general segundón tampoco aparenta ser una dama.

Quien nunca ha tenido señoras en sus puestos importantes ha sido el PAR. Bueno tampoco Podemos. Ellos sabrán por qué. Pero sin duda la política aragonesa con mujeres hubiera sido mucho más dialogante, que es una de las cosas de las que carecemos, aunque disimulemos. 

Soraya sabe bailar moviendo los brazos y mirando con sonrisa de verdad, de esas que son peligrosas. Pero en cambio Susana no ha demostrado su arte del bailoteo pop en la televisión y eso le pierde, aunque se le suponga arte con el flamenco en la intimidad. Aun así su forma de sonreír cuando te mira da más grima que Soraya y eso desconcierta a los que somos más del norte que Madrid. Entre las mujeres de plata se juega España su futuro. Se vuelve a poner de moda la Ruta de la Plata.

1.1.16

El futuro de España se escribe con nieblas persistentes

La política española está como este puente, escondida entre la bruma, sin saber si tiene forma y color, si sirve para algo o está encallado en el pasado, si seremos capaces de cruzarlo y darle sentido o en realidad nos estremece acercarnos a ver qué color tiene. Todos juegan a mentirnos, a incidir tras leer a Maquiavelo, todos se han leído varios libros de ajedrez dialéctico y los libros de los teóricos de la política americana. Se juega a engañar. Los políticos y también muchos periodistas amigos de apoyar o de poner zancadillas.

Hemos entrada en el 2016, así que la primera excusa se nos ha escapado. Ahora todo está despejado para saber o no saber construir el futuro. Y sin duda ya somos muchos los que sabemos el final de este capítulo. Así que por favor, no perdamos mucho tiempo en vaguedades. Aceleremos los proyectos y empecemos a tomar decisiones. Cuanto antes mejor.

 Con Mariano Rajoy de primer caballo en la carrera, no hay nada que hacer.
 Con Pedro Sánchez vilipendiado entre sus huestes no se gana la carrera.
 Con C’s escondido saben ellas que están condenados a esa “nada” que odiaban tanto y a menguar como los caracoles cuando les tocas las antenas.
 Con Podemos sin capacidad de ordenarse sobre la suma rara de sí mismo y mandar desde una voz única (o al menos aclarada), vamos a otra nada parecida.
 Con IU comida por los pies desde un Podemos potente y chupeteada por la cabeza por un PC caparra, la tenemos jodida, en la UVI y sin ganicas de ponerse transfusiones.
 Con unos políticos catalanes (muy importantes en esta partida) que no saben si empatan, pierden o tienen que ir al psiquiatra, la cosa se complica más.
 Con un Rey al que le escriben los mensajes lo más tonto de entre los asesores, el camino se nos ve muy azul oscuro. Uff!