20.8.16

Hace más de 10 años que empezó este blog

Este blog cumplió el mes pasado 10 años, casi en silencio, apagado o fuera de cobertura, callado por propia decisión al ir trasladando sus nuevas entradas a otras ventanas, pues todo tiende a transformarse, y un blog, como un libro, debe comenzar y también acabar.

En el momento de nacer, allá por julio de 2006, sin duda no pensaba en que llegaría a los 10 años de edad. Eso es mucho. Con él he aprendido a escribir, he modificado mis hábitos sociales, he andado muchos caminos, he desandado otros, y me encuentro mucho más viejo pero con muchas más ventanas abiertas, tantas, que me resulta imposible atender como se merecen.

Un blog requiere atención constante o si no es mejor abandonarlo. Se debe a sus electores pero también a uno mismo. Es una afición como el que es de un equipo deportivo o de un programa de televisión. Todo evoluciona y todo se mueve de sitio. Para que este blog pudiera renacer sería importante borrar muchas entradas viejas que ya no encajan con mi forma de pensar. O no. Tendría que secar otros blog que ahora están funcionando aceptablemente, pero sin duda, pocos me darán las satisfacciones de este, que fue el primero y por ello el más querido.

A veces me acuerdo de él, le doy un empujón, lo muevo un poquito para ver si está vivo, y lo vuelvo a dejar callado. Son cosas de la añoranza. Creo. En aquellos días mi hijo era admitido en la Universidad para intentar hacer la carrera de Económicas y hoy es profesor, y mi hija sufría un pequeño accidente en su trabajo con una carpeta que le hería un ojo. Yo salía de una operación de corazón y simplemente quería gritar. Hoy ya no grito.

12.8.16

No estamos en el siglo XXI. No nos engañemos

En esta viñeta, Ferrán Martín nos da unas ideas críticas del valor de "haz lo que vieres" que vienen muy bien en estas semanas. Predicamos pero no damos trigo, si acaso mensajes para manipular. ¿Quien dijo que estávamos en el siglo XXI?

17.6.16

La vida de los blog es como un libro. También tiene fin

Hace 10 años ya que empecé a escribir por internet, desde esta misma ventana y cuando todavía se creía que internet estaba en la prehistoria. Ha sido un suspiro de tiempo, una década que se cumple en julio de 2016, onde a esta blog “Se puede vivir mejor” le siguieron muchos otros, temáticos y diferentes, con diversa suerte vital. Algunos sobreviven.

Los blog son como libros, se empiezan, se construyen y multiplican y se deben cerrar, deben morir, deben acabar. Creo. Pues se van llenando, sus personajes van cambiando, deben descansar y debemos dejar descansar también a los lectores, que van sin duda cambiando. 


Por eso este blog está ahora parado, suspendido, quieto. Creo que eternamente quieto. Como escribidor sigo en otras ventanas a las que tampoco debo dar publicidad pues las conocéis. Son “otras” donde por cierto he alcanzado en menos tiempo más visitas que en este con tantos años.

Los blog gratuitos, sin publicidad, sólo buscan, ellos y sus escribidores, tener lectores. Es el pago, el precio que se cobra. Cuando uno de ellos decrece, flojea, algo mal estamos haciendo y hay que darle una vuelta a todo. En esa vuelta puedes acertar o fallar. Pero dejar marcas, vas dejando heridas. Así que se emborrona todo. Por eso y nada más esta ventana está suspendida. Gracias a todos por leernos.

6.4.16

Aclarar e informar sobre Podemos y Venezuela. Por favor

El documento hecho público ayer sobre la financiación de Venezuela hacia la fundación del partido político Podemos en el año 2008, con un fax de tres páginas de una copia de un presunto documento del Ministro del Poder Popular de Venezuela, Rafael Isea, hacia Hugo Chávez, es además de preocupante muy grave. Sea verdad o sea mentira.

Si es un documento cierto, demostraría que Venezuela dió unos siete millones de euros a una fundación llamada Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) no sólo por un trabajo que se acredita bien realizado, sino…: “para estrechar lazos y compromisos que en España podrían crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano”.

Y de ser falso este documento demostraría la bajeza moral de grupos de comunicación que sin comprobar verdades se someten al juego destructor contra la nueva izquierda en España.

De momento las explicaciones no han sido para mi entender ni suficientes ni claras. Los dirigentes del actual Podemos y dirigentes de Fundación CEPS en aquellos años, no deben recurrir a la simple explicación de que si hay delito se acuda a los tribunales, porque puede no haber delito como creo que no lo hay, pero ser muy reprobable en lo político, admitir financiación de Venezuela para crear partidos políticos amigos y no explicarlo con claridad. Los españoles no deben recibir sólo una explicación a medias. Ya somos adultos para entender y sobre todo admitir o no las financiaciones exteriores, vengan de donde vengan. No sería el primer partido político en España que recibe ayudas desde otros países. Y es posible que tampoco sea el último. Pero somos adultos para admitir las explicaciones. Lo que no deberíamos admitir nunca son las mentiras, vengan de donde vengan.

29.3.16

Crece el populismo en Europa, y decrecen las soluciones


El periódico El País publicada esta semana pasada un gráfico, un mapa de Europa, con los partidos políticos de derechas que empiezan a considerarse más alineados al lado extremo sin que nadie se atreva a calificar a sí a todos ellos. Es el populismo, pero es simplemente también la forma actual de disfrazar las ideas más nacionalistas conservadoras, que son totalmente distintas al nacionalismo de izquierdas. Pero no voy a entrar ahora a discernir las diferencias claras, sobre todo en temas sociales, pues no es la entrada.

Lo cierto es que Europa con el crecimiento del populismo y los cada vez más claros miedos a la integración social con personas que vienen desde otros países, tiene un grave problema. Y la historia nos enseña además que esos miedos ni son infundados ni son leves. Europa camina hacia una situación para la que los europeos no estamos preparados pues no se ha ha hecho partícipes de nuestro futuro, no se ha realizado pedagogía social con los europeos, no se ha dado suficiente información al respecto sobre los actuales problemas de Europa y sus diferentes soluciones.

La xenofobia va en contra del futuro de Europa entre otros muchos motivos por uno básico de supervivencia europea pues nos estamos quedando sin habitantes y con ello con un crecimiento de la debilidad económica. ¿Absurdo? Bueno…, miremos el medio plazo. Podemos cerrar las fronteras o podemos cerrar nuestra forma de vida. Podemos encerrarnos en nuestro mundo, que ni es nuestro ni es todo el mundo. Pero lo cierto es que durante siglos se nos ha demostrado que al campo, a las decisiones de las sociedades, no se le pueden poner puertas. Cerrar el campo supone retrasar la entrada de un aire diferente. Pero no evitarlo.
¿Solución? Sin duda la integración y el reparto cultural con suavidad e inteligencia social. Hay muy buenos profesionales en todo el mundo de la integración social, del humanismo, del trabajo de campo social. Y eso, que nadie se confunda, no es “el buenismo” que algunos “listos” se empeñan en decirnos para crear climas que no conducen a la solución. “El buenismo” es esa otra situación de meter la cabeza debajo de la tierra y esperar a que escampe. O es pensar que con la violencia se resuelven los problemas violentos.

Quien no acepte la integración suave y ordenada, inteligente y empática, debe abandonar el intento por estar integrado. No se trata de crear mudéjares, sino de crear ciudadanos en paz que acepten leyes modernas de convivencia social. No se trata de prohibir, sino de compartir. No se trata de amasar sociedades hasta formar una sola, sino de respetar a todas con unos mínimos de respeto a las leyes “mejores”. Claro que existirán conflictos, faltaría más. Pero es el único camino, aunque sea muy complejo y tenga dentro problemas difíciles. No hay que olvidar que en los mismos países donde hay problemas de convivencia religiosa, cultural o social, hay también excelente ejemplos de integración sin dejar sus respectivas ideas culturales o religiosas. No se trata de subordinar sino de compartir en paz social el territorio y sus posibilidades.

Hay otras posibilidades; por cierto, ya se han empleado en tiempos pretéritos, cercanos o lejanos. Pero también se han intentado en otros tiempos trabajar en la convivencia. Al menos tenemos que asumir que ambas posibilidades pueden darse. ¿Tú cuál quieres para tu país?

28.3.16

En junio todos a votar, je je je. Uff!

En las peleas siempre hay ganadores y perdedores, las tablas se dan sólo en el ajedrez y si los dos contrincantes son muy iguales y además buenos. Así que entre Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera, algunos ganarán y otros perderán, no les quepa duda. Como tampoco les queda el miedo de la incertidumbre. Los que ya hemos perdido somos todos los españoles por estar tantos meses paciendo en un solar sin hierba.

Todos los partidos políticos están en crisis en España. Lo repito. Todos. La actual estructura política interna no sirve, la financiación actual es una equivocación grave, su forma de encarar el futuro de sus ideologías es de un egoísmo calculado que no conduce a mejorar, no existe una renovación eficaz, suelen ser agencias de colocación y grupos de amigos y familias enfrentadas. Pero la política y los partidos políticos son el mejor método para gobernar sociedades. No hemos encontrado otro mejor en los últimos 2.800 años de la historia de la humanidad.

En enfrentamos a un mes definitivo simplemente porque toca ya decidir. Por tiempo. U toca sin duda mover ficha o esperar que otros te la muevan. Desde la política damos la sensación de que el espíritu de Rajoy, ese juego tan audaz y antiguo de saber jugar con los tiempos y los tempos, se nos ha contagiado a todos. Incluso hemos utilizado la Semana Santa para meditar con teléfono o sin él. Es decir, sin tomar decisiones, sean las que sean, que nos indiquen el camino, nos saquen del atolladero, nos hagan avanzar o retroceder. Da igual si a europa le pegan una patada en los riñones o si el desempleo se está cambiando por un empleo indigno en condiciones peores que las de nuestros padres. Todo está quieto pues así parece que todo es válido.

¿En serio creen que en junio los ciudadanos acudirán otra vez a votar con la misma sonrisa? Ya…, tal vez sea así. Somos flojos…, es verdad.

26.3.16

Bruselas también es esto. Y eso lleva a lo otro

Estas dos imágenes son de la ciudad de Bruselas, de principios de este mismo mes de marzo de 2016 y tomadas por mi. Es el centro más céntrico de Bruselas, ambas tomadas en la misma mañana entre la Catedral de San Miguel y la Estación Central del metro y autobús (creo que era tomadas en el boulevar de la Emperatriz). En pleno centro de la ciudad, a plena luz del día. La de arriba está tomada en la entrada de un edificio de oficinas, la otra es el interior de un jardín a medio camino entre ambos lugares, donde duermen cuando no hay lluvia o grandes humedades, personas sin recursos. El principal problema de Europa es su falta de humanismo para resolver los problemas de las personas. Por eso las propias personas se convierten en lobos, simplemente porque antes las hemos obligado a vivir en cuevas, a ser indignos, a no sentirse europeos. Los que viven en estos lugares no nos pueden respetar, y es imposible que nos respeten, pues nosotros a ellos tampoco les respetamos. Por si hay dudas, recordemos que Bruselas es la capital económica de Europa, y que el número de inmensos edificios rascacielos de oficinas para lobbies es incontable.

Mala semana para las avestruces en Europa

Viñeta del genial El Roto para El País
Quiere terminar la semana de los atentados en Bruselas. Estamos en guerra aunque no lo queramos admitir por miedo. Una guerra diferente, lenta, en diferido, menos cruel que las anteriores, pero guerra al fin, donde los ataques indiscriminados son de momento soportables. Europa no existe y ella no lo sabe. Cree que todavía podrá salir del infierno mercantil en que se ha convertido. Lo humano perdió el tren hace un par de décadas, cuando nos creímos todos que ya sólo quedaba el sistema del capital para jugar a seguir vivos como sociedad. La caída del Muro de Berlín fue una fiesta que celebramos todos y que estamos pagando muy cara. En política exterior siempre Europa ha sido el campo de entrenamiento, el tonto útil que se emplea para jugar con él. En los últimos años nos hemos ido librando de las grandes guerras estratégicas por traslado hacia el sur. Pero los virus se propagan si no se curan. Controlarlos no sirve de nada.

24.3.16

La violencia global se debe llamar guerra

Hace muchos tiempos que uno viene diciendo —donde puede— que estamos en una guerra mundial, la guerra del siglo XXI que también está afectando principalmente a Europa. Esto además de sonar muy duro no es admitido por los gobiernos por el simple motivo de que nombrar “a la bicha” es contraproducente para defenderse…, según ellos, claro. Es cierto que estos actos terroristas, o los de Turquía, Nigeria, o los EEUU, los realizan cédulas casi independientes, sin un aparente estamento gubernamental que esté dando órdenes, sin un territorio que sustente sus retaguardias, etc. Efectivamente no es una guerra clásica, lo que no evita asumir que es una guerra.

Tampoco es una guerra religiosa, aunque utilice la religión como vehículo para además liar mucho más toda la situación, pues emplea el fanatismo religioso que se adentra en la religión como unas bacterias que viven en sus caldos de cultivo pero alejados de la realidad social de los cuerpos de los que se alimenta. Son fanáticos religiosos, pero también son personas desplazadas de la vida por diversos motivos, alimentadas eso sí por organizaciones supranacionales que alientan por muy diversos motivos sus ataques. Quien piense que dentro de estos grupos terroristas no hay un objetivo planificado de apoderarse o de defenderse, ante la situación estratégica del mundo actual, se equivoca. Todo forma un todo, aunque las conexiones sean complejas de encajar.

No es lo mismo que los (perdón) “soldados terroristas” sean unos fanáticos sin sentido, unos locos antisociales con las ideas absurdas de premios celestiales, a que piensen esto mismo los que están escondidos y detrás (y dentro) de ellos y que estos que son los ideólogos de esta guerra, no dispongan de unos objetivos claros por apoderarse de una parte del mundo para sus intereses. Los locos a los que antes he llamado indirectamente “soldados” pues son unos simples brazos ejecutores de órdenes y que no disponen de una economía de guerra para comprar armas, para desplazarse, para tener una infraestructura movible pues eso cuesta mucho dinero, son meras personas de “usar y tirar” dentro de un organigrama que aspira a otros objetivos mayores que el simple terror de una sociedad, sin olvidarnos de que es esta la principal arma de estos locos fanáticos.

El terrorismo no busca principalmente la muerte o el destrozo de vida humanas, buscan sobre todo el miedo, el terror. Es sencillo, es obvio. Pero la forma de defendernos como sociedad debe ser diferente si de verdad admitimos esto. A los terroristas les importa muy poco —con perdón muy sincero— las 35 personas muertas y las 200 destrozadas. Ellos quieren el miedo de varios millones de personas. Buscan paralizar naciones, ciudades, economías supranacionales, sistemas de vida, formas de convivencia, culturas occidentales, manipular medios de comunicación. Sigue siendo obvio, pero si lo es, hay que aprender a defenderse desde estos condicionantes. El enemigo no es un grupo de 200 terroristas con nombres y apellidos. Si fuera así la solución sería sencilla dentro de la complejidad de todo movimiento terrorista, pero lo grave es que estamos contra otro sistema de ataque, de guerra, de violencia. Cuando hablamos de organizaciones que necesitan economías para funcionar, estamos hablando de algo mucho más complejo, pues no se trata solo de entregar dinero y facilitar objetivos, sino sobre todo de tener estructuras fijas que formen, apoyen, creen, compren y vendan, muevan objetivos y tiempos, planifiquen, organicen. Y en un mundo globalizado, esto debe llamarse guerra para defendernos mejor. Sobre todo para defendernos globalizadamente también. Sobre todo para estar prevenidos ante ataques mucho más graves.

Por desgracia y sin dar pistas, nuestra capacidad de defensa en puntos calientes es menor a la de estos locos por intentar jodernos. Esto es guerra.

23.3.16

Por puro egoísmo, salvemos la naturaleza

La naturaleza salva vidas, y además si jugamos con ella nos las rompe, perdemos calidad de vida, crecen las enfermedades. De todo esto no hay duda. Pero vamos a dar un dato más. El 51% de todos los medicamentos que combaten el cáncer se derivan de productos de la propia naturaleza, como los arrecifes de coral.

Este anuncio americano es de la sociedad “La Conservación del mundo Natural” donde trabajan con los líderes comunitarios de más de 75 países, para intentar asegurarnos todos de que los arrecifes de coral tienen una oportunidad para luchar en su propia ambiente natural y sobrevivir en el futuro para seguir entregándonos sus productos naturales en la defensa de las enfermedades. ¿Tampoco esto lo entendemos, aunque sea como mero egoísmo personal, para comprender que defender la naturaleza es muy necesario?

Contra el terrorismo, inteligencia social humanista

Ante el terror hay que tranquilizarse dentro de su gravedad, y comportarnos socialmente con más inteligencia social. Europa sobre todo va a sufrir golpes del terrorismo durante muchos años, de forma indiscriminada y potente, buscando sus autores sobre todo el espectáculo del miedo, del terror, de la muerte. Decirlo así es duro, muy duro, pero sólo asumiendo la verdad podremos defendernos mejor. Todo terrorista busca la multiplicación de sus acciones entre los medios de comunicación. Sabe amplificar sus actos empleando a la contra los sistemas occidentales de vida. ¿Pero cómo hay que defenderse?

La primera idea “fácil” es cerrar la información, pero esto sin duda provocaría el efecto contrario. Si nos basamos en la idea de que al terrorista le da igual el daño que hace o las personas que mueren, sino que busca sobre todo la propagación de sus actos; ocultarlos o minimizarlos supondría que estos fueran cada vez más enormes. Si le dedicamos mucho espacio a un simple acto terrorista menor, admitirán que hay diversos grados y que con poco logran mucho. ¿Pero está la sociedad occidental preparada para asumir esta propaganda terrorista? Sin duda no. Si ocultamos lo que sucede se hará cada vez más grande. Si multiplicamos la información el miedo se nos apoderará.

La segunda idea clara es que este tipo de guerras nuevas, no se ganan con armas pesadas, ni con bombardeos a países lejanos, ni con invasiones. Es mucho más complejo. El terrorista está dentro de nosotros, abulta poco, no se le nota, tiene muy fácil acceder a los lugares que él mismo quiere, dispone de explosivos con facilidad, está convencido de que morirse es una excelente idea para ir “al cielo” a reunirse con el placer y sus familias, tiene el concepto de que ayuda desde la muerte a sus ideales. Esta nueva guerra hay que ganarla desde la inteligencia policial, desde el control exquisito de las comunicaciones, desde el control de todo tipo de productos que pueda servir hoy o en el futuro para crear explosivos, desde la observación constante de los movimientos de ideas junto a personas.
La tercera idea tiene que ver con la integración social. No es permisible que en pleno siglo XXI se sigan manteniendo colegios de niños totalmente separados por religiones. La religión en los países occidentales tiene que estar totalmente al margen de la vida social, de la educación, el deporte, los medios de comunicación, etc. No hablo de prohibir, ni de controlar, sino de no alentar las separaciones sociales, de comunidades, de incluso barrios enteros, or el tipo de religión. Aquí la sociología tiene que hacer un gran trabajo, de la mano de la política. Y los resultados serán a largo plazo, eso hay que admitirlo también.

La cuarta idea puede venir —si pensamos de forma rápida— por la finalización de todo tipo de guerras en zonas del Norte de África. Este efecto, lógico y humanamente deseable, en realidad no es nada fácil. Las guerras como ejercicio violento pero social no es sencillo evitarlo entre comunidades. Podemos eso sí y desde occidente cambian los contrincantes apoyando a unos o a otros, modificar el tipo de apoyos, los lugares de actuación, pero debemos asumir que el ser humano tiene dentro programado sus propios errores y también sus propias defensas animales que nos conducen constantemente a las guerras. No hay que asumirlo, pero la verdad es que no sabemos ni podemos evitarlo. Alentarlo es muy malo, sin duda, pero evitarlo es imposible pues siempre hay suficientes grupos sociales que sin querer incluso caminan hacia las guerras de forma constante.

La quinta idea y más compleja de asumir, es que el terrorismo es sencillo de realizar y muy difícil de combatir y defenderse, más cuanto más brutal se convierte, más primitivo, más siglo XX y menos siglo XXI. Que ante el terrorismo somos todos desde la sociedad común, los que debemos aprender a defenderse pasivamente, pero con los ojos bien abiertos, asumiendo que disponemos de suficientes organizaciones para defendernos. Sin duda nuestras defensas deben aprender mucho, tener sumo cuidado en los cambios de leyes y normas para no provocar el efecto contrario en su propia sociedad, trabajar con más medios en los días de calma, asumir que seguiremos teniendo momentos de gran tensión y dolor.

El mundo occidental es en el que vivi yo y mi familia. El terrorismo es un acto animal humano, pero ante esto hay que saber defenderse con inteligencia social humanista.

22.3.16

Bruselas es la capital de Europa. También en seguridad

Estuve hace unos meses en el mismo aeropuerto de Bruselas donde hoy desgraciadamente un nuevo atentado ha sembrado de terror a Europa. Es un aeropuerto inmenso, uno de los tres más grandes de Europa, uno de los dos que tiene Bruselas, el más grande entre ellos con diferencia. Muy bien dotado de todos los servicios, incluida la seguridad aunque como es fácilmente entendible con sus agujeros casi imposibles de resolver, donde impresiona el número de viajeros, de vuelos, de organización, lo que no evita que unos descerebrados sigan con su terror.

Por el centro de la ciudad de Bruselas es habitual ver parejas de soldados constantemente, por las calles patrullando en parejas con metralletas y ropa de asalto, y furgones militares que en algunas zonas consideradas puntos de salida urgente en el propio centro de la ciudad, están atentos a todo movimiento de las zonas que controlan. Es cierto que no hay una saturación —como en las ciudades importantes de Reino Unido— de cámaras de seguridad, donde en impresionante la sensación de estar totalmente observado, incluso dentro de los autobuses urbanos con entre 2 y 3 cámaras por vehículo.

Europa y con ella el mundo occidental, debe revisar sin duda todo el proceso de seguridad, pero es cierto que todo proceso de cambio, de ajustes extremo de seguridad en algunas zonas, supone desplazar los intentos de atentado hacia otras zonas. No es sencillo lograr la seguridad total, y no es que haya que acostumbrarse al terror, sino admitir que el daño a nuestro sistema de vida es inmenso, y debemos replantearnos muchas más cosas, por desgracia para nuestro sistema de vida.
No queremos ni nombrar la palabra "guerra" pues los conceptos sirven para creer que es mejor defenderse si le cambiamos los nombres a las situaciones. Pero Europa sobre todo está en una situación complicada y no sabemos defendernos "por debajo" de los problemas de seguridad. No sólo sirve con tener militares por las calles patrullando con armamento pesado.

Nota 1.: Leo que también se ha atentado contra la estación de Metro de Maalbeek, muy conocida por todos los que hemos tenido que ir en algún momento desde el centro de Bruselas a la zona del Parlamento Europeo. Hay que entender que el movimiento de personas es inmenso en esta zona, puntos neurálgicos de todo el movimiento de miles de persoans que todos los días acceden no sólo al Parlamento sino a las muchas decenas de enormes edificios de oficinas anexas al Parlamento o a zonas de lobbies de empresas de todo el mundo. 

Nota 2.: Sin duda es imposible evitar el terrorismo patrullando las calles con militares. Pero los explosivos, las armas, se compran y se venden. Y se sabe incluso que entran y salen de Europa y en concreto de Bruselas, con mucha más facilidad de lo que imaginamos. Controlas con exquisita seguridad eso es mucho más importante que controlar quién entra y sale de los edificios calientes. La seguridad en estos lugares emblemáticos, es imposible.

Nota 3.: Europa debe defenderse con protocolos de seguridad en el corto plazo, pero también en el largo plazo. En Bruselas hay colegios enormes totalmente separados por religiones. Colegios de educación básica donde sólo acuden católicos o musulmanes, donde no sólo los niños acuden a aprender y educarse, sino también lugares donde las familias se juntan en los recreos para hablar de sus problemas, de sus formas de vivir, y lo hacen todos los días.
A escasos cien metros de la Catedral de Bruselas (en otra calle, nada que ver en principio) hay un gran instituto de enseñanza media. Si observamos el tipo de alumnos que accede a este centro educativo veremos con claridad que no se parece en nada al tipo de personas que ves por la calle, perfectamente mezcladas por formas de vestir. Esta separación es peligrosa. Este tipo de actuaciones y cambios va dirigido al largo plazo, pero es una siembra que trabaja en contra de la integración pacífica de las sociedades. O nos volvemos más inteligentes, o no logramos defendernos. Estos problemas no se resuelven con más armas, sino con más inteligencia policial, militar pero también social. 

Nota 4.: Si no somos capaces de conseguir una seguridad diferente para Europa desde sistemas más inteligentes para una Europa herida de incapacidad, serán los populismos políticos que crecen por toda Europa, los que intentarán resolver el problema, con muchos peores sistemas y un incierto todavía mayor en la capacidad de soluciones. Europa está en un punto crítico que puede estallar en unas consecuencias hoy imposibles de medir. Y no sólo hablo del terrorismo, sino de nuestra capacidad para ser, para resolver, para ser humanos.
 

20.3.16

A sus órdenes, visitantes de Israel

Ayer este blog recibió como le ha sucedido en otras ocasiones, un inhabitual número de visitas desde Israel superior a las 2.000 y desde diversos ordenadores con distintos sistemas operativos y empleando diversos tipos de navegadores. 

Desconozco (bueno, algo hay que decir) el motivo por el que cada seis meses más o menos, un día en concreto me llegan este alto número de visitas desde Israel, tremendamente superior al que me llegan desde este país con normalidad (en la última semana dos visitas desde Israel), aunque me lo imagino. Y no entran a una entrada en concreto, sino al blog en general o a 2.000 entradas diferentes.

Así que sólo me queda saludar a los que entrar a ¿mirar? desde tan amigable lugar y ofrecerme a dar las explicaciones que consideren oportunas sobre los contenidos de este blog. A sus órdenes, visitantes de Israel.

19.3.16

Es la decadencia en Europa, España y Zaragoza

Muchos sabíamos que tras el verano de 2015 iba a venir a España una nueva etapa política, interesante para aquellos a los que nos apasionan las materias sociales o incluso históricas, pues España iba a entrar en un profundo cambio. Nadie sabíamos con certeza los pasos que íbamos a dar entre todos, las variables que se podrían producir, aunque intuíamos el cambio con claridad.

Estamos a mitad de marzo del 2016, nada ha cambiado y todo está cambiando. Nada para de cambiar y sin duda en algún momento, cuando todo se haya asentado, nos daremos cuenta de la importancia de estos meses, por lo que hayamos construido o por lo que hayamos destruido. Entre ellas la esperanza. Caminamos hacia la nada más absoluta, rompemos soluciones y proyectos, seguimos inmensos en una sociedad incapaz de encontrar sioluciones a sus problemas.
Asistimos a la implosión de partidos políticos enteros, que a duras penas intentan sobrevivir con cambios de nombre, con otros dirigentes, con deconstrucciones como si fueran un plato oriental, con refundaciones posibles e imposibles como si se obviara a la sociedad que es quien examina y aprueba o suspende. Los nuevos políticos, los mismos que abominan de lo que llamaban “vieja política” esos mismos que inventaron (je je je) los círculos, cambian de dirigentes en un sueño, sin preguntar a nadie de los suyos, sin pensar nada más que en “los jefes” y desde “los jefes”. ¿Eso es lo que debemos entender como “nueva” política?

La mediocridad se está asentando sobre Europa, España y Zaragoza. Incluso sobre el RAbal y sobre mi calle. Todo se está volviendo gris, apagado, taciturno, mentiroso, manipulador y manipulable, triste y ojeroso antes de despertarse. ¿Culpables? Sin duda todos. Tú y yo. Yo el primero, sin duda. Pero la factura nos la traerá el camarero al final de este ágape. ¿alguien piensa que esto es gratis? La corrupción no sale gratis y que tengan que ser los jueces los que nos digan constantemente a los políticos qué debemos hacer tampoco es gratis. Lo dicho, muy apasionante, si no fuera porque a la vez es muy triste ver la decadencia.

17.3.16

Europa necesita ayuda. Para ser más humana

Ayer salimos a la calle para decirle a europa que con los desplazados por la guerra y el hambre no se puede jugar con las fronteras. No se nos escuchó. Mariano Rajoy salió a explicar lo que todos nosotros decimos siempre, que en política internacional no se van a saltar la ley internacional, y esto viene a sumarse a la lógica social de que los seres humanos siguen siendo seres humanos aunque no estén dentro de nuestras fronteras artificiales.

Trasladar seres humanos desde Grecia o Macedonia a Turquía previo acuerdo económico me suena a venta de seres humanos. A otro desplazamiento más de personas por la putas guerras que no somos capaces de evitar. Dentro de unas décadas todos dirán que esto fue una barbaridad, siempre lo decimos. Siempre tarde. Siempre para quedar bien. Siempre diciendo que no lo habíamos visto.

Si los políticos son miopes o cortos de vista para los temas sociales, no sirven como políticos, pues un político es el que gestiona la sociedad. Decir que no lo vieron, que no lo sabían es tanto como asumir que eran o siguen siendo tontos de baba. En las empresas privadas a los tontos de baba se les expulsa de la gestión. No se enteran de Valencia, de andalucía, de Grecia, de Siria, de nada que suponga ser simplemente cristianos básicos, seres humanos simples. Que nos gobiernen los más tontos, los más jetas, los más cegatos, es un gran problema que pagaremos todos.

14.3.16

Ángela Merkel no pasará a la historia como constructora de Europa

Dicen que es la dueña teórica y política de Europa, la que manda sobre esa europa con la que soñamos. En España no la hemos elegido, nunca la votamos para nada, pero así son las cosas. Ahora lo está pasando peor que hace unos meses pues algunas decisiones de sus cachorros no le gustan y sabe que los tiempos se acaban y podría pasar a la historia como una negación para la Europa unida. Y creo que eso también le está afectando, pues en realidad a los políticos de nivel lo único que les importa es pasar a la historia. Pasar en positivo. Aparecer en los libros de texto, cuando ellos ya no están para leerlos, como una suerte de gestión. Aunque no lo parezca es Ángela Merkel y hoy en Alemania le han empezado a enseñar los alemanes que con sus políticas se ha equivocado.

13.3.16

Dos imágenes de la gran capital económica de Europa

Esta imagen está tomada en Estación del centro de Bruselas, la capital económica de Europa. Sí, esto es Europa. No espera a un tren, espera justicia social como varias decenas más de personas en el mismo edificio. 
La siguiente imagen es uno de los muchos edificios grandiosos de Bruselas, en esta caso uno de los edificios del Parlamento Europeo. En ambos casos es muy sencillo hacer estas imágenes. 

Puedes elegir entre familias con varios niños, sentadas sobre cartones húmedos y resguardados de la lluvia entre setos, o grupos de dos docenas de personas sin recursos, esperando en algunas zonas de los edificios públicos a que se haga de día. O si lo prefieres puedes visitar cajeros automáticos de bancos como sucede en España. O puedes ver en algunos pequeños parques personas de mediana edad arrastrando carros de la compra donde llevan todas sus pertenencias. O gente que pide para subsistir en los lugares más turísticos de Bruselas. Nada nuevo para un español, si no fuera porque estamos hablando de la capital económica de Europa. Allí, en Bélgica, es posible ver por las calles y pidiendo ayuda a familias con tres niños. En España quiero creer que no, que es imposible, al menos hasta ahora. Es normal ver en algunas zonas recogidas, grandes camas múltiples para media docena de personas, en las mismas puertas del Parlamento Europeo.

"Los seres humanos también se abandonan en Bruselas”

El hambre, la injusticia, la insolidaridad, la pobreza no sabe diferenciar fronteras, pues en todas somos incapaces de saber resolver estos problemas.

Esto es Europa, y nosotros nos creemos seres humanos

Esta imagen está tomada en el pequeño pueblo de Idomeni, en la frontera de Grecia con Macedonia. Esto es Europa. Y lo que se representa son seres humanos llenos de problemas, de esperanzas no cubiertas, de sensaciones que vamos rompiendo con violencia, de dolores, de guerra no resuelta por Europa, de incapacidad social para comportarse todos nosotros como lo que se espera de otros seres humanos. Es una simple sábana con una inscripción.

"Los seres humanos son más que pasaportes”

Imagen para AP del fotógrafo Vadim Ghirda
 
 

11.3.16

Podemos está roto. Pero existe pegamento Imedio

Ustedes que leen política, se habrán dado cuenta ya de que Podemos está roto. Vamos a intentar disimularlo, vamos a poner tiritas mientras la herida aguante, pero está roto del todo. Un partido no puede bajo ningún concepto funcionar con divisiones internas, dimisiones en cascadas, territorios donde no se está pero lo parece. Es imposible y lo saben todos, incluidos en Podemos. Eso imposibilita ningún acuerdo de fuerza a medio plazo, pues lo primero es asentarse, edificar un bloque político que tenga programa propio sea el que sea, que pueda hablar por igual y sin problemas constantes, lo mismo en Galicia que en Cataluña o en Valencia y Madrid.

Ahora es el viejo profesor Beiras desde Galicia el que mete el dedo en la herida. Cuidado con su buen ganado y respetado prestigio, pues tiene fuerza. No existe Podemos en Cataluña, tampoco en Valencia, está débil en Madrid, ahora Galicia se rebela, en Aragón lo domina Echenique y tienen a ZeC como una mezcla sin futuro pues al final se tendrá que decidir por ser IU o Podemos o ZeC con todas sus potencias, etc. Sin duda y tras ver los actuales divergencias, si se volvieran a repetir las elecciones generales habría movimientos complejos de apuntar ahora entre todas estas posibilidades. ¿Seguiría presentándose Compromís con Podemos? ¿Y Anova con la IU gallega sin el BNG pero con Podemos? ¿Se uniría Podemos a IU y a Unidad Popular donde está CHA? ¿Qué sucedería en Cataluña ante la casi imposibilidad de realizar un referéndum sin antes tener mayoría suficiente para modificar la Constitución?

Si alguien piensa que la política es aburrida, cansable, predecible, que siempre es igual, es que ya venía aburrido de casa. Ojo que la historia se escribe todos los días, y en ocasiones varias veces al día.

9.3.16

Hablemos de la despoblación en Aragón

El tremendo problema actual de Aragón es la despoblación, somos muy pocos y tenemos un inmenso territorio vacío en algunas zonas, que supone un grave problema que nos acerca al desierto social y económico. Pero tampoco para todos los aragoneses la despoblación supone como concepto de problema lo mismo. 

La despoblación sólo se puede resolver con población. Obvio ¿verdad? Pues muchos aragoneses no piensan lo mismo. Para muchos aragoneses la despoblación supone simplemente necesitar más dinero para cubrir los gastos de la “poca” población en un amplísimo territorio. Y eso no supone resolver la despoblación, sino hacer digerible el problema que ya creemos irresoluble de la despoblación. El problema principal es la despoblación. Y además tenemos otros problema más que es la financiación.

Pero la diferencia entre un diagnóstico y otro, es básico para pensar y trabajar por el futuro. Si creemos que hay que volver a poblar, tendremos futuro. Si creemos que se resuelve con más presupuesto y mejor financiación sólo lograremos alargar los tiempos hasta que llegue el caos, hasta que otros territorios logren imponerse pues disponen de más personas. La única solución que garantiza un Aragón de futuro es la “repoblación”. ¿Esto es duro verdad?

Los occidentales no podemos o queremos tener más hijos, y esta obviedad se repite en las últimas décadas como algo que no supone ninguna duda. El envejecimiento no sólo crece sino que lo hace a una velocidad muy preocupante y lo que es mucho peor, sin que las nuevas generaciones sean capaces de realizar el recambio. No ya sólo productivo, sino de consumo, de sociedad, de revitalización, educativo, o incluso de defensa. ¡Qué barbaridades digo! Aragón necesita aproximadamente un millón más de habitantes. Otra barbaridad más.
A la vez, Europa ha tomado una de las decisiones más asquerosos de las últimas décadas. Quiere expulsar a todos los refugiados de guerra que han entrado a nuestra Europa, y por dinero llevarlos a Turquía no se sabe bien con qué objetivos. ¿Para que vuelvan a Siria o Afganistán? ¿Pero de verdad sabemos lo que estamos proponiendo? ¿Qué necesita Europa? ¿No habíamos asumido que la población era un activo, un valor en las contabilidades de los países? ¿No es más rico en comparación a su vecino, y ante igualdad de territorio y de recursos, el país que tiene más habitantes? ¿O ya dependemos definitivamente de mercados globales y de laboratorios financieros donde lo que menos importa son las personas?

La integración de los inmigrantes en los nuevos territorios es el gran mantra que se repite como un absurdo que intenta tapar la vergüenzas y hace imposible aceptar esto como un positivo reto de futuro. 
En los años 50 del siglo XX miles de sorianos emigraron a Aragón, Cataluña o Madrid, sin olvidar el País Vasco. ¿No era lo mismo pues eran territorios vecinos? No. Desde Soria a Barcelona tenías un día de viaje a unos costes que pocos podían sufragar sin dinero ahorrado. Hoy desde el Norte de África a Barcelona hay dos horas de viaje en un billete que te prohiben sacar y a un coste que también necesitas tener ahorros. Cientos de miles de andaluces acudieron a Cataluña a vivir y a buscar un futuro. ¿Hubo algún problema grave de integración? La integración social en paz se logra si las dos partes trabajan por ella. 
En Bruselas y otras muchas ciudades de esa misma Europa hay colegios SÓLO para musulmanes y sólo para cristianos. Eso NO ES integración. En los patios de los colegios musulmanes se reúnen las madres por las mañana para hablar entre ellas de sus realidades. Eso no es integración. Eso es simplemente un gran error.




     Nota.: No, no pretendo como solución que vengan hasta Aragón un millón de personas desde otros países en el corto espacio de tiempo de un mes. Sería antisociólogico y muy peligroso. Pero entre no hacer nada y traer a Aragón un millón de refugiados, hay muchos matices y tamaños de tiempo y de número.

6.3.16

Yo al teatro ya sólo voy a las primeras filas. Ya lo siento

Uno, ante los tiempos actuales en la España rara que tenemos entre manos, puede hacer dos cosas. Preocuparse y hacerse testigo activo, recogiendo, opinando y preocupándose de lo que le toca vivir, o bien hacer todo lo contrario, abstraerse, ponerse a soñar con lo que puede elegir, volverse a casa con una coraza y soñar con el arte y el surrealismo. Yo estoy en estos momentos entre los dos caminos y no sé bien qué elegir.

España necesita futuro, personas capaces, menos pena y más capacidad, menos renglones torcidos escritos por personas incapaces de pasar a la historia amable. España necesita darse cuenta de que forma parte de europa, que su cuarta posición es tan importante como para creerse que sin ella no hay nada y que nadie puede ir contra ella. Me da igual si es totalmente así, simplemente es que creo que la autoestima es muy necesaria.

Me siento rodeado de incapacidades manifiestas. De mudos, de ciegos, de sordos, de personas que no saben leer, de actores malos, de violentos de película B, de miedosos, de incluso miedicas que es otra categoría diferente. España necesita sobre todo ser. Sólo siendo España útil, se puede ser aragonés, castellano o catalán, aunque estos últimos no lo entiendan así. Se puede ser otra cosa, sin duda, pero con las debilidad del enfermo grave, hacer cambios es otra patada más en los testículos del sistema. Puede ser que sea eso lo que algunos quieran, pero no la mayoría, y esto va de eso, de mayorías y minorías.

Los que viajamos sabemos lo sencillo que es ser respetado y lo más fácil que es perder lo poco que se tiene y convertirte en una paria humana que pasa desapercibida para todos. Los que viajamos decía, a Madrid, a Europa o a Sevilla pues da igual, ya que en todos los sitios se ve lo mismo, el hambre que se sortea todos los días y a quien le toca le acompaña además con la indignidad, la injusticia, la deshonra, la enfermedad, el frío, la soledad.

No sé si olvidarme de hablar y escribir sobre estos temas políticos, y encerrarme en el surrealismo. No sé si creer que el arte es terapéutico, que lo es, pero tomármelo como medicación todos los días en sustitución de la grasa indigestible de la política actual. No he escrito de eso que se ha llamado investidura de esta semana pasada. Todo un detalle.

Yo cuando voy al teatro suelo pagar la entrada y elegir un asiento cerca de los actores. Cuando sólo tengo entradas de gallinero, lo siento, no suelo ir al teatro. Y no por clasismo, no. Simplemente porque mis entradas de gallinero en el Principal ya las ocupé todas ellas cuando tenía la veintena y la treintena. Ahora ya no me toca. O estoy cerca de los actores principales o no voy al teatro. Y estoy seguro que esto se entiende muy bien, como despedida, y como declaración de intenciones.

3.3.16

Pablo Echenique nos enseña "el hogar"

Pablo Echenique ha llamado a reflexionar sobre la necesidad de construir un nuevo movimiento cívico que sirva de cantera de nuevos políticos, para pensar nuevas formas de poder y también para que haga las funciones de "hogar" cuando el partido político no está en el poder. “Tenemos que construir un lugar donde esperar y cuidarnos cuando las cartas electorales vengan mal dadas”-



1.3.16

Podemos ha jugado muy mal. El IBEX 35 muy bien

Hoy Pedro Sánchez se presenta “de verdad” a Presidente del Gobierno en España, y escuchando a algunos socialistas de los de mando en plaza, a uno le da la sensación de que algunos socialistas piensan que los españoles somos imbéciles, tontos de baba e incapaces de saber diferenciar entre derechas e izquierdas. El PSOE puede intentar formar gobierno con quien ellos crean posible, pues todos los votos valen lo mismo y tan lícito es intentarlo con Ciudadanos, como con Podemos o el PP. Pero en sus decisiones viene el precio. E intentar decir a los españoles que lo que el PSOE ha elegido es otra cosa diferente a lo que en realidad es, resulta patético y poco serio.

Pedro Sánchez no va a lograr completar los pactos, excepto que les interese llegar a las abstenciones de forma táctica o bien a la gente del PP o a la de Podemos. Mucho más sencillo en el caso de los segundos que en el de los primeros. Pero eso sería un gobierno de un año, y todos los saben. Mal menor, eso sí. Pero España necesita otra cosa, una tranquilidad de al menos dos años. Cosa improbable. Las abstenciones sirven, pero para poco.

Podemos ha jugado muy mal. El IBEX 35 muy bien. Y los resultados son y serán los inevitables ante estos movimientos. ¿Y el futuro? Pues queda tiempo, quedan negociaciones, todo puede cambiar e incluso Ciudadanos lo sabe y lo teme. Lo ideal sería contar con unos apoyos suficientes, lo repito, con apoyos de Ciudadanos, Podemos, Unidad Popular, Compromís y PNV, desde fuera y para la legislatura o con la entrada puntual de algunos ministros específicos que podrían acompañar a otros independientes y muchos socialistas. En este caso Podemos siempre seguiría en la oposición de izquierdas, asentando sus opciones. Y el PSOE lo sabe. Un gobierno parecido al de Aragón. En la negociación no nacida con Podemos ha primado más la táctica política de futuro que la gobernabilidad de España. Al PSOE no le interesa un Podemos que se vaya asentando. Y a Podemos no le interesa un PSOE que demuestre ser capaz para resolver y construir. En esas estamos.

Estos niños de Bruselas se harán adultos. Y crecerán en el odio

Esta imagen es Bruselas, es la puerta de la catedral de Bruselas, la capital de la Europa rica, donde los millones del Parlamento Europeo y la Comisión sobran. Si no somos capaces de creer en Europa, de lograr una Europa que entienda a las personas y sus problemas…, ¿para qué servirá Europa? Y lo que es más grave. Si no somos capaces de ordenar Europa, se nos desordenará definitivamente. Europa no puede dar los espectáculos tristes de Calais, sin perder el sentido de ser territorio válido para el futuro. Si no somos capaces de resolver los problemas de Grecia, de Macedonia, de todo el Mediterráneo, ¿para qué queremos a Europa?

Debajo de los cientos de edificios enormes llenos de oficinas de empresas que acuden a Bruselas a medrar, de lobbies escondidos que sólo piensas en los beneficios de sus inventos de empresas o de laboratorios financieros, se esconden estas familias.
¿Alguien cree que Europa puede mantener el engaño de que camina hacia la integración, cuando en muchos países hay colegios disgregados por religión, poder económico o por el color de la piel? ¿Es posible entender colegios totalmente diferentes a la realidad social de las calles?

En Bruselas las personas que están pidiendo por las calles húmedas van con niños en los brazos o son más jóvenes que los desamparados que vemos en España. A veces con un hijo tapado, otras con tres de diversas edades a los que sólo se atiende con mantas y algunos alimentos desde acción social. Las personas y familias también duermen en cajeros de banco o en pasillos escondidos de las estaciones de tren o metro. Quien no quiera mirar, no verá. Pero en breve les obligarán a ver, pues antes pronto que tarde, los huérfanos de justicia social la exigirán por las buenas o por la malas. Estos niños se convertirán en adultos.

25.2.16

Tras el teatro de la firma, viene la política de verdad

En toda negociación la inteligencia emocional es imprescindible, y engañar al contrario lo que siempre lleva con urgencia a la ruptura. Siempre. Así que como supongo una suficiente inteligencia en Pedro Sánchez, debo reconocer que nunca ha querido llegar a un acuerdo con la izquierda en España y que las formas en este caso sí importan y mucho. La firma del documento con Ciudadanos es un ejemplo de ruptura con los que allí no estaban, mucho más que los puntos que puedan o no figurar en el documento de 66 páginas que han firmado. El salón elegido toda una clara intención de marcar terreno.

Anoche el señor Hernando en Telecinco dijo con claridad que era un acuerdo firmado por el PSOE que “era de centro izquierda” y Ciudadanos que era de centro derecha. Este calificativo estoy seguro que se le escapó en planos nervios por intentar explicar lo complejo, pero es la forma de pensar en su interior lo que le delata. ¿Son los militantes del PSOE de centro izquierda? Pues no. Dentro del PSOE hubo centro izquierda desde la integración de Fernández Ordóñez en el año 1982 con todo su socialdemócrata equipo del Partido de Acción Democrática. Pero tras cuatro años de un duro gobierno conservador, no encaja reivindicar el centro izquierda en plena negociación abierta con la izquierda, excepto que sea un planteamiento táctico. Es decir, un error.
¿Pero y para qué, si esto es muy insuficiente? Pues tácticamente no lo tengo nada claro. Para este viaje no se necesitan unas alforjas de calidad. Si piensan en el PSOE y Ciudadanos que el PP les va a apoyar, se equivocan pues de hacerlo sería a un precio imposible. Si creen que tras el teatro de la firma, caerían rendidos Podemos e IU, demuestra alguien que no merece ser Presidente de España pues hay que planificar los movimientos de piezas del contrario con más inteligencia. ¿Para qué pues, esta actuación de derechas sin el PP? ¿Falta madurez entre algunos de los actores de esta farsa a medio construir?

Pero si leemos el documento de 66 páginas, aunque sea por encima para no disolvernos, vemos la firma teórica de Garicano, el asesor económico de Ciudadanos, en un exceso de puntos. ¿Y por qué ha permitido el PSOE y Jordi Sevilla, tanto Garicano? 

Vemos mucha menos política que economía, vemos tantas imprecisiones que este libro puede querer decir una cosa y la contraria. Claro que tiene puntos positivos, faltaría más, pero también negativos para el momento en que estamos, para los más débiles, para las políticas de izquierdas. Así que sin duda, estamos donde estábamos hace unas semanas, es decir, en nada. Tal vez un poco más cabreados todos.