17.7.15

La libertad de expresión debe ser bidireccional siempre

Uno siempre pensó que la libertad de expresión era bidireccional, que ocupaba todo el espectro social. Y también pensé (casi) siempre que los ciudadanos eran inteligentes y sabían elegir y darse cuenta desde donde les estaban engañando. Así que con esas premisas no entiendo bien el drama que parece haber surgido con la página web del Ayuntamiento de Madrid, donde intentan aclarar aquellas notas o rumores, noticias o sinsabores que desde el sitio oficial creen que son falsas.

¿Desde cuando un político no puede advertir en su propio medio de comunicación de internet que una noticia es falsa? ¿Desde cuándo está mal visto que un gestor informe de los errores de una información, dando su versión correcta? Hoy los medios para comunicar son múltiples y no debemos rasgarnos las vestiduras si se emplean. Por cierto, comparar esto con algunos canales aburridos y manipuladores de Venezuela es jugar a equivocar al personal que nunca es tonto. Lo que no quiere decir que a veces no prefiera escuchar bobadas que van contra sus “enemigos”.

No debería tratarse de una página que con dineros públicos se dedicara a dar opinión. Pero si solo da información para salir al paso de equivocaciones o su esa página no se realiza con dineros públicos, no sé donde está el error. Los periodistas deben hacer su trabajo, faltaría más, pues es imprescindible para la democracia. Pero los políticos que gestionan  también deben tener la posibilidad de informar con datos de aquello que consideran equivocado. Y los ciudadanos tienen la obligación y el deber de saber diferenciar, de saber elegir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario