14.7.15

Hemos ganado a Grecia, pero hemos perdido Europa

Con Grecia no hemos llegado a ningún acuerdo, si acaso con Tsipras que en estos momentos es una cosa bien distinta a Grecia. Para que un acuerdo sirva hay que cumplirlo y el texto que dio fin a una noche de ensueño (o duermevelas) es imposible cumplir por una de las partes. Otro papel mojado que vuelve sobre la misma herida.

Efectivamente Grecia es un caos, es un Estado fallido donde las trampas se han asentado de tal manera que nadie cree en nadie. Pero esa bola es de tal tamaño que resulta imposible resolver con más normas, más marañas, más deuda encima de la ya imposible deuda actual. Ni privatizando o vendiendo activos públicos, pues se nos olvida que detrás siguen estando millones de ciudadanos muy cabreados. ¿Les quitamos Grecia? ¿Y quien se la quiere quedar?

Una vez que queda clara la actitud de toda Europa con Grecia, la incapacidad de presionar de Tsipras y su gobierno, los errores de este Presidente novato, la pobreza de sus cartas de susto o muerte, solo nos queda pensar en que hemos abierto una nueva herida para pasar el verano entretenidos. Mientras tanto el daño que se ha hecho a las instituciones europeas, a la banca, a los ahorros de la clase media, a la confianza en todo tipo de poder, es imparable y no solo en Grecia. Europa ha salido perdiendo y además ella misma cree que ha ganado a la débil Grecia. Curiosa manera de regalar Europa a Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario