20.5.15

Nos han convencido de que no siendo nada se vive mejor

Este es un cartel cubano, de los que se pueden ver o se podçían ver por las carreteras de la Cuba que todos creíamos comunista sin saber bien qué era eso del comunismo. La frase de comunista tiene poco pero de lógica todo. En mi casa mando yo, manda mi familia, mandamos nosotros, como es lógico además. Y como debería ser en más órdenes de la vida. En mi ciudad debemos mandar nosotros, los que somos ciudadanos de esa ciudad. En mi puesto de trabajo deberíamos mandar los que efectivamente estamos trabajando y haciendo que la empresa triunfe o fracase. No deberíamos ser solo actores mudos de todo lo que nos afecta en nuestras vidas. En cambio no solo parecemos conformarnos y admitirlo, sino que incluso defendemos no ser protagonistas de nuestras vidas, de todo lo que nos rodea. Nos han llegado a convencer de que no siendo nada se vive mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario