26.3.15

¿Sirve para algo la fuerza del ejemplo?

Este cartel cubano ya con bastantes años en sus maderas nos lanza un mensaje básico como muchos de los que se emplean para movilizar a las personas, las conciencias de colaboración social, crecer las sinergias entre personas para lograr objetivos de colaboración y trabajo en equipos.

“Con la fuerza del ejemplo”

Así de sencillo, pero curiosamente así de complicado de entender. En España tenemos el ejemplo más claro. La corrupción política, la desviación de dineros públicos, los negocios privados desde posiciones públicas, son una constante entre los dos grandes partidos, por parte de personas que se han aprovechado para su beneficio del dinero de todos. Pero la sociedad lo acepta a la hora de la verdad, aunque lo critique brutalmente en los pequeños comités de amigos. El responsable político vuelve a presentarse sin pudor y sabe que vuelve a ser elegido para continuar con su trabajo de sátrapa. No ha trabajado nada con la fuerza del ejemplo, pero ha sido perdonado como si de una confesión religiosa se tratara, con una pequeña penitencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario