15.3.15

Cada vez me gusta más el ABC. Ahora que ya no hay tebeos

El diario ABC dentro de su enorme libertad de opinión ha publicado un hermoso reportaje sobre Yanis Varufakis, el nuevo ministro de economía de Grecia. Estos del ABC son simpáticos a la vez que manipuladores de escuela de preescolar. Ni para los suyos sirven, joroba.

Les debe joder tanto una serie de arquetipos que ellos entienden nunca deben tener las gentes de izquierda, que sin darse cuenta se les va de las manos la crítica infantil. Son tantos años de diario conservador, que al menos deberían tener un cierto respeto hacia lo que representan.

No debe tener un político o un militante o un ciudadano de izquierdas nada que no sea mugre y pobreza; imposible tener un piso cojonudo, un ordenador Apple, una biblioteca poblada, un compañero de vida simpático, unas copas de cava llenas de líquido fresco, una camisa de moda, tres platos juntos de comida y ensaladas.

Somos muchos los que diciendo que somos de izquierdas tenemos coche y piso, incuso algunos tienen apartamento en la playa o en la montaña, muchos somos los que comemos pescado de vez en cuando e incluso alguna vez jamón de Teruel. También bebemos vinos Borsao o de Miedes e incluso alguna vez Viñas del Vero. Yo he tenido la suerte de conocer a empresarios comunistas y socialistas y os juro que sabían sonreír. Ellos no se sentían mal teniendo una pequeño empresa donde trabajaban como el que más. Incluso estamos gentes de izquierda que entramos en las iglesias, que tenemos amigos curas, que nos duchamos casi todos los días, que leemos o vamos al teatro a ver clásicos y no solo a ver los perros flautas modernos que son el azote cultural de esta España rancia que nos domina. Conozco a gente de izquierdas que llevan a sus hijos a la escuela concertada aunque la inmensa mayoría siempre hemos apostado por la escuela pública, e incluso me han dicho que hay al menos uno de izquierdas que usa un teléfono iPhone pero esto está sin confirmar. Hay gente de izquierdas que prefiere ir antes a Londres o New York que a Moscú o a Tirana, que si van a Toledo son capaces de entrar al Museo del Ejército sin armarla, que saben distinguir entre un buen queso curado de uno de marca blanca, que llevan décadas usando ordenadores MAC sin que hayan perdido no un ápice de su crítica social por los que abusan de las sociedad más débil. Incluso muchos de nosotros nos hemos casado por la iglesia y tenemos parejas hermosas con las que hacemos el amor, pues sin que lo sepan los conservadores del ABC, los de izquierda también follamos. Eso si, como los animales pues tenemos rabo largo y peludo junto al culo y nos molesta. Efectivamente, el rabo lo tenemos en los dos sexos, pero solo los de izquierdas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.