24.1.15

Zapatero está feliz, una vez que lo han sacado de la tumba

La aparición como Santo en carne mortal del resucitado Zapatero reuniéndose junto a sus palmeros con Podemos, ha sido de premio a los errores manipuladores que marcan sensaciones complejas de perdonar. Pedro Sánchez ha quedado tocado, señalado como el enemigo, dejando claro que en política los peores enemigos son los amigos.

Y luego los propios políticos pedimos que crean en nosotros a los que simplemente nos ven enseñando la cara de pavos con moco esperando a que nos apuñalamos entre nosotros a poco que miremos un poco desviados mientras nos hacen la foto.

Zapatero debería haberse quedado en casa pues ni avisando a Pedro Sánchez de sus intenciones de obediente a los Barones cumplía para resultar perdonado. En política la lealtad es primordial si queremos mantener posibilidades. Si se nos percibe como cainitas lo mejor es abandonar.

Ahora está de moda darle golpes al muñeco de Pedro Sánchez como si esto fuera una feria de carruseles. Creo que el propio PSOE no sabe lo que se está jugando en estas partidas. Por cierto desenterrar a Aznar para sacarlo de paseo ha sido también una buena muestra de la descomposición actual. Anguita habla y ya solo nos faltaría sacar la foto de José Antonio y darle color azul, ahora que ya tenemos televisión en color. Esperemos que el domingo los griegos nos señalen el camino, pues si no, nos esperan unos años complicados de verdad, entre tantos muertos vivientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario