31.1.15

Podemos logra demostrar en Madrid cuantos son

No es sencillo reunir hoy en día a 200.000 personas. No lo es sin motivo contundente, sin una reclamación clara, sin una motivación que salga desde el interior. Nadie es capaz hoy en España de sacar a tanta gente a la calle como lo han logrado los de Podemos. Si acaso la iglesia con algunas de sus manías religiosas o hace un año los catalanes o vascos. Pero en política identitaria nadie es capaz en la España del 2015 sacar a tanta gente a la calle.

Los que hemos vivido la política desde hace 40 años, sabemos lo complicado que es movilizar a la gente sin motivo, solo para demostrar fuerza. Los pocos que lo han logrado y en momentos muy determinados, siempre, se han llevado las razones en forma de votos. No entender esto es no saber donde estamos, de qué manera nos van a afectar a todos Podemos y sus ideas, sean para bien o para mal.

Podemos sabe jugar con la política. Quiere hacernos SOÑAR con sus discursos. Nos nombra a DON QUIJOTE para convertir a los cuerdos en locos y a los locos en cuerdos. Nos entrega un nuevo lema “TIC, TAC, TIC, TAC” y nos plantea el reto de que nos fijemos en lo que ha logrado el nuevo Gobierno de Grecia en solo una semana. Sabe organizar a su gente, sabe moverlos y darles cobijo, dar seguridad a una concentración de este tipo, crea ilusión y los medios de comunicación se abrazan a estas formas. Incluso los que los critican les están haciendo la cama con sus malas formas. Saben sonreír ante las críticas y seguir organizándose sin bajar la cabeza.

Es la expresión política del 15M, y ahora toca tomar otra vez buena nota, saber que esto nos afecta a todos los partidos políticos, y no equivocarnos en las formas de cada uno de nosotros, si no queremos caer en el barranco. Detrás de Podemos está la gente, mucha parte de la sociedad que antes de aparecer Podemos eran de otras opciones políticas. Estas personas no han salido de la nada, antes ya eran ciudadanos libres, pero posiblemente huérfanos de la política. O al menos así lo han sentido ellos.

Yo no soy de Podemos, no defiendo a Podemos, solo conozco a una persona que me ha dicho que ya es de Podemos, pero ante las realidades políticas que se nos presentan delante de todos, hay que analizarlas, diagnosticarlas y saber las motivaciones sociales que han logrado auparlas hasta remover a otras muchas. Es la única manera de estar con la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.