30.10.14

Por favor, enseñarles a los políticos viejos a comunicar mejor

Hay pocas sensaciones más corrosivas, menos explicables, más tontas, que la incapacidad para comunicar de los políticos españoles en las dos últimas décadas. Increíblemente siguen y se acrecientan, sin saber bien cual es el motivo. Hay periodistas, buenos periodistas, profesionales de la comunicación, que deberían haber sido capaces de convencer a los políticos que así vamos muy mal.

Si Podemos está subiendo como el merengue es precisamente por la mala comunicación de los políticos actuales. Ellos ahora ya, están simplemente sonriendo, no se tienen ni que mojar en busca de su equivocación, les están haciendo todo el trabajo. Suben con aire, pero se endurecerán al contacto con el calor del horno de la sociedad. Que nadie piense que se desinflarán, aunque tampoco que se convertirán en acero a las primeras de cambio.

Hoy mismo veo que Rajoy, con la ayuda del PP ha decidido no explicar en el Congreso y en un Pleno extraordinario los últimos coletazos de la corrupción. Tremenda equivocación, aunque la verdad, llegaría muy tarde el cambio, son excesivos años de separación entre los políticos y la sociedad.

Hoy los políticos estamos en un campo de juego y la sociedad está en otro campo de juego. Pero entre un campo y el otro no nos separa una línea blanca sino el pasado.

No vale con pedir perdón, estamos en el siglo XXI, necesitamos información real, decisiones, explicaciones inmensas y extensas, seriedad y ganas de rectificar, y capacidad para interactuar con la sociedad y con otros políticos. En estos momentos los políticos viejos están asustados, no entienden casi nada, siguen creyendo que esto es un bluf, que a la gente no la entiende nadie. Piensan que van a perder su puesto de trabajo, lo que le alivia en muchos casos, pero no quieren hacerlo desde el empuje social hacia el vacío. Desearían irse ellos cerrando la puerta tras limpiar los cajones.

Pero lo cierto es que sobre los cajones vendrán otros a revisarlos, a rascar sobre las maderas podridas y eso acojona. La España actual no se regenerará en el 2015 sino a partir del 2016. Así que como sociedad un consejo: aprendamos a tener paciencia. Sí, más.

La imagen es de Andrea Comas.

Pocos ricos son tanto como muchos españoles. Pero no debemos mentir

Leo hoy un documento que nos informa sobre las 20 personas más ricas de España que suman tanto dinero como el 30% de los españoles que son los más pobres. Son 20 personas que suman lo mismo que 13.500.000 de españoles. Dicen también que esos 20 afortunados tienen en total 115.400.000.000 de dólares.

Este dato supone que esos españoles del 30% más pobre tienen cada uno de media unos 7.000 euros de patrimonio según nos ofrece la ONG Oxfam Intermón, dato que por error mío había confundido en esta entreda.

Estamos hablando que de media entre los 20 primeros ricos españoles tienen 5.000.000.000 de euros cada uno de patrimonio, mientras que el 30% de los españoles más pobres tienen de media uno 7.000 euros de propiedades. Y aquí entra todo: ropa, ahorros y calderilla. Si en vez del 30% hubiérsmoa elegido el 20% más pobre los datos serían todavia peores. Solo los 3 primeros tienen más que los 9.000.000 de españoles más pobres.

Las desigualdades en España son tremendas con tendencia al alza, con independencia de que estos datos anteriores estén equivocados. Que tengamos en España a personas con tantos miles de millones mientras hay tantas millones de personas con muy poco, es una vergüenza que no entiendo por qué consentimos.

Los políticos durante muchos años han mirado hacia otro lado, pues son los responsables de modificar las leyes y no se han atrevido por su ideología. Pero todos nosotros también somos culpables por seguir votando a los que admitían y ampliaban estas desigualdades. 

Nota.: Por equivocación habia interpretado mal unas cifras, y en la entrada original hyabía unas críticas a los datos que han visto la luz pues me parecían equivocados. Efectivamente había un error. Era mío.

26.10.14

El pragmatismo en política puede ser un ingrediente. Pero en poca cantidad

En Francia se está planteando algún sector del Partido Socialista retirar el adjetivo o el apellido de socialista al nombre del partido. Los socialistas italianos ya borraron de un plumazo el apellido socialista para llamarse Partido Democrático, como si les diera miedo un adjetivo ya viejo por edad. Los iconos tdambién cuentan a la hora de vender ideología, pero mucho cuidado con no pasarnos en la idea pragmática de hacer solo aquello que sea válido en el momento.

La comunicación en política también se está centrando en engañar con los nombres. La extrema derecha en Francia se llama Frente Nacional que suena incluso bonito en un país muy jacobino. Así que cuidado con los apellidos nuevos, que pueden ser peores que los viejos.

No hay países en Europa que tengan Partidos Comunistas. Pero hay comunistas y bastantes. Es como si diera miedo nombrar otro adjetivo político. Pero en España mantenemos varios Partidos de la Falange, sin temor a ser señalados de nada. Incluso bien diferentes entre ellos.

Incluso ya dentro de las dudas tremendas que inundan el panorama político, se está insistiendo en que las ideologías no sirven, que el pragmatismo también puede ser social, válido, de izquierdas, socialista. ¿Se puede decir socialista? ¿Quiere esto decir que tenemos que estar constantemente creando nuevas ideas y que estas se deben adaptar según el momento, para que simplemente sean válidas en cada situación?

Si algo funciona es bueno, se dice. Creo yo —por que son ya tan pocas las cosas que funcionan— que nos agarramos a la primera idea que marcha bien. El pragmatismo puede funcionar en su justa medida. Como el hueso de jamón en un cocido. Si nos pasamos tendrá mucha sal pero no más sabor.

Si además de funcionar es útil, si además no solo no fastidia sino que mejora la calidad de vida, si es admitido como positivo, puede ser tenido en cuenta, aunque se separa algo de las ideologías, pero solo insisto, en su justa medida. Si nos pasamos con algún ingrediente extraña a la propia ideología, podemos hacer un buen plato, pero ya no se llamará cocido. 

Olvidarnos de las ideologías es olvidarnos de la política, algo que parece ser, cada vez desean mucho más los que odian la politica, incluidos los que saben que sin política los negocios son más fáciles.

25.10.14

Sinergias claras entre Ganemos y Podemos buscando soluciones

Primero nace Podemos. Después Podemos dice que no quiere presentarse a las elecciones municipales por lógica organizativa y nace Ganamos. Pero Ganemos no es una organización novata, nueva, pues nace empujada por muchas gentes de la izquierda (poco) anónima pero también de reconocidos políticos de segunda línea de IU. En Ganemos si hay muchas personas que conocen bien la política municipal aunque no hayan sido concejales.

Ahora Podemos bendice a Ganemos y se plantea —como es lógico— unirse en sus listas municipales a Ganemos. ¿Quiere esto decir que las infiltraciones reconocidas por todos de gente de IU es asumida y admitida por casi todos en Ganemos?

A eso hay que señalar que Ganemos es mucho más que gente de IU. Y que IU no ha dicho que ellos NO se vayan a presentar a las municipales con sus siglas. Tremendo galimatías que se irá resolviendo, sin duda. Incluso con la confluencia a Ganemos de nuevos partidos políticos de izquierda hasta forman un conglomerado de gentes de gran recorrido en la izquierda social y asociativa, personas en muchos casos muy conocidas en los ámbitos políticos, pero sin pertenecer en la actualidad a ningún partido político, pero si a muchas formas de trabajar la sociedad, la calle, la cultura.

A nivel individual hay muchos contactos entre personas de una multitud de organizaciones. Muchos de nosotros hemos recibido invitaciones, casi presiones inteligentes, para encontrar sinergias, para unir y avanzar. Se está formando un suelo social cabreado, que a diferencia del famoso pero extinto 15M busca primero sinergias entre personas pues se asume que entre las ideas ya existen, aunque en muchos casos haya discrepancias.

Hasta ahora, en estos últimos 30 años, a las personas de la izquierda en España nos separaban los matices, los asuntos menores que se imponían sobre los mayores. Cada uno de nosotros dábamos sobre todo importancia a lo que nos separaba para marcar territorio e ideología. Hemos tardado mucho en darnos cuenta, pero ahora parece que lo que se impone es trabajar desde lo que nos une y no olvidarnos de las divergencias, que se respetan y se dejan sin olvidarlas, en un segundo lugar cuando lo que aprieta es ser capaces de crear una sociedad limpia y válida, capaz de defender a los que más lo necesitan y nunca a los que más tienen. ¿Hasta cuando nos durará este intento casi onírico?

Ya casi no hay dictaduras, pero a cambio hay muchas dictablandas

Votar es algo muy importante para las sociedades, para todas, pero muchas veces nos vamos dando cuenta que votar también es un acto de manipulación. Simplemente nos necesitan para que acudamos a votarles, sin los mecanismo básicos de un sistema democrático de elección.

Algunos se han dado cuenta que la mejor manera de optimizar su propia legalidad es haciendo el paripé de que los ciudadanos deben acudir para dar la apariencia de que votar es importante para la libertad y las mejoras sociales.

Algunos tramposos han descubierto que la mejor forma de seguir como dictadores es logrando el poder, manipulando la democracia para que parezca legal y hermosa. Tras aprender a dominar los mecanismo de la legalidad democrática para poderlos manipular, el siguiente plan es dar un poco de libertad no controlada. Pero no a todos, no siempre. Es como criar cerdos de jamón caro, hay que dejarlos en el campo para que coman libres. Pero todos terminarán como jamones, vendidos.

¿Y ante esto qué se puede hacer? ¿es mejor ir o no ir a votar? Pues en realidad da igual. Lo que sea menos peligroso para las personas. La manipulación es tan fina como la lluvia que cala aunque no se note. Y curiosamente cada día hay menos países dictatoriales pero también menos países democráticos de verdad. Se ha creado un limbo legal que está lleno de países de lo más variopintos. Ya no hay dictaduras, hay muchas dictablandas.

Nota.: La imagen es la de un centro de votación en Botswana, del fotógrafo Marco Longari.

23.10.14

España se descompone, pero mientras tanto solo miramos fijamente

La familia Pujol es sin duda un ejemplo de que las series televisivas dan para mucho menos que la realidad increíble de una España en descomposición. 

Como no dejaremos que España se nos transforme, sin duda solo queda que se pudra y con ella nos convirtamos en basura todos nosotros.

Que pongamos en el ordenador un botón para vaciar y copiar, todo a la vez, los documentos que deseamos esconder es de premio. Yo me imagino al dueño del ordenador acudiendo a la tienda de los botones anti pánico.

—Mire, que quiero que me pongan el botón del miedo, ese que si veo que entran los malos, yo puedo hacer desaparecer toda la chicha que tengo entre las teclas.

¡Uff!, o nos espabilamos o nos hundimos. Efectivamente, más todavía.

21.10.14

España necesita menos poder manipulador de la iglesia

En España manda la iglesia católica. Manda desde el Gobierno, desde los colegios, desde parte de las Universidades, desde empresas, desde editoriales, desde medios de comunicación, desde el Opus y sus poderes escondidos o desde la propia iglesia sin adjetivos que se queda con plazas o edificios artísticos e históricos, sin pagar impuestos. Todo un juego de oscurantismo que también sabemos y callamos.

No es cuestión de odio, soy cristiano y respeto la religión en el ámbito privado, me he formado en colegio religioso y eso marca para bien, pues mis curas eran abiertos lo que me ha permitido conocer la iglesia desde cerca. La iglesia buena y la iglesia del demonio.

Pero España necesita ser laica en sus gestiones sociales, de gobierno, productivas y de formación, con urgencia además, pues la manipulación ejercida atenaza los cambios necesarios y las trampas encubiertas de muchos borregos que pastan sobre corderos con hambre. En pleno siglo XXI y dentro de la Europa del futuro, estar dominados por una iglesia parece imposible. Que por delante de las decisiones de las personas, incluidas las católicas, estén escondidos los mandatos de una confesión religiosa, es un atraso que nos está costando caro, y se puede volver contra la propia religión que abusa de sus poderes.

En España la iglesia católica debe apartarse de estar mezclada con los poderes, hacer su papel social que es inmenso y a veces muy productivo y dejar que sean las ideas de las personas libres las que formen país. Y ceder en el gran negocio de la educación, no tanto como negocio como siendo una manera de controlar los auténticos negocios escondidos.

20.10.14

Oriol Junqueras 1 - Españolistas 0. En Sálvados España perdió el partido

Ante cuatro millones de espectadores de Sálvados, ayer Oriol Junqueras hizo un excelente programa apoyado por Jordi Ébola y una familia sevillana que simbolizaba mal la España que nada entiende.

A Oriol le salió el programa redondo con su disfraz de buena gente, de tontorrón a veces, de quien demuestra que se puede dialogar sin dialogar, negociar sin negociar, acudir sin escuchar. También es cierto que hay que ser muy bravo para encerrarse en campo contrario solo y contra una familia tan conservadora que aseguraba no comprar productos catalanes para que el IVA no se fuera a un país extranjero. 

Ante estas explicaciones Oriol lo dejó muy claro. Será bueno para España que Cataluña se independice, pues sería para España un problema menos. Pero lo dijo casi sin decirlo. Como cuando mintió de mentirijillas al decir que las relaciones deben ser buenas y beneficiosas para ambas partes, pues así España se beneficiará de lo que le compre Cataluña como país. Pero no dijo que para entonces Cataluña comprará a quien quiera, sea francés o chino, y sin duda se acordará de cuando le dijeron a la cara que productos catalanes no, por el IVA.

Genial Oriol Junqueras cuando con cara de muy buena persona aseguró que si por él fuera, declararía la independencia mañana. O cuando aseguró que si le inhabilitan mejor, pues así más razones y más catalanes deseando la independencia. Era un círculo que él mismo iba cerrando sabiendo que lo único importante eran los catalanes que estuvieran viendo el programa y escuchando a "los españoles" que se estaban retratando ellos solos. Teatro político muy bien realizado, con el único fin de dar un mitin electoral 2.0, entre inteligentes y tontos.

18.10.14

El cielo no nos lo van a dar. Hay que conquistarlo, amigos

"El cielo no se toma por consenso, sino por asalto"
Comunicar es un ARTE y lo sabe bien Monedero que aprendió hace mucho que los titulares, o los fabricas con rotunda claridad o te los crean a gusto del medio de comunicación, desvirtuando lo que se quiere decir.

Tras la primera jornada de Podemos era imposible no acoger el titular básico ya entregado por los dirigentes políticos, sin añadir ni restar una coma. Si acaso buscando quien lo dijo primero ante la historia y con qué motivación. Un diez para los que comunican desde Podemos.

Es una frase hecha que encierra mucho más de lo que parece, aunque nos remitamos a los griegos para disimular.

Simplemente nos dice: " Muchachos, nadie nos va a regalar nada, aunque vayamos de guapos o de buenos, de útiles y de pacíficos pactistas. O lo cogemos o lo provocamos, pues los capitalistas nunca nos lo darán en la negociación". Y aquí está encerrado todo.

Los enemigos son los capitalistas. Hay que provocar el asalto. El cielo es imprescindible. Queremos ganarlo.

Y esto, aunque suene a jodido, lo realmente jodido es que es verdad. Que ya no hay manera de entablar diálogos con los contrarios, pues cuanto más se disfracen de buena gente, más claro quedará que siguen queriendo engañarnos otra vez más. Los enemigos se han pasado de cabrones y ya no queda espacio para creerles en nada. Por desgracia para las soluciones pactadas.

Menos importancia del capital y más del trabajo. El futuro del capitalismo

La reforma del capitalismo debe pasar (egoístamente incluso para su necesidad rentable) por restar poder al capital y entregárselo al trabajo. En un futuro será más complejo encontrar y hacer rentable el poder de la innovación y el trabajo que el capital, que en profundo proceso de transformación puede perder capacidad de control en el primer mundo occidental, a poco que el trabajo sepa defenderse. ¿En cuantas empresas el capital inicial de un inversor podría ponerse sin problemas por la suma de todos los trabajadores, en porcentaje asimétrico si así hiciera falta para hacerlo viable?

Es increíble que grandes empresas se cierren o realicen grandes ERE en contra del poder del trabajo, sin que este pueda defender la rentabilidad del proyecto. Se deberían cambiar las leyes para hacer fácil la conversión en Cooperativas Laborales aquellas empresas que por deslocalización o mala gestión tienen que verse hundidas hacia el fracaso, cerradas o convertidas en testimoniales cuando la fuerza del trabajo sigue intacta y con capacidad de reconvertir y gestionar. 

Si las empresas tuvieran imposible por ley el cerrar y desaparecer, excepto manifiesta inviabilidad económica, mucho capital se lo pensaría antes de retirarse y verse obligados a vender o transferir por las deudas, pues saben que se encontrarían con empresas de la competencias, con un fondo de comercio importante que les harían la competencia en sus nuevos proyectos en otros países o con mano de obra más barata.

Las empresas deberían estar por encima del dueño del capital, como elementos de bien común para los países, como elementos de bien social pues crean trabajo y por ello mueven las economías por encima de su propia producción y venta. Las empresas no deben pertenecer SOLO al propietario del capital inicial, que sin duda debe poder repartirse la rentabilidad de su inversión, sino también como cualquier edificio urbano de valor, a la sociedad que la sustenta. Y antes de tener que cerrar por la decisión del propietario, como cualquier enfermo, debe intentar ser puesto en vida por cualquiera de las partes que también intervienen en el funcionamiento de cada empresa. Incluida la administración pública si el sector fuera considerado importante además de los actuales casos estratégicos, ya contemplados por ley.

16.10.14

Se la juega España. Mucho cuidado con las equivocaciones de salvadoresfáciles

La independencia de Cataluña es un trabajo fino de encaje de piezas que requiere un gran dominio de los tiempos, de los tempos en cada tiempo, de las miradas y los gestos, de las reacciones de "los otros". Pero curiosamente los contrincantes, es decir España y Cataluña, parecen obviarse, como si ninguna parte tuviera enemigos declarados, pues lo importante al final (dentro de no sabemos cuantos años o meses) es lo que piensen en Europa, en la ONU o en la sociedad catalana y española. Vamos, un trabajo complejo que requiere la sabiduría de muchos o la idiotez de unos pocos.

Quien piense que ahora no se está hablando muy en serio de la independencia de Cataluña se equivoca. Como quien piensa que esto es un asunto del 2015. Está en juego la disgregación de la España que desde hace siglos conocemos y no solo la independencia de Cataluña; aunque Mariano Rajoy parezca no estar entendiendo lo suficiente el órdago, cosa que no es cierta, aunque se haga la estatua. Pero responder con contundencia es dar más razones en el futuro a los que juegan a dominar los tiempos.

España puede responder con la ley.
España puede responder con los bemoles.
España puede hacer como que no escucha.
España puede esperar un milagro.
España puede esperar que alguien le saque las castañas del fuego.
España puede convocar elecciones anticipadas.
España puede hablar a todos los españoles y decirnos qué nos estamos jugando

Las variedades son muchas, y no todas sirven para mejorar y algunas para empeorar. Pero las respuestas de reacción también son varias para cada acción que tome España. Y la partida solo termina cuando uno se rinde o hace jaque mate.

Los españoles no sabemos lo que representa esta partida ante la historia de cada uno de nuestros territorios. No nos lo han explicado y recurrimos mucho más a las vísceras que a la inteligencia emocional. No tenemos ni idea en qué situación quedaría de cara a Europa la España del futuro. No sabemos con análisis correcto qué harían después Baleares o Valencia, el País Vasco o Galicia, Canarias o Ceuta y Melilla. La salida de Cataluña dejaría una puerta abierta por donde entraría aire frío o cálido. Europa se posicionaría pero no sabemos cómo, por mucho que nos digan "cosicas" los medios de comunicación españoles. Estos medios no tendrían voz sobre la Europa que decidiría. Y la Europa hoy es sobre todo mercado.

Pero acudir a la fuerza para evitar la situación solo resolvería el momento presente, que a muchos les puede parecer más que suficiente, pero daría más razones a los que saben dominar los tiempos. Con violencia legal o de la que decidan los que mandan, se conseguiría llenar el cajón de las razones  futuras de quien sufre siendo un territorio europeo muy válido y capaz. Y España lograría tener enemigos en vez de vecinos. Ojo con los errores de tamaño superlativo.

¿Hay otras soluciones? Pues si. Sin duda. 

La primera es hablar. Con los catalanes. Con los españoles. Nunca es necesario con Europa, pues es un asunto interno.
Olvidarse de vencer; sino ser capaces de con-vencer.
Olvidarse por todas las partes de la fecha del 9N, fijar otra y hacer pactando un referendum legal y con todas las de la ley. Es decir, campaña para el SI y para el NO, y pactar con todas las fuerzas catalanas representativas un calendario de consulta tras unas elecciones catalanas adelantadas, con el porcentaje que supone aceptar el resultado con la mayoría cualificada, el tipo de pregunta lógica y no ese juego de trampas, y la fecha de una vuelta a consultar salga el resultado que salga.
Por ejemplo: elecciones anticipadas en Cataluña en diciembre 2014. Referendum Legal y pactado en abril 2015. Mayoría cualifica del 60% sobre una participación mínima del 60%. Repetir el referendum en el año 2040.

Pero claro, efectivamente, estos acuerdos NUNCA los aceptaría el PP. Y tampoco ERC. Incluso tampoco CIU. 
Que no gusten a ninguna de las partes ya indicaría que es un camino intermedio, un lugar para negociar, hablar, pactar, buscar salidas legales, modificar, volver a negociar.

El federalismo era una solución posible en el 2013 pero no ahora. Ya no basta a nadie, e incluso el PP no lo hará nunca. Ellos juegan sobre todas las cosas a la unidad de España sin ningún riesgo, algo que no se han enterado, es imposible. El riesgo existe, ahora o dentro de tres años. También juegan desde el PP a ganar tiempo para que la decisión se la trague otro gobierno, lo que demostraría que España les importa menos de lo que dicen, pues buscan el corto plazo. Hemos perdido dos años importantísimos para haber encontrado soluciones, algo más fáciles de las que ahora es posible acordar. La reacción de las partes siempre va en aumento a través de las acciones de las otras partes. O templamos la bola o nos acabará quemando a todas las partes.

¿Hay algún iluso que piensa en la posibilidad de que este asunto solo logre fastidiar a una parte del conflicto? Estos con perdón, son los más peligrosos pues no valoran nunca "el hasta donde" y en toda partida de ajedrez se puede ganar o perder. Pero también se pueden hacer tablas. Solo una de las tres posibilidades te deja como ganador.

Podemos y Ciudadanos son lo mismo para España. El futuro

Este fin de semana Podemos se la juega. Va en serio su apuesta de futuro, pero también sus posibilidades de explotar antes de meter un par de goles a la casta anquilosada. Depende de ellos. O mejor dicho del zaragozano Echenique que cree en el 15M como si no hubiera otra. 

La política requiere orden y concierto donde cada pieza del grupo toque un instrumento concreto, aunque crea saber tocar todos o le joda que existan los instrumentos. Creer que la buena música sale por arte de magia es ser tonto y Echenique no lo es. Así que aunque esté dentro de las ideas de IA, debería pensar que el anarquismo como tal nunca ha funcionado.

En cambio es necesario un jugador que con las mismas reglas de juego que sus contrincantes, sea limpio, venga lúcido, tenga moral, ofrezca estabilidad y sobre todo muchas ganas de tirar de la manta y limpiar de paja tanto pesebre escondido.

Desde la izquierda tenemos a Podemos. Desde la derecha tenemos a Ciudadanos. Dos oportunidades bien distintas de hacer lo mismo. Dar un puñetazo en la mesa sin tirar las fichas, pues las necesitamos para meterlas en la cárcel. España necesita cambiar. Quitar a los jetas y ladrones, creer en nosotros mismos, insuflar otra forma de hacer política Más participativa y mucho mejor comunicada. Ser más Europa, pero no esa Europa de los mercadillos de usado, sino la Europa social y participativa que avanza hacia una integración de las personas y no de los dineros. 

O ponemos cara y ojos al 15M este fin de semana, o perderemos el tren de la lógica. Para ver si se ha logrado el éxito miraremos las caras del PP y del PSOE a través de sus periodistas amigos.

15.10.14

Larga vida a las bibliotecas públicas. Incluidas las españolas

Hoy por la mañana he estado en la biblioteca pública de Birmingham que es una manera como otra cualquiera de tener envidia provocada por uno mismo. El enorme edificio moderno a más no poder alberga libros, miles de libros en numerosos idiomas incluido el castellano, pero también centenares de sillones super cómodos, salas de exposiciones, decenas de ordenadores repartidos por sus plantas, decoración suficiente como para darte cuenta que están en un museo de los libros y fotocopiadoras por todos los sitios.

Le sobra un poco de ruido, aunque es también un lugar para leer revistas o libros, para conectarse a internet o para descansar. Es sobre todo un inmenso edificio lleno de gente que nos lleva la ilusión de que todavía el libro es muy importante y que los miles de libros viejos llenos de sabiduría moderna y útil tienen mucha vida por delante.

¿Por que no creemos más en las bibliotecas públicas como lugares que son mucho más que simples almacenes de libros, que necesitan inversiones constantes, ideas nuevas, servicios añadidos?

14.10.14

Mas ha ido a más. Cataluña da otro paso más con Mas

Artur Mas se ha aclarado confundiendo a los que no son catalanes y presionando con una patada en el culo a los de ERC. Hará una votación de Comunidad de Vecinos, pero lo que vale será lo que salga de unas Elecciones Ordinarias, anticipadas o no, con listas y programas conjuntos, solicitando la independencia.

Se votará el 9N para animar a ERC a tomarse la pastilla de las listas conjuntas con toda la seriedad necesaria. El problema parece ser el cabeza de lista. Mas quiere ser el que lidere ahora y luego todo el proceso; y ERC quiere liderar el futuro y apoyar el presente de Cataluña. Complicado de aunar cuando son dos grandes toros bravos los que quieren el control de la Dehesa.

Ahora la situación tiene dos vertientes de acción, muy distantes entre ellas. La que tome el Gobierno de Madrid para ver qué hace con esta participación ciudadana disfrazada. Y la que toma ERC sumándose o no a unas listas únicas, pues hasta que estas no se forman Artur Mas no convocará elecciones anticipadas.

Desde Madrid se puede hablar de desobediencia y de uso fuera de ley de los locales de la Generalitat que se intentan poner a disposición de la votaciones. Y desde ERC se tienen que mirar el culo para ver si la patada les ha dejado marca o no. Es un paso más hacia la complicación.

13.10.14

Artur Mas se rinde y pone caras. ¿Qué piensan los catalanes de estos juegos?

Arturo Mas se rinde. Artur Mas sin más presión del Mariano que es un experto en ver pasar los cadáveres de sus enemigos sin hacer nada, ha decidido tirar la toalla. Queda saber qué dirán los catalanes, hartos de tantas bobadas, de tanta incapacidad.

No es posible que ante un asunto de esta envergadura, histórico e importante, nadie tuviera un Plan B. Ni Mariano ni Arturo. No existía más que provocación, intentar sin saber qué hacer. Amagar, marcar, sacar pecho pero sabiendo que nunca iban a defender lo que proponían. La sociedad vuelve a perder.

No es que fuera positivo el camino emprendido, es que para este viaje no se tenían alforjas, ni se había llevado cantimplora. Ahora ERC tiene la palabra y estaremos atentos. Pero parece que están jugando con la sociedad catalana y con sus futuros. Los de hoy y los de dentro de unos años.

Pujol se hundió en la miseria; ahora Mas se vuelve puré dejando claro que ser presidente de Cataluña es de una gran dificultad para estas generaciones, pues no hay ni uno solo desde 1975 que vaya a pasar a la historia. Cuando no se sabe elegir o no hay donde elegir lo normal es que nos inunde la basura.

Nos quedan 80 días. Mucho tiempo para seguir equivocándonos

Nos quedan dos meses y medio para acabar el año 2014. Malo de narices. El año que decían iba a ser el tiempo de la recuperación. Son 80 días para la desesperanza o la suerte, pues parecen imposibles los acuerdos y los aciertos. No voy a enumerar los tremendos errores que penden sobre nuestras cabezas en espera de que el tonto de mi lugar siga equivocándose y no sepa sujetar cuerdas, arreglar rotos, apañar las costuras sociales que ya empiezan a oler. Da igual pues se multiplican.

Tienen —los que mandan— que dar gracias a Podemos pues como son la esperanza están logrando sin darnos cuenta nadie que las sociedad siga esperando al 2015 como agua de mayo para que los cambios surjan de forma legal, pacífica y democrática. Si no existiera Podemos la gente no podría aguantar igual, pues como nos falle la recuperación anunciada, se nos estrella el futuro.

Los datos que saldrán en noviembre sobre desempleo serán muy interesantes para ver si nos tenemos que tranquilizar algo. No importa tanto el tercer trimestre como el cuarto de 2014 para ver si España está cayendo con Europa o ha sabido salir del camino del infierno. España es diferente por el turismo y sus cuentas importantes son las de los trimestres que vienen ahora, el último de 2014 y el primero de 2015. Ojala sea verdad ese enunciado de que hay ramas vigorosas, pues lo necesitamos muy seriamente.

Nos queda la incapacidad de muchos miembros del gobierno, nos hace dolor el asunto de Cataluña, la tremenda corrupción asentada y por descubrir, el poder débil y absurdo de ciertos medios de comunicación enfermos de miedo, un tomar espacio y tiempo para Felipe VI, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. Un tener empatía con la sociedad que sufre cada vez más y en mayor medida y que ya no espera que le expliquen nada. La propia realidad le está explicado todo.

Acierta el Gobierno del PP. No todo van a ser errores

El gobierno de España ha tomado (casi) la primera decisión lógica ante un sistema de comunicación absurdo e ineficaz. Nombrar a un experto médico que además tenga capacidad de comunicación y lo haya demostrado con anterioridad. Y para ello ha nombrado al doctor Fernando Simón.

Nos hemos quejado en muchas ocasiones de la mala comunicación de los políticos, incapaces de saber qué hay que opinar y trasmitir o simplemente si es necesario trasmitir o no. Increíble error en estos años de tanta comunicación fácil y sencilla. Una cosas son los gestores políticos y otra bien distinta en todo equipo humano que gestiona, el grupo que se tiene que dedicar a trasmitir, a comunicar.

En el futbol hay porteros, defensas y metedores de goles. En todo equipo de profesionales deben existir miembros para todo tipo de acciones. Y la figura del Portavoz del Gobierno era ya vieja hasta que algunos se creyeron que no era necesario y decidieron ahorrar, como si fuera un gasto y no una inversión. ¿Cuántos millones se han perdido por la mala gestión comunicativa del ébola en España?

Comunicar es el hilo que une a los ciudadanos con los que gestionan. A los padres con sus hijos, al jefe con sus colaboradores, al entrenador con sus jugadores. Es gran parte del éxito, de los goles, de la facturación, de los beneficios en la relación. Y para eso hay que buscar una persona que sume comunicación y técnica. Y si falla, se quema o equivoca, cesarle es muy sencillo y representa el primer pararrayos fácil de cambiar.

Nota.: Efectivamente no podía ser verdad. A las 24 horas del nombramiento, ya ha salido hoy a contarnos las novedades otra persona, un tal Fernando Rodríguez, que no es ni meor ni pero, sino otro. Y una consigna básica para comunicar es que SIEMPRE sea la misma persona. Snif!

11.10.14

Se acabó la micropolítica. Vuelve la macropolíica

La corrupción de Caja Madrid y sus tarjetas opacas es el detalle más obsceno del lugar en el que hemos colocado la política en España, desde casi todos los partidos políticos y sindicatos. Resulta increíble que esto pudiera suceder con el amparo silencioso de todos los integrantes, amigos de llenarse los bolsillos con dinero de todos.

Se está hablando suficiente, pero de momento la justicia no interviene en espera de reunir todos los datos. Pero el daño es irreparable, y no es tanto la justicia como la limpieza política la que debe actuar.

No es posible creer en la actual democracia con estas trampas. Y esto no lo digo yo, sino la sociedad asqueada que tardará muchos años en volver a creer en los políticos.

No es posible entender por las personas de la calle que seamos capaces de trabajar por la gestión correcta de unos árboles, farolas o parques y además seamos incapaces de detectar millones de trampas, gastos increíbles de personas de la propia organización, enriquecimiento amoral cuando no ilegal.

Cabría preguntarse por la lógica de la inmoralidad donde está el final. Debemos saber si estas prácticas también se han realizado en más Cajas de Ahorros, si se hacen en muchas empresas privadas (que también es que si) para no pagar impuestos, si estos abusos han tenido un gran peso en la actual crisis que nos ha llevado a cinco millones de desempleados, que curiosamente todos ellos nunca han conocido ni de lejos las tarjetas negras.

O limpiamos España de jetas, ladrones y carteristas de traje caro o nunca saldremos bien de esta. O lo que es peor, saldremos mal y con violencia. El trabajo de los políticos no es ahora la micropolítica, sino tomarse muy en serio la macropolítica, como así se verá en los próximos programas electorales. Auditorías, limpieza, cordura, justicia, dureza moral, seriedad y trasparencia. Menos explicar qué se hará en un barrio, y más, mucho más, qué se hará para evitar que estos trucos se vuelvan a repetir. Mientras haya ladrones, no se puede dotar de calidad a los barrios.

10.10.14

España debería pedir tiempo muerto y hacer reset o ponerse a llorar

La tormenta perfecta se ha unido sobre España hasta acojonarnos más. Efectivamente cuando digo más no hablo en más cantidad de preocupación sino sobre más personas. Veníamos asustados de lejos, preocupados de nuestra incapacidad demostrada durante bastantes años. Ahora solo es que han crecido las personas que se han dado cuenta de nuestra incapacidad. Lo malo es que muchas de ellas no son españolas.

Las imágenes publicadas demuestran nuestras formas y modos. Imágenes publicadas ya incluso por medios de comunicación conservadores para que no exista duda de barrer para casa. Artículos o simples informaciones que nos destrozan como sociedad absurda.

Y no hablo solo del ébola, me refiero también a las tarjetas negras, al dirigente sindical de Asturias, a las fotos de la cacería de Blesa con sus carneros, al lío de Cataluña, a los excesos policiales en algunos pueblos que se creen grandes, a que un Consejero de Sanidad hable por no callar poco después de confiar en la Virgen para mejorar la salud.

No me preocupa tanto el ébola como las trampas de todos contra todos. Se han muerto en Cataluña de legionella 10 personas y seguimos sin saber desde qué foco. Me preocupa que los tramposos están escondidos por todas las esquinas y que no sabemos qué saltará mañana. Incluidos los muy honorables que hasta cinco minutos antes de perder su futuro eran respetados por el miedo y por su poder y dinero. España debe reaccionar, hacer un reset total y mirar a ver qué queda. Y sobre todo quien quiere quedar, pues en los últimos años lo grave es que muchos de los buenos huyen de trabajar dando la cara.

9.10.14

Los que nos dedican a la política somos los más tontos de la sociedad

Escuchando al Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid a uno le entra miedo, no es imaginable pensar que la sanidad de tantos millones de personas dependan de una persona que opina lo que expulsa por su boca este señor, sin medir las consecuencias que por su cargo tienen sus palabras en medio mundo. Media docena de frases suyas en 24 horas son para enmarcar. Recordemos solo que los profesionales que trabajan en Sanidad pública se eligen por mecanismos que en teoría son muy exigentes y solo deberían acceder los mejores.

Estar en contra de los políticos hace que solo queden los más mediocres. No saber elegir nos lleva a tener una clase política muy empobrecida, peor que gris, incapaz. Hoy escuchaba a este Consejero y a un periodista español forense médico y al representante en España de la OMS. No hay color. La diferencia de conocimientos sobre el tema es apabullante, la distinta manera de informar, de comunicar o de explicarse es inmensa. Pero estoy seguro que ninguno de estos dos doctores ajenos a la política quieren ser ni Ministros ni Consejeros de nada. Van a cobrar mucho menos, van a estar mucho peor mirados, van a tener mucho más trabajo y les van a criticar brutalmente hagan lo que hagan.

Estamos consiguiendo que los peores sean los que manden y gestionen la sociedad. Y encima persistimos en este error. Si faltamos el respeto hacia los gestores, solo quedarán los más tontos y entonces constantemente estaremos criticando CON RAZÓN a los tontos por ser tontos. Cuando no además de tontos sean también ladrones.

El marido de la enfermera con ébola, asomado a la libertad

O España se toma en serio que tiene la obligación de parecer un país europeo o nos mandarán al carajo. Hay imágenes que producen dolor sumado a la idiotez. En esta imagen, el marido de la enfermera ingresada por ébola aparece asomado a la ventana de su habitación. ¿Cómo es posible?

Si está infectado resulta increíble. Pero si está ingresado en espera de saber si lo está o no, es igual. Debería estar vigilado, incomunicado para evitar contagios si los análisis y el tiempo indican que está infectado o no. Mientras no se sepa su estado, si está ingresado no es para curarlo, sino para que NO contagie a nadie. ¿Y qué coño hace asomado a la calle, para que su imagen circule por toda Europa, si está en seguimiento por posible contagioso?

España está quednado reflejada en un charco complicado de defender, más en una actividad de la que creíamos tener una calidad muy alta. La suma de equivocaciones y malas prácticas es tremenda. No leamos lo que sucedió con la ambulancia que la trasladó al Carlos III una vz que ya se sabía que tenía ébola, pues es para ponerse a temblar. Para evitar el pensar que son ganicas de atacar al Gobierno, recomiendo leer el ABC que es conservador, así no cabe pensar que estamos en contra de quien gestiona.

7.10.14

España (y Aragón) es mucho más de lo que se creen la mayoría de españoles (aragoneses)

A veces como españoles nos cuesta seguir creyendo en el país. Entre el asunto del ébola, grave y preocupante por el descontrol que se refleja, y las barbaridades de los tipejos de las tarjetas negras, damos asco e incluso miedo.

El tema del ébola no debe preocuparnos, a poco que sepamos tomar las medidas correctas. España tiene los mecanismos correctos para controlar esta epidemia, de momento en forma de contagio muy localizado, aunque represente una mancha más en nuestra capacidad para gestionar las crisis. Los sanitarios están preocupados sobre todo por que algunos de ellos ya sabían que los riesgos eran altos y la medidas tomadas muy justas. Pero tenemos los medios para no tener que preocuparnos en exceso.

Pero debemos tomarnos muy en serio nuestro sistema de trabajo, de gestión, de comunicación, de creernos que somos un país importante. Damos la sensación de ser un país de pandereta, lleno de idioteces, de personas poco válidas, de ladronzuelos de media altura. Así nunca lograremos salir de esta falta de respeto social que padecemos como país de juerga y de pena, a partes iguales. Y acabar a gorrazos con toda esta inmundicia mediocre, que solo sabe emborracharse de lujos, colorines y sonrisas falsas.

Y de Aragón podría decir lo mismo, pero ampliado un 50% por no ser soberbio.

6.10.14

Solo los funcionarios podrán ser políticos

No es sencillo darse cuenta si no se está dentro, pero el camino avanza a la posibilidad todavía mayor, para que solo los funcionarios puedan dedicarse a la política, con todo lo de negativo que esto supone para la sociedad.

Y ahora me aclaro. Los funcionarios son gente maravillosa. Hay trabajadores excelentes y vagos redomados. Como en todas las empresas. Ni más ni menos. Pero su vida laboral está formada por unas experiencias diferentes al resto de la sociedad. Las personas que trabajan en empresa privadas tienen una experiencia diferente. Ni mayor ni menor, simplemente diferente. Y en la política debe haber una mezcla casi perfecta de todos los estamentos sociales. Jubilados, jóvenes, mujeres, desempleados, funcionarios o militares, enfermeras o millonarios. Solo así los debates lograrán ser válidos y completos. Y sobre todo creíbles por todos, al estar todos representados.

Pero en el sistema de incompatibilidades de Diputados o incluso como se pide, para personas que sean de las directivas de los partidos políticos, solo los funcionarios y los jubilados podrán dedicar en el futuro su vida laboral o vital a la política. Se les quiere impedir los trabajos diferentes a la política, cuando esta depende de espacios muy temporales que lleva a la pérdida del anterior empleo o en el mejor de los casos de la promoción laboral, excepto que sean de una gran empresa donde sí interesa tener a un exdiputado para poder medra y negociar en las cuevas. Solo los funcionarios podrán pedir excedencias válidas y no tramposas aunque lo permita la ley, para dedicarse al trabajo político de representación. Si en una empresa privada pequeña pides una excedencia para la política, prepárate para ver las caras y las decisiones posteriores.

Mucho cuidado con crear al político como un profesional de la política exclusiva, sin experiencias totales con la totalidad de la sociedad laboral. El país sale perdiendo calidad de gestión. Aunque no lo notemos desde fuera. ¿Es igual hablar o resolver el desempleo y sus terribles consecuencias si nunca hay un desempleado en los órganos de decisión de los partidos políticos, del Congreso o el Senado, del Consejo de Ministros? Y no me sirve el asesor contratado para opinar, pues su poder de mediación o de decisión es muy limitado y siempre se basa en los que al final entiendan los que NUNCA han podido estar desempleados.

Nota.: La socluión pasa por una Ley de Incompatibilidades que facilite la incorporación de personas del más amplia segmento social posible, incluidos los trabajadores que puedan compatibilizar su trabajo de forma clara y limpia.

5.10.14

La encuesta que no servía para casi nada, pero que se publicó en domingo

Hoy El País publica un sondeo de Metroscopia que resulta cuando menos curioso. Siempre nos han servido los datos de intención cocinada de voto, pero ahora han decidido cambiarlos para presentar intención de voto directa y declarado que no permite comparar con casi nada. Lo curioso es que desde Metroscopia y sin duda desde El País, tienen los datos de intención de voto como todos los meses, pues un dato les lleva al otro. Peor por el motivo que no conocemos bien solo nos ensañan el primero, el que no tiene en cuenta variables de corrección estadístico.

Con estos datos, de ser tenidos como ciertos, el Partido Popular PP sufre tal batacazo —y ese puede ser el motivo de no publicar el final— que hoy creo no comen de domingo sino de Vigilia. Pero lo más curioso es que todos los demás salen rígidos, sin moverse, excepto el gran mirlo blanco de Podemos que se va asentando en el interior de los españoles.

Si observamos todos que Podemos obtiene como declaración directa de voto un 14,3% y el PP un 15,9% nos podemos sorprender. Pero si sumamos el voto de la izquierda (un 41,2%) y lo comparamos con el voto de la derecha (un 19,9%) vemos que esta encuesta no vale para casi nada.

3.10.14

El valor de las familias y los abuelos para evitar la violencia en España

Cada español debemos 16.500 euros aunque tú no los debas. Incluidos los niños y los ancianos, pues hablamos de estadística. Deuda de forma privada y sin contar la parte que también nos corresponde como deuda pública que es otro cacho enorme que se suma al anterior. Somos deudores hacia alguien que además quiere cobrar.

Pero es inevitable pensar que para salir de la actual crisis debemos consumir más, lo que es incompatible con la deuda que ya tenemos. Y sería óptimo que sobre todo consumiéramos productos internos y sirviera el consumo para crear puestos de trabajo. Y como además ha decrecido el poder regeneracional de los sueldos que juegan a la baja con el añadido de una deflación no reconocida, las ramas vigorosas que nos anuncian parecen un poco agostadas aunque al menos se intenta darles vigor de forma artificial para compensar tantas malas perspectivas; otra vez.

Con sueldos bajos y deudas altas es inevitable tener que trabajar mucho más aunque no haya trabajo, lo que obliga -sin querer queriendo- a un crecimiento de la economía B. Mala solución. Pero además el concepto "familia" está cambiando por obligación al no poder compaginar por mucho que se desee, el tipo de trabajo actual con tener dos hijos y una familia estable. La población española decrece, se vuelve mayor y le cambian los valores.

La familia es la que está sujetando al país, evitando situaciones violentas. Incluidos los abuelos con sus pensiones repartidas con hijos y nieto, o con sus consumos internos pues son el segmento social que menos importación consume. 

Mientras tengamos cinco millones de desempleados y otros tantos pensionistas que apoyen en el reparto, sujetaremos durante un tiempo la tranquilidad que no se entiende desde países europeos. Intenten explicar a un inglés o alemán que tenemos de verdad cinco millones de personas sin trabajo o a un 56% de jóvenes desempleados, y se callen el valor compensatorio de las familias; verán como ellos se ríen sabiendo que les estamos mintiendo en algo.

O ruptura violenta o reforma lenta y parcial. No hay término medio

Juan Luis Cebrián ha dicho hoy algo obvio que ya apuntaba yo en alguna ocasión: Las sociedades del Norte de África, tras la Primavera Árabe, han transformado las reformas hacia el nacimiento del Estado Islámico. Es todo lo contrario a lo que pretendían, pero ante las reformas contra las sociedades ligeramente democráticas siempre tenemos dos opciones y hay que saber que no existe término medio.

A/ Una parte de la sociedad se vuelve muy violenta y destruye reformando toda forma de democracia. Entra la dictadura militar o religiosa o social a controlar la sociedad.

B/ Una parte de la sociedad quiere más democracia y quiere derribar con presiones democráticas al que gobierna. Se cansa y abandona o logra pactando algunas reformas necesarias pero insuficientes.

Siempre, si no se está seguro totalmente de que la posibilidad A nunca podrá aparecer y adueñarse de la situación con su violencia, existe el peligro si se emplea la posibilidad B, de que al final las reformas que se logren seas precisamente las que plantean los violentos amantes de la opción A. Simplemente, porque sin violencia como opción posible de defensa, a poco que la opción A se quiera imponer, no es posible evitar su tipo de reforma violenta y dictatorial. La única manera de defenderse contra la violencia es con violencia.

O lo que es lo mismo. Siempre hay que elegir entre ruptura y reforma. Pero la segunda necesita la misma fuerza que la primera o sera imposible defenderla, a poco que estornude la primera.

Mucho cuidado pues con las reformas a medias, con un querer y no poder, pues al final siempre hay listos dispuestos a saltar a la mata de la violencia. Por eso siempre las rupturas son violentas y las reformas lentas y poco seguras. Pedir una ruptura desde la democracia es imposible.

Los jóvenes árabes no querían el Estado Islámico, pero al caer las dictaduras militares de sus países se abrió la espita a las dictaduras religiosas que se han transformado al final en militares islamistas. Y que solo desaparecerán con otra dictadura militar. No es un círculo cerrado, es que las transformaciones sociales requieren un tempo y unas instrucciones lentas que no siempre se quieren cumplir.

Nota.: ¿Y no hay solución diferente si no se quiere la violencia? La he apuntado. Jugar con los tiempos y asumir un tempo acompasado dentro de la suavidad y la lentitud. Las reformas siempre son lentas y por ello deben estar muy bien planificadas para que no se canse nadie y se logren unos objetivos palanca, suficientes y asentados.