15.9.14

Un líder sin equipo no es nada. Un equipo sin líder tampoco

Cuando el nuevo PSOE en su primer Comité Federal emplea más titulares y tiempo a hablar de Podemos que de su programa, sus ideas, sus proyectos, sus ganas de ayudar a los españoles, algo mal están haciendo.

El PSOE nuevo todavía no ha encontrado su nuevo sitio en la nueva España y está disfrutando de sus espacios sabiendo que pueden ser los últimos meses de lujos y espacios políticos. No hay refundación, hay miedo y sobre todo muchas dudas.

Pedro Sánchez tienen primero que limpiar su propia casa de zancadillas, alejarse de los apoyos prestados a costa de que no sea nadie, demostrar que se merece ser candidato a algo más que ser temporalmente un Secretario General de transición.

La política española todavía no está preparada para prescindir del PSOE aunque ellos mismos se empeñen en lo contrario. Quedan años hasta encontrar la forma de que la izquierda pueda auparse al poder real, no al representativo. Y si me equivoco vendrán tiempos modorros, convulsos, complejos; aunque sin duda es lo que desea la sociedad, harta ya de tanto bobo con traje.

Se necesitan líderes de verdad, con capacidad de trasmitir, con equipos detrás que empujen y den soluciones. Un líder sin equipo no es nada. Un equipo sin líder tampoco.  Hay que trabajar mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.