25.8.14

La fotografía del Camino de Santiago es perfecta

En política muchas veces las cosas quedan más que por su contenido, por sus formas. Miren la fotografía de Rajoy y Merkel haciendo seis kilómetros del Camino de Santiago, y observarán que lo de menos es andar hacia Santiago de Compostela sino la conversación, las formas. Sin la fotografía no tendría sentido andar hora y media. Si además hubiera conseguido que Ángela Merkel le mirar a los ojos con cara de alumna aventajada, será perfecta para auparse en la España que busca luces, es decir a toda.

Pero las formas demostrativas han cambiado, si. Antes los acuerdos se hacían en un despacho, en una bodeguilla o en un restaurante. Casi siempre entre dos maromos varones con traje gris. Mariano Rajoy, que es una mezcla de gallego calmado, ecologista de campo y andarín de los que no se mueven, ha decidido hacer caso a sus asesores y lanzarse al “Camino” para demostrar que es amigo de la Ángela Merkel. Sin duda un acierto, una buena decisión de imagen. No había más peregrinos pero si muchos fotógrafos.

Los frutos los veremos en las próximas semanas, aunque sin duda el precio a pagar por el paseo será más control del gasto público, más control también de las políticas para evitar perder poder y una integración económica con Europa mayor, siendo nosotros los pobres arrastrados tras los ricos. Tal vez sea mejor estar, aunque sea en un puesto menor, que quedar relegado a ser el arrastrado que solo lleva la carga de la que nadie se acuerda más que para ir cómodo en el viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.