22.8.14

La elección mayoritaría del alcalde se puede volver contra el PP

El cambio electoral que pretende realizar Mariano Rajoy para las próximas municipales es una “cacicada”, sobre todo si lo realiza sin un consenso básico donde además del PSOE deberían intervenir más fuerzas. Y más con un sistema en el que lograr un 40% de los votos suponga tener ya de entrada un 51% de representación, sin segunda vuelta y sin más reformas modernas y básicas.

Pero hay dos puntos que debemos añadir para aclarar esto. Lo primero es que no hay desgobierno en ningún ayuntamiento importante de España. Los pactos han funcionado siempre bien, y han servido para llenar de sensibilidades diferentes la gestión. Añadamos que en los ayuntamientos donde ha existido corrupción siempre han sido ayuntamientos con mayorías absolutas. El segundo es que todos los partidos de izquierda están en contra por su propia incompetencia para leer la medida desde otra óptica posible. Si se presentaran listas proporcionales de los distintos partidos de la izquierda se lograría ganar al PP en casi todos los ayuntamientos de España.

El principal problema de unas listas conjuntas son el reparto del orden de los candidatos de la lista. Algo que con los métodos actuales de sondeos bien realizados se puede solventar entre ellos si hay voluntad buena. Es decir, en vez de pactar después de las elecciones, se pacta antes de las elecciones y se crea una lista con esos acuerdos. Así de sencillo es darle la vuelta. Y que los ciudadanos elijan entre una opción u otra. Al final serán los votantes los que aprueben o no la cocina de esa lista.

Efectivamente siempre existe la tentación de que el partido grande de ese grupo de partidos de izquierda que se presentaría como un Frente Unido, podría querer imponer sus criterios una vez u otra, en unas elecciones o en las siguientes. Pero para eso están los sondeos realizados por los propios integrantes. Ni son tan caros como creemos pues a veces se pueden hacer incluso por los propios interesados, ni son tan manipulables si los controlan representantes de todas las organizaciones. Así que cuidado, querido Mariano, no vaya a salirte el tiro por la culata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.