25.6.14

Jugar con las sociedades cuesta muy caro. Irak y España

Hace 23 años Occidente decidió equivocarse con Irak y jugar a las guerras. Aquella pelea por la democracia interna de Irak, llena de mentiras que siguieron hasta este 2014 nos ha colocado en una situación mucho peor que en 1991 cuando comenzó a pensarse que Sadam era un vampiro. Hoy los vampiros son los integristas que se han apoderado de todo aquello y se han llenado de europeos odiadores profesionales que cuando se licencien volverán a nuestra Europa aprendidos de sangre y odio, de fanatismo y violencia.

Las sociedades son algo muy complejo como para ponerse a jugar con ellas. Y España es un ejemplo de esto. Desde Europa han pensado que lo mejor para combatir las trampas que hacíamos los países pobres para dejar de serlo era meterles déficit, deuda y recortes por donde más les dueles y sin freno. El último informe de Unicef sobre la pobreza infantil en España es otra señal de alarma que no posiciona junto a Bulgaria y Rumanía. Pero nos jode leerla no vaya a ser que nos la creamos.

Siguen muchos españoles pensando que esto no importa mucho, que esto no tiene precio y no se va a pagar. Piensan muchos españoles que esto pasará y aquí gloria. Pues si, se pasará pero dejando heridas, muchos odios y cambios sociales que no seremos capaces de entender con facilidad. Los errores siempre se pagan y además con intereses. 

Si te equivocas en la alta política parece que nunca pasa nada. Si acudes a una manifestación en el año 2014 y te pillan gritando te pueden caer cuatro años de cárcel. Pero seguimos creyendo que esto es la misma democracia de 1980.

Nota.: tras algunos comentarios recibidos en Twitter aviso que no se trata de comparar Irak con España, es imposible, se trata de hablar de las decisiones equivocadas que se toman con (contra) las sociedades y que siendo errores que no se ven, se convierten en auténticos dramas que no se saben parar o resolver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.