9.4.14

Cataluña es España. Hasta que (mientras) los catalanes quieran

Ayer en el Congreso de los Diputados se dio un pasito más en la idiotez colectiva contra Cataluña. Que sí, que sí, que hay que intuir qué pensaron ayer los catalanes de la calle tras la votación negativa en Madrid, para saber como avanza o retrocede su sentimiento de independencia.

1/ Yo NO QUIERO que Cataluña se separe de España.
2/ Constantemente avanzamos en crear una brecha que se amplía.
3/ Es imposible obligar a querer para cinco millones de ciudadanos lo que no quieren dos millones de ellos.
4/ Es imposible querer para cinco millones de catalanes lo que tampoco quieren los otros tres millones de catalanes.
6/ Nos esforzamos en seguir sin querer entender lo que está sucediendo con Cataluña. Con la España diversa unida por los Reyes Católicos con algunas divergencias muy serias en los siglos posteriores.

7/ Efectivamente ayer había que votar NO en el Congreso, lo que no entiendo bien es por qué había que votar. Existían diversas posibilidades añadidas.
8/ La Ley es importante para legislar, para gestionar sociedades, para marcar campos de juego. Excepto si son millones los que no las admiten.
9/ A partir de ahora todo lo que se haga desde Cataluña será ilegal. ¿Y? No entiendo el valor de esta ilegalidad a la que han llevado la situación. ¿Es conveniente (desde el punto de vista histórico) detener y procesar al Presidente de la Generalitat? ¿serviría esto de algo?
10/ Mientras todas las acciones sean declarativas, sean a costa de votar a mano alzada en Madrid, sean dividir y marcar, caminamos a favor de las tesis de los catalanes que quieren la independencia. No es cierto que para una independencia tengan que opinar todos los ciudadanos de la totalidad del país, aunque les afecte la disgregación. En un divorcio con que una persona decida divorciarse ya es suficiente. Y sin duda los grandes perjudicados son los hijos y no se les pregunta qué opinan. Mantener la unión territorial contra la voluntad de una de las partes es otra equivocación social que terminará siempre en violencia. Esto es sociología básica.
11/ Nadie está haciendo más por la independencia de Cataluña que los que se declaran fervientes “odiadores” profesionales de las reformas (no de las contrarreformas) que ayudan constantemente con sus reflexiones y declaraciones a crear el caldo de cultivo histórico que nos llevará a la separación de varias partes de España. Sí, he dicho “varias”.
12/ Cataluña se equivoca en varios planteamientos, en algunas tácticas utilizadas, pero este camino es largo y todos lo sabemos, también ellos, pero que sea largo no indica que no se mueva en una dirección o en otra. Ni que no haya espectadores interesados que miran desde ventanas cercanas.
13/ El PSOE planteó la solución lógica. Una reforma de la Constitución. Puede no ser la panacea pues dependerá del tamaño de esa reforma, pero es abrir un camino distinto, más tranquilo, con más recorrido legal, con más participación.
14/ Sin reforma de la Constitución no es posible mantener España unida eternamente. Eso o las armas, la violencia, la opresión de unos sobre otros, la reescritura otra vez de la historia de España. Y en eso estoy totalmente en contra pues solo trae miserias para todos. Suena duro hablar “de armas” pero no se lo debe parecer a los que son incapaces de sentarse a hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.