16.2.14

España no debe consentir actos como los de Ceuta. Es inhumano callar

Lo acontecido en Ceuta debería llenarnos a todos los españoles de rabia y dolor, pues no es de una sociedad aceptable que se dispara a escasos metros de unas personas que están luchando por salvar su vida en un medio tan hostil como es el mar. Y que los responsables de un país mientan al explicar lo sucedido cambiando varias veces de versión es insoportable para una sociedad que se quiere considerar europea y moderna, útil y capaz.

Sin duda la inmigración descontrolada es un problema, pero la solución nunca puede ser tratar como animales a las personas, obligadas a buscar su futuro ajenas a las normas que todos nosotros nos damos para defender los particulares privilegios racista del primer mundo. No hacemos lo suficiente por resolver los problemas de aquellas partes de la sociedad globalizada más débiles, sean africanos a aragoneses, pensando que siempre son "otros" los que sufren. Hasta que son los vecinos, hasta que se nos acercan.

Pero seguimos dormidos como sociedad, aceptamos incluso que es lo correcto comportarse sin humanidad para evitar perder privilegios de raza. Somos racistas aunque odiemos que nos lo digan. Y seguimos sin querer saber nada. 

Es cuestión de tiempo que aprendamos a intuir que resolver bien estos asuntos es asegurarnos nuestro futuro, es ser egoístas inteligentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario