31.12.13

Pongamos el reloj a cero. Empecemos a creer en nosotros como sociedad

Acaba el año más complicado para España de las cuatro últimas décadas. Si hacemos balance admitimos que podríamos estar peor pero a su vez que deberíamos estar mucho mejor. Se han perdido empleos, derechos, ilusiones, creencias, oportunidades de empezar a edificar una sociedad más estable y capaz.

Empieza un nuevo año con pocas ilusiones aunque algunos medios de comunicación nos quieran vender lo contrario. Deberían preguntar en la calle, pero eso les pilla muy abajo.

España es más pobre que hace un año, tiene más pobres que hace un año, tiene más desempleados que hace un año, tenemos menos derechos y la sociedad está más cabreada. Desgraciadamente este es el balance aunque todavía no está en el punto de no retorno. Esa sería la nota positiva. Queda margen para modificar sensaciones, para levantar a España de su hundimiento económico y moral..

Pero lo más grave de todo ha sido la pérdida de actividad social de la gente. Mientras cada día que pasa hay más trabajo entregado y voluntario de muchos españoles para ayudar en la desgracia y la pobreza, a la vez, hay más desafección, más esconderse y no mirar a su entorno, más no querer saber nada de nada, más no creer en nadie. Unos pocos valientes están intentando ayudar a los necesitados mientras una gran mayoría se calla y mira a otro lado pensando que si se quejan les puede tocar a ellos la pobreza. Es la gran atadura social de esta crisis.

30.12.13

¿Qué nos pasa a la izquierda que estamos congelados?

Mientras asistimos a una España hundida y se nos dice que tranquilos, que en breve veremos el cambio, mientras a los pensionistas se les sube un 0,25% y congelamos un vez más el SMI, mientras soportamos un desempleo juvenil de guerra o unos cambios legales en leyes tan importantes como educación, laboral o aborto, la izquierda española sigue sin tener discurso, sin tener líderes creíbles, sin tener esperanzas.

¿Qué nos pasa a la izquierda?

Leía esta mañana cosas sobre lo que algunos llaman "Tercera Vía" que es una manera de llamar a lo que es simplemente otro saco en donde puede caber de todo. Pero lo curioso es que no me aclaro nada. ¿Qué pretende esa tercera vía? ¿Goza de más respeto que la izquierda tradicional y reconocida? ¿Quien la maneja y cuantas terceras vías hay en España esperando el sol y el riego?

Gran parte de nuestro fracaso como sociedad vendrá por nuestra inanición, pues todavía tenemos remedio, lo haga la derecha o la izquierda. Es decir, hay varias soluciones diferentes pero ninguna está al parecer en la mente de los sesudos que gobiernan.

Pero para la izquierda solo hay un camino de solución. Ser más; parecer más unidos; presentarse ante la sociedad con soluciones y otras caras; explicar que son políticos distintos; enseñar que para salir dependemos de todos y no solo de los meapilas, de los rancios, de los de misa diaria o de los que esconden la cabeza y esperan que otros les resuelvan SUS problemas.

Dejar gobernar al Partido Popular, que son todavía la inmensa mayoría

Parece que la sociedad está toda de acuerdo en decir que el Partido Popular en España lo está haciendo todo muy mal y en contra de lo que quieren los españoles. Pero…: ¿en que nos basamos para restar credibilidad a lo que gestiona o gobierna el Partido Popular si son los legítimamente elegidos por la mayoría de los españoles que votaron?

La izquierda debe aprender a asumir lo que ella misma ha provocado. No me dirijo a los políticos de izquierda sino a la sociedad que dice ser de izquierdas y que o vota a la derecha o se queda en casa dejando que los votos “de los otros” valgan el doble.

Menos idiotez social. Si gobiernan los conservadores rancios es por que la inmensa mayoría absoluta así lo quiso hace poco más de dos años. Y de momento no estamos viendo recambio alguno. Incluso no estamos viendo soluciones diferentes que reemplacen a las de los rancios.

Así que si a una gran parte de la sociedad le molestan las medidas tomadas, las misas públicas o las contra reformas, que aprenda a elegir o que aprenda a admitir la democracia. Por que estoy seguro que tras estas críticas feroces, los populares que en apariencia hacen todo al contrario de lo que quiere la sociedad española, volverán a sacer muchísimos votos si no es que vuelven a ganar.

O no somos tantos los que parecemos de izquierda o es que somos unos vagos cuando no unos imbéciles sociales y preferimos quedarnos en casa cuando se nos pide responsabilidad. Y no, ni todos son iguales ni se puede decir que no hay donde elegir.

29.12.13

Derecha 1; Izquierda 0

Sin ser el éxito que Rouco intentaba, la misa de varias horas en la Plaza de Colón de Madrid ha reunido a suficientes personas como para que desde la izquierda nos planteemos algunas cosas.
Sabemos que si restamos a monjas y curas, a personas venidas de otros países y a personas con los viajes pagados desde otras ciudades de España el éxito todavía hubiera sido menor. Pero aun quedaría varios miles de madrileños o de españoles que había acudido por sus propios medios. Hablo de miles reales, no de los que en los últimos años decimos que hay en todas las manifestaciones.

La izquierda, con la que está cayendo en España: el desempleo y los dramas sociales, económicos, de empleo, de educación, de sanidad o de derechos cada vez reúne a menos personas a su vera. 

Si la izquierda hubiera congregado un domingo entre fiestas navideñas a los detractores de la reforma de la ley del aborto no hubiera alcanzado en número a esta reunión de “opusistas”, familias numerosas, tradicionales de furgoneta y amigos de la misa diaria.
Pero lo más grave es que si la hubiera convocado contra el desempleo, tampoco.
Pero voy a darle la vuelta.

Si hoy gobernara un partido socialista, cualquiera posible. Si hoy tuviéramos seis millones de desempleados gobernando la izquierda en España, cualquier manifestación por el desempleo de curas, conservadores, azules o tradicionales llenaría desde Atocha al Bernabeu.

El poder de convocatoria de la derecha en España, gobernando y diseñando su futuro, sin que nadie les pise los callos de los pies, es tremendamente superior al de la izquierda que ve perder sus derechos y todo lo que construyó durante décadas de avances sociales en España. 

No, no nos preguntemos por qué. Si nos respondemos nos tendríamos que castigar con el cilicio.

La izquierda en Europa y España está ideológicamente desapareciendo

Con la caída del Muro de Berlín (que todos celebramos) se hundió el comunismo y dejamos al socialismo al borde de la izquierda, cogiendo miedo de ser el extremo de algo. A continuación y tras el miedo tomó la decisión de centrarse pero sin que surgiera nada a su izquierda, es decir, dejó de ser socialista pura, para seguir siendo el final ideológico por la izquierda. La derecha se frotaba las manos.

La sociedad desde 1989 ha visto como se movía el mundo europeo con distinta gana y gracia. Hasta llegar a una desafección brutal hacia lo europeo, hacia la política y sobre todo hacia la izquierda organizada. La sociedad no tiene referente ideológico aunque en pequeñas organizaciones sigue agrupada en torno a diferentes asuntos casi todos alejados de la política oficial. La derecha no lo necesita.

Y a su vez asistimos como el votante en general asume la depresión, la injusticia, la pérdida de Estado, de bienestar público, de derecho laboral o incluso la corrupción mientras vota a grupos conservadores (los padres protectores) o a grupos de extrema derecha vayan por libre o escondidos dentro de algunas siglas o se queda en casa olvidándose de todo lo que significa política.

Mientras tanto los socialistas, ese extremo social de la izquierda (pues no hay después de ellos otra ideología oficial) siguen (seguimos) asustados y perdidos en el desierto. Si no somos referentes de nada, de ideas o de soluciones, no podemos pretender que la sociedad crea en nosotros.

Las ideologías no se imponen, ninguna, pero si se pueden enseñar, publicitar, explicar. Hacer pedagogía social para explicar las diferencias. Pero aquí otra vez la izquierda ha vuelto a equivocarse al pensar que explicar es vender, luego es algo bastardo que no hay que hacer.

Hoy la sociedad no sabe qué son las izquierdas, curioso. No sabrían explicar en que se diferencian de los conservadores pues creen que todos roban, están corruptos, buscan solo su interés personal, son iguales, solo desean mantener el sillón.

La izquierda socialista ha perdido su referente obrerista, universitario o cultural. Quedan los retazos de una sociedad de la Transición que sí saben lo que es no tener democracia o no tener socialismo como referente de contrapeso. Pero es una parte social de edad avanzada, cansada, menos respetada que hace una década, con menos poder y sobre todo sin ideas nuevas.

O se crea otro referente de izquierda ideológica diferente al socialismo —algo sumamente complejo pues hoy no hay líderes mundiales con suficiente respeto social—, o se asume desde los socialismos que hay que trabajar MUY DISTINTO, o se irá diluyendo la izquierda tradicional en otra cosa sin definir todavía. Tres opciones que el tiempo irá dando forma mientras la sociedad más necesitada sigue perdiendo derechos sin que nadie asuma más deberes. Hoy tenemos mucho menos Estado que hace un década en Europa y en España y parece que no nos importa a nadie.

24.12.13

España está a un punto de caer en revueltas como en Ucrania, Pakistán o Haiti

No vamos a entrar en lo obvio. España está débil y con graves problemas, pero que “The Economist” nos diga en sus publicaciones que sobre un valor de 4, España está en el 3 de malestar social por la crisis, es alarmante y no ayuda a los españoles. Y destacan el elevado aumento del desempleo, existencia de altos niveles de desigualdad, la evolución de la historia reciente, las tensiones étnicas, una escasa protección social y, sobre todo, la pérdida de confianza en las instituciones ("una crisis de la democracia").
 
Efectivamente estamos a un punto de saltar, pero es un espacio amplio. O al menos eso creen los que gobiernan y los muchos españoles que cuando se les pregunta siguen diciendo que volverán a votar a los mismos.

Cada día más españoles NO CREEN en la política, pero lo malo es que los que SI CREEN no piensan cambiar su intención de voto. Y nosotros, los que SI VOTAMOS somos los que decidimos. Piénsatelo tú.

Efectivamente estamos a un punto de saltar, pero es un espacio amplio. O al menos eso creen los que gobiernan y los muchos españoles que cuando se les pregunta siguen diciendo que volverán a votar a los mismos.

20.12.13

España me produce vómitos. Me equivoco. Los españoles me producen vómitos

Como muy bien dice Joaquín Sabina: “España me produce vómitos”.  Me lo produce España, Europa, la sociedad y el sistema, o muchas personas que siguen creyendo que toda esta crisis es un invento de los perroflautas. Miran, sonríen por dentro pues a ellos no les afecta negativamente y siguen como si nada estuviera sucediendo.

Cada día hay más españoles que pasan hambre, que tienen más necesidades básicas. Estamos en los años 50 y 60, con una gran clase de españoles que tienen lo de siempre o más y un enorme paquete de españoles que cada vez van a peor y con menos, sin derechos básicos como la comida, el hogar, el calor o la ropa.

Pero siendo verdad que España me produce dolor, me equivoco en mi análisis. España no es culpable de nada, lo somos los españoles, las personas, yo.

Quieren que seamos cada vez más unos individuos independientes, solitarios y libres. Suena hasta bien. No quieren que seamos lo que estamos programados para ser. Seres sociales, que viven y mueren en sociedad. Unidos, ayudándonos, apoyándonos para simplemente ser.

Discutimos para jodernos. No para resolver y avanzar en mejorar a las personas. Somos país por que somos personas que estamos juntos en un espacio. ¿Alguien piensa que si la mayoría somos más pobres podemos ser mejor país?

15.12.13

Nieves Ibeas abandona. ¿Quien es el culpable de este error?

Nieves Ibeas se va de la política aragonesa de primera línea lo cual es una muy mala noticia para Aragón pero sobre todo para CHA. Todos deberíamos preguntarnos qué está sucediendo para que personas muy válidas abandonen la política de primer nivel en mitad de las carreras, pero sobre todo es una pregunta que debería hacerse CHA por el bien de su organización y de Aragón.

Nieves Ibeas representaba la nueva política necesaria, era un activo importante en la izquierda aragonesa que servía de unión entre una izquierda necesaria y diferente hacia una sociedad que necesita referentes creíbles y capaces pero sobre todo que trasmitan una imagen de cercanía social. 

En política todos somos lo que quiere la sociedad que seamos. Es cierto que se debe mantener siempre la idea, el proyecto, que es lo que nos da sentido de trabajo. Pero los tiempos y las formas son importantes para lograr que nuestras ideas puedan hacerse realidad. De nada nos serviría tener la mejor idea del mundo, la imprescindible, la necesaria, si no sabemos trasmitirla, si la sociedad no cree en nuestra actividad, si las personas que ponemos para trasmitir no es respetada por el conjunto de los ciudadanos.

La izquierda vuelve a caer en su propia trampa, en la lógica si leemos décadas de errores en Aragón, en España, en Europa al menos. 

Desde la izquierda asumimos en las entrañas que la pureza de ideas está por encima de la capacidad para lograr. Pero cada uno de nosotros tenemos una pureza de ideas distinta. Nos importa más “el yo y mis ideas” que el “todos vosotros y vuestras necesidades”. Lo normal es seguir perdiendo mil veces mil. Desde aquí un abrazo a Nieves Ibeas que asumo su gran dificultad personal para tomar una decisión como la decidida ayer.

14.12.13

Álvaro García Linera enseña a Europa qué es ser de izquierdas

Álvaro García Linera, Vicepresidente de Bolivia, ha explicado en Madrid como se está viendo la actual situación de Europa desde Iberoamérica y sus palabras son contundentes. También ha hablado de su concepto de “izquierda” en pleno siglo XXI y ha vuelto a poner énfasis en una forma de visión progresista que poco a poco va calando entre todos. Leamos qué ha dicho Álvaro García Linera en el IV Congreso del PIE, Partido de la Izquierda Europea.

--------------------

"Vemos una Europa que languidece, una Europa abatida, una Europa ensimismada y satisfecha de sí misma, hasta cierto punto apática y cansada. Sé que son palabras muy feas y muy duras, pero así lo vemos. Atrás ha quedado la Europa de las luces, de las revueltas, de las revoluciones. Muy atrás ha quedado la Europa de los grandes universalismos que movieron y enriquecieron al mundo y que empujaron a los pueblos de muchas partes del mundo".

"No es el pueblo europeo el que ha perdido la virtud ni la esperanza, porque la Europa a la que me refiero no es la de los pueblos"

"La única Europa que vemos en el mundo es la de los grandes consorcios, la Europa neoliberal, la de los mercados y no la del trabajo". Carente de grandes dilemas, horizontes y esperanzas, sólo se oye —parafraseando a Montesquieu— el lamentable ruido de las pequeñas ambiciones y de los grandes apetitos".

"Tenemos una democracia sin esperanza y sin fe, parece una democracia derrotada. Una democracia fosilizada. En sentido estricto, no es una democracia" ¿Y cómo hemos llegado hasta ahí? Porque el capitalismo ha mutado y se ha convertido en un "capitalismo depredador que acumula por expropiación". "Expropiación ocupando espacios comunes, biodiversidad, agua, conocimientos ancestrales, bosques, recursos naturales, es una acumulación por expropiación de riqueza común que deviene en riqueza privada. Y esa es la lógica neoliberal actual"

"Las respuestas que teníamos antes son insuficientes, si no, no estaría gobernando la derecha en Europa. Algo está faltando a nuestras respuestas y propuestas"

"La izquierda europea no puede contentarse con el diagnóstico y la denuncia. Esto sirve para generar indignación moral y es importante la expansión de la indignación, pero no genera voluntad de poder. La denuncia no es una voluntad de poder. Puede ser la antesala, pero no es la voluntad de poder. La izquierda europea, a esta vorágine depredadora y destructora que lleva adelante el capitalismo, tiene que comparecer con propuestas. La izquierda europea tiene que construir un nuevo sentido común en el fondo de la lucha política. La izquierda tiene que luchar por un nuevo sentido común progresista revolucionario y universalista".

"Necesitamos recuperar el concepto de democracia. La izquierda siempre ha reivindicado la bandera de la justicia, la igualdad, la participación. La democracia es mucho mas que las instituciones. Es mucho más que votar y elegir el Parlamento. La democracia son valores, los principios organizativos del entendimiento del mundo: tolerancia, pluralidad, libertad de opinión. La democracia es práctica, es acción colectiva, es creciente participación en la administración de los espacios comunes. Hay democracia si participamos en lo común. Si tenemos como patrimonio el agua, entonces la democracia es participar en la gestión del agua".

“La izquierda tiene que recuperar también la reivindicación de lo universal, la política como bien común, la participación en la gestión de los bienes comunes, la recuperación de los comunes como derecho: la salud, el trabajo, la sanidad, la protección de la madre tierra, de la naturaleza. Son derechos universales, son bienes comunes universales frente a los que la izquierda tiene que plantearse medidas concretas; reivindicar una nueva relación metabólica entre el ser humano y la naturaleza. No hay que caer en la lógica de la economía verde, que es una forma hipócrita de ecologismo”. 

"Hay empresas que parecen ante ustedes como protectores de la naturaleza pero esas mismas empresas nos llevan a nosotros a la Amazonia todos los desperdicios que en Europa se generan. Aquí son defensores y allí depredadores. Han convertido la naturaleza en otro negocio".

"La izquierda tan débil de hoy no puede darse el lujo de distanciarse. Habrá diferencias en 20 puntos (entre distintos grupos de la izqueirda), pero coincidimos en 100. Guardemos los otros 20 para después. Somos demasiados débiles para seguir en peleas de capilla distanciándonos del resto".

13.12.13

Cataluña responde y pregunta. España calla o se equivoca

Cataluña, o mejor dicho una gran parte de sus diputados en la Generalitat (87 de 135) comandado por Mas, han decidido preguntar a los catalanes sobre la independencia.

Sin entrar a valorar la pregunta doble, sí debemos empezar a preguntarnos con claridad a donde vamos, que se abre a partir de ahora, qué podemos hacer los españoles en conjunto para resolver este problema. ¿Alguien titubea de que esto es un problema histórico?

Sin duda lo primero es admitir que hay un problema grave, importante, del que todos somos responsables y no solo los catalanes. La suma de varios errores muy importantes, estratégicos y legales, cometidos por Zapatero, por el Tribunal Constitucional o por el PP han convertido a Mas en un líder catalán que pasará a la historia. También algunos políticos catalanes se equivocan pero debemos entender que en algunos casos les estamos obligando a tomar decisiones equivocadas.

Responder desde el Gobierno que no nos preocupemos, que esta consulta no se celebrará nunca, y callar después no admitiendo preguntas es esconder el cuello para que no se lo corten. ¿Por qué pensamos y decimos que nunca se celebrará? 

¿Ayudará a que los catalanes entiendan a España y al revés si suspendemos sus Administraciones y detenemos a sus líderes y encarcelamos a los que opinen distinto a Madrid o a Aragón o a Extremadura?

El problema no es 2015 ó 2020. El problema es 2040 ó 2050. Quien piense que si en el 2014 no se celebra la pregunta por prohibición ya hemos resuelto el problema de una relación doliente, se equivoca totalmente. Los políticos deben gestionar el presente pero también diseñar el futuro. 

No insultemos a los catalanes con dudas infantiles, con cuentas de la vieja de la UE, sobre su capacidad económica, sobre sus pensiones o el futuro de sus empresas. Cataluña será lo que quieran los españoles, lo que quieran los catalanes y lo que quieran los europeos. Por separado o unidos en sus intereses. Quien piense que la UE va a odiar a Cataluña se equivoca totalmente. Quien piense que es mejor obligar a los catalanes se equivoca. Quien piense que no es posible una España sin Cataluña o una Cataluña sin España se equivoca. Quien piense que la respuesta contundente y desde España resuelve este problema, también se equivoca. La Ley está para cumplirse, pero cuidado, que cuando acudieron al Tribunal Constitucional para prohibir y conseguir que se prohibiera lo que ya disponía Valencia en su Estatuto, se dio un salto brutal hacia la actual situación. Ojo con las equivocaciones tácticas, pues Cataluña se nos va y no estamos haciendo nada inteligente para evitarlo.

8.12.13

Qué futuro nos espera a las izquierdas?

Pocos dudan de que estamos dentro de una tormenta política necesaria que debe terminar con cambios profundos en España. O no. Depende de la sociedad que está en estos momentos entre preocupada y desafectada, entre dolida y cabreada, entre miedosa y olvidada.

Los políticos de carrera saben que al final tendrán que ser los ciudadanos que no hablan los que decidan, es decir, les importa tres pitos las mareas, los grupos de presión o las nuevas formas de señalar con el dedo en el ojo, que estemos quemando las últimas banderas de la democracia vieja. Creen controlar el tinglado a costa de los silenciosos.

Los viejos políticos que llevan casi 40 años dentro del sistema saben que estamos ante un cambio y por eso intentan sin que se note mucho desconectarlo, dominarlo si acaso, entenderlo si son capaces y controlarlo si se dejan. Son buenas gentes que creyeron (creímos) ferozmente en la democracia hace años, pero pensando que una vez conseguida ella sola se bastaría para seguir viva siempre. Pero hoy estamos entre dormidos y dominados. O creemos en la utopía, que no sé qué es peor.

6.12.13

Nelson Mandela sabía bien de odios y de amores

Nelson Mandela fue un símbolo de lucha durante muchos años para una generación hoy ya madura que asombrada contemplaba sin entender lo que era el “apartheid”, el aparte por segregación racial, tanto en Sudáfrica como en EEUU.

Los que ya tenemos los 60 o los rondamos recordaremos imágenes y noticias que no se entendían, tratos vejatorios de Estado, apartes para entrar en los servicios públicos de todo tipo, para trabajar o para ser criados esclavos. Era el siglo XX.

Nelson Mandela nos despide de ese siglo XX a todos, se acabó un siglo inmenso capaz de lo mejor y de lo peor pero que ayudó a cambiar brutalmente el mundo. Si a la historia universal le quitáramos el siglo XX nadie entendería el mundo y la sociedad actual; nadie seria capaz desde el futuro de entender qué nos sucedió para pasar del XIX al XXI. Y gracias a gente como Nelson Mandela se logró hacer la transformación.

3.12.13

Datos del informe PISA de 2012 referidos a España

Informe PISA 2012 (algunos datos)

En matemáticas, España ocupa la posición 25 entre 34 países de la OCDE

En matemáticas España obtiene 484 puntos , diez menos que la media de la OCDE, cinco menos que la media de la UE, treinta menos que Alemania u once menos que Francia. España tiene 3 puntos más que EEUU.

En relación al año 2003, en matemáticas España todavía ha perdido un punto

La diferencia media de resultados se da en España no por los alumnos rezagados que están en la media de la OCDE sino por los pocos alumnos que destacan o son excelentes en referencia al número de otros países.

En lectura España está en la posición 23 de los 34 miembros de países de la OCDE

En lectura España obtiene 488 puntos, ocho puntos menos que la media de la OCDE y un punto menos que la UE. Son diez puntos menos que EEUU, veinte puntos menos que Alemania o diecisiete puntos menos que Francia.

En lectura España ha mejorado con respecto al año 2009 pero sigue cinco puntos por debajo de los datos del año 2000.

Al igual que en matemáticas, el problema radica en los pocos alumnos que destacan por su excelencia, pues los alumnos de peor calificación están en la media de la OCDE.

En ciencias España está en la posición 21 de los 34 países de la OCDE.

En ciencias con sus 496 puntos, España está en la media de la UE y cinco puntos por debajo de la media de la OCDE. Un punto por debajo de los EEUU, veintiocho puntos por debajo de Alemania y tres puntos por debajo de Francia.

En ciencias España ha mejorado sus resultados del año 2000 y del año 2006.

En matemáticas están por encima de la media de la OCDE: Aragón, Asturias, La Rioja, Madrid, País Vasco, Castilla León y Navarra.

Países con una renta per cápita inferior a España y que están en mejores resultados: República checa, Eslovenia, Polonia, Estonia, Portugal o Corea. Países además que tiene un gasto medio por alumno inferior al de España.

La calidad de las infraestructuras educativas en España es superior a la media de la OCDE. Edificio, terrenos, aulas, iluminación, calefacción, espacios, etc.

Los recursos educativos de España en relación a la OCDE son más altos. Libros de textos, ordenadores, laboratorios, etc.

La ratio número de alumnos por profesor es similar en España a la media de la OCDE.

El número total de horas lectivas en España es superior a la media de la OCDE, pero en cambio las horas que se dedican a las tres materias principales (matemáticas, lengua y ciencias) es menor.

Mientras que la media en la OCDE es de unas 907 horas curso, en España son unas 1050 horas curso. Pero en matemáticas dedicamos unas 130 horas (15 menos que la OCDE), en lengua unas 125 (18 menos) y en ciencias unas 113 (20 menos que la media de la OCDE).

En España un 28% de los alumnos analizados declararon haber faltado a clase todo el día durante una jornada o más. La media de la OCDE es de un 15%.

1.12.13

Hoy he visto a un diseñador gráfico pidiendo trabajo en la calle

Hoy junto a la Plaza Mayor de Madrid había un (casi) joven diseñador gráfico y arte finalista pidiendo trabajo con carteles en donde mostraba parte de sus creaciones anteriores.

Yo he vivido periodos donde poder encontrar un diseñador gráfico con experiencia era una tarea dura para terminar quitándoselo a la competencia o recurrir a tus contactos empresariales o formativos hasta lograr alguien con conocimientos en artes gráficas.

Parece increible pero se veía venir por varios motivos. Exceso de mala formación, autoempleo tirando los precios y el respeto de la profesión, infravaloración del trabajo bien realizado, bajada de sueldos lo que llevaba a buenos profesionales a cambiar de oficio o a entrar en los mercados oscuros de las no cotizaciones, competencia de mercados emergentes que a través de internet diseñaban desde la lejanía para España a precios de churro, etc.

El diseñador desesperado y desempleado tendría treintaymuchos, tuvo que conocer buenos tiempos si se dedica a su oficio desde siempre. Ahora nos toca la crisis incluso para las personas que tienen profesiones.

¿Se estará dando cuenta la Formación Profesional reglada de estas realidades para tomar decisiones?