5.11.13

Los pobres somos los únicos que tenemos en el bolsillo dinero

Todo es teórico. El dinero no es ese papel firmado por un desconocido, en realidad es un simple papel impreso. Se parece más al que te echan en el buzón que al oro como patrón dinero.

Debemos lo que no está escrito, pero no lo sabe nadie pues es teórico. Las deudas pueden ser brutas o netas, lo que las convierten en nada. ¿Sabe diferenciar una deuda bruta de una neta? Cuando me lo explicaron a mi me liaba, lo juro. El bruto siempre es más, eso si que lo pillo. Pero a veces las deudas te las perdonan y otras te las multiplican con los intereses, depende.

Todo teórico como el dinero de su sueldo, que al final son números que le apuntan en una libreta. Los bancos dan crédito en forma de números, usted debe en forma de números, paga con la tarjeta y cobra con sumas y restas. Nadie sabe cuanto dinero hay en realidad. Y da igual el que haya. Son números.

Ya no se imprime dinero, más dinero para modificar mercados. Ahora simplemente se apuntan más ceros en las deudas, en las cuentas, en los déficit. No hay que imprimir, solo escribir ceros.

Supermercados El Árbol no pagará los festivos y domingos, solo dará vales para comprar en sus supermercados. Papeles y números impresos en la láser de la oficina. Todo es teórico. Si mañana le dan a España 800.000 millones para pagar la deuda nos harán un hijo de madera, pero pagaremos lo mismo que volveremos a deber. Y nadie habrá visto un billete de cinco.

Los bancos no prestan a las empresas por que ya les han prestado todo. No tiene más. Lo que reciben como ayudas son para devolver lo que no tienen. Pero ni lo reciben ni lo devuelven, solo lo apuntan. Movemos ceros y unos, nada más.


Los pobres somos los que tenemos en el bolsillo dinero, los que se nos hace la boca agua cuando vemos un billete que pone 100. Los pobres sí tenemos dinero. Por eso somos pobres. Dinero y deudas. Hoy nos han dicho que cada español debemos uno 70.000 euros. Los ricos deben números, los pobres debemos billetes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario