18.11.13

La rancia derecha española, tiene un tremendo problema de comunicación

La rancia derecha española, la de Madrid o la de cualquier rincón de España, tiene un tremendo problema de comunicación que asombra. Las palabras de la alcaldesa de Madrid intentado explicar el fin de la huelga de limpieza es un claro ejemplo de ello.

En vez de hablar de sus gestiones, reales o ficticias para solucionar el problema, se dedica a lanzar improperios hacia los trabajadores, mintiendo sobre la Reforma Laboral, amenazando, dando unos textos inconsistentes que solo crean odio.

Incluso sus propios escucharán con dudas tremendas un discurso que ataca en vez de servir para gestionar y explicar, para lograr rentabilizar como propia la solución.


Hay aptitudes que no son posibles cambiar, pero queda claro que incluso para ser de los hoy siempre defenestrados políticos hay que tener una mínima empatía e inteligencia política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario