21.10.13

Sobre la sentencia Parot y lo mal que explicamos las cosas


Parece que algunos con la sentencia en Estrasburgo contra el sistema Parot de tener en cuanta los beneficio0s penitenciarios, quieren dar a entender y avisarnos que nos están atacado en el centro de nuestro sistema judicial, incluso de nuestra independencia como país.

Europa es esto y más que esto.

El día que decidimos entrar en la CE sabíamos todos (creo) que se iba a perder independencia, para bien y para mal. En asuntos económicos lo estamos sufriendo en carnes de hambre y drama y lo tenemos que admitir con cara de perros. El desempleo es una realidad y desde Europa ponen condiciones para no resolverlo con rapidez, por poner un ejemplo que nos afecta también de forma dolorosa.

La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo es la última instancia judicial que tenemos cada europeo, incluidos los españoles.

Se sabía que esta práctica de contar e interpretar los años de condena con arreglo a los beneficios penitenciarios iba a ser anulada en Estrasburgo y no se ha querido y tal vez sabido, explicar desde España a los ciudadanos.

Decía un amigo mío que si estás seguro que te van a jorobar lo mejor es bañarte y relajarse. Lo decía con otras palabras, efectivamente. Nada como tomar la iniciativa y resolver o explicar antes de que sea tarde.

La sentencia puede no gustarnos, pero somos europeos y respetuosos con las leyes. Siempre nos queda el margen de cambiar las propias para no tener que buscar vueltas a las que tenemos y que no nos gustan, si es ese el problema y si sirve de algo plantearse ahora estos asuntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario