28.10.13

Nos extraña que los espías espíen. Es su trabajo con contrato indefinido

Me acabo de enterar que los espías americanos, en solo un mes, registraron y revisaron 60 millones de llamadas telefónicas en España.  Alguna me tiene que tocar a mi. Estos espías sí son cursantes a tiempo completo y con contrato indefinido.

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense espió 60 millones de llamadas en España entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de este año. Como quien dice amén jesús.

La información recabada no incluyó el contenido de las llamadas pero sí el número de teléfono del receptor y del emisor, sus ubicaciones, la duración y el número de serie de los teléfonos, según la información hecha pública por el bloguero estadounidense Glenn Greenwald, que ha tenido acceso a los documentos secretos filtrados por el exanalista de la NSA Edward Snowden. No consta que lleguen a saber qué tipo de calzoncillos teníamos puesto en ese momento.


Parece que nos asombra esto, pero es que no tenemos sentido común. ¿Para qué creíamos que se había fundado la CIA? ¿a qué creemos que se dedican los espías? Efectivamente, a espiar. Pero no “a espiarse”, no, no, “a espiarnos”; que es para lo que se creó esa Central que no tienen nada que ver con una librería.

Lo que no tengo nada claro es a quien reclamar si la factura de Telefónica me viene más hecha, si a la CIA o a la Compañía. Es que no sé quien tendrá los datos más actualizados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario