26.8.13

La violencia en Siria o Egipto es cuestión de distancia?


Entiendo que cuando hablamos de Siria, de Egipto, de Irán o Irak, de Líbano o Israel, de Jordania, Túnez o Argelia, nos creemos que son mundos lejanos de España.

Curiosamente creemos que Grecia o Italia están aquí al lado. Que incluso Turquía es un paseo. Pero no miramos al mapa.

Si Grecia es la Europa más familiar, debemos avisar que desde Grecia a Siria, Egipto o Líbano hay menos distancia que entre Grecia y Barcelona. Mucha menos si miramos a Sevilla. De Siria a Atenas hay 1,5 la distancia de Sevilla a Barcelona. De las Canarias a Barcelona hay el doble de distancia que de Atenas a Siria.

Chipre, país de la CEE, está tan cerca de Siria como Zaragoza de Madrid, para que sepamos bien de la distancias de las que hablamos cuando analizamos el grave problema Sirio o el de Egipto.

Efectivamente nos pensamos que el agua del Mediterráneo nos salva de toda violencia, ¡ja!, sin recordar que los españoles hace 500 años conquistamos toda América con aquellos cascarones a una distancia tremenda. El doble de la distancia entre Barcelona o Valencia y Siria.

No, no quiero decir nada que no sea lo cerca que tenemos los problemas como para ir de rositas, mirando a los escaparates como el que no quiere la cosa, como la Europa que se cree a salvo de todo cambio violento. Cuando los problemas son lo de nuestros vecinos, además de las barbas a remojar hay que acostumbrarse a los ruidos y los gritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario