3.8.13

España se merece un gobierno distinto. Creo


Esta semana ha quedado muy claro que en España una vez obtenido el Gobierno y si este es por mayoría absoluta entregada por un 23% de todos los españoles o un 30,3% de los españoles con derecho a votar o un 44% de los españoles que SI votaron —pero siempre absoluta—, es imposible cambiar de gestores aunque se sospeche del todo de ellos. Se enrocan y se encierran. Punto.
Toda España está pendientes estos días de agosto del enemigo Bárcenas y del periódico El Mundo. Jodo qué gozada de posibilidades para cambiar España. Solo una piedra del tamaño de un camión, dicha o publicada con pruebas por estos dos “torrentes” de sabiduría, podrían realizar un cambio de Gobierno en España. Y seguimos pensando que España salió desde la Transición más pura y democrática que todos los países de chirigota. No tenemos remedio ni arreglo. Spain is different
Rajoy puede ser dos cosas: o partícipe de los chanchullos de Bárcenas o desconocedor de estos y por ello un imberbe niño de teta. Podemos pensarlo. Pero en España no nos podemos permitir el lujo egipcio de tener que elegir entre un delincuente o un tonto.
Mariano simplemente esta semana, ni escuchó ni apuntó las preguntas de UPyD o de Izquierda Plural, sonrío y puso caras ante las preguntas del flojo Rubalcaba y se frotó las manos mientras hablaba un apagado Durán, más pendiente de que NO le dijeran “y tú más” que de explicar algo coherente. Lo que hay que cerrar no son empresas sino sistemas de gestión política llenas de salamandras comedores de bichos con la lengua. España se merece otra cosa. Creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario