30.8.13

Siria se convertirá en otro país arrasado más. No interesa la paz

Nada necesita más EEUU e Israel que una Siria doblegada y desgastada. Siria se ha jugado con la provocación química ser tenida como respetuosa y a partir de ese momento y sabiendo EEUU que no puede permitir una provocación que ellos mismos ha habían marcado como punto de no retorno, solo queda desgastar y destruir, empobrecer y romper, dejar miseria pero no conseguir que nadie se haga con el poder de la zona.

Se ha convertido en tamaña ratonera todo Oriente Próximo, todo el sur del Mediterráneo, que no hay solución buena ni para ellos ni para Occidente. Solo funcionará la política de desgaste, que siempre la sufren los inocentes civiles más que nadie. 

Siria será otro país arrasado para que no sea "algo" importante en estos cambios políticos y sociales. Las primaveras árabes van camino de convertirse en otoños para todos.

Manuel Martín Ferrand deja de contar historias certeras

Manuel Martín Ferrand ha fallecido dejando vacías sus columnas ahora más digitales que impresas, de ideas no muchas veces compartidas pero siempre con un punto de vista interesante, sabiendo trasmitir historias que muchas veces ha tenido que dejar a medio terminar por los medios de la responsabilidad.

El periodismo es muy necesario; ¿he recalcado el "muy"? y es imprescindible que este periodismo necesario en todas las democracias, esté lleno de excelentes profesionales periodistas, que sepan trasmitir y ser respetados. No es necesario coincidir con las opiniones de los periodistas, pero es fundamental creer que ellos no manipulan, que si acaso callan, pero no mienten.
Manuel Martín Ferrand era creíble. Una pérdida en tiempos en los que los periodistas están huérfanos de trabajo de futuro. O no.

26.8.13

La violencia en Siria o Egipto es cuestión de distancia?


Entiendo que cuando hablamos de Siria, de Egipto, de Irán o Irak, de Líbano o Israel, de Jordania, Túnez o Argelia, nos creemos que son mundos lejanos de España.

Curiosamente creemos que Grecia o Italia están aquí al lado. Que incluso Turquía es un paseo. Pero no miramos al mapa.

Si Grecia es la Europa más familiar, debemos avisar que desde Grecia a Siria, Egipto o Líbano hay menos distancia que entre Grecia y Barcelona. Mucha menos si miramos a Sevilla. De Siria a Atenas hay 1,5 la distancia de Sevilla a Barcelona. De las Canarias a Barcelona hay el doble de distancia que de Atenas a Siria.

Chipre, país de la CEE, está tan cerca de Siria como Zaragoza de Madrid, para que sepamos bien de la distancias de las que hablamos cuando analizamos el grave problema Sirio o el de Egipto.

Efectivamente nos pensamos que el agua del Mediterráneo nos salva de toda violencia, ¡ja!, sin recordar que los españoles hace 500 años conquistamos toda América con aquellos cascarones a una distancia tremenda. El doble de la distancia entre Barcelona o Valencia y Siria.

No, no quiero decir nada que no sea lo cerca que tenemos los problemas como para ir de rositas, mirando a los escaparates como el que no quiere la cosa, como la Europa que se cree a salvo de todo cambio violento. Cuando los problemas son lo de nuestros vecinos, además de las barbas a remojar hay que acostumbrarse a los ruidos y los gritos.

24.8.13

La Sexta anuncia que será buena chica con la derechona ¿alguna vez fue mala?


El señor José Manuel Lara, uno de los dueños de La Sexta, ha pedido tiempo muerto y un poquito de por favor a su propia cadena, para que no sigan jodiendo tanto a la derecha cavernícola de esta santo país. Que ya está bien, coño, un poquito de respeto a la derechona, jope. Y que toman nota los descarriados.

Que digo yo: ¿tan mal está la derecha que tiene que salir el señor Lara a pedirnos por favor que no nos metamos tanto con ella? Pobre derecha, ya no les dejamos  ni ir a Suiza.

Una vez perdida la CNN y los intentos de Cuatro por ser de centro solo nos quedaba a los progresistas la esperanza de que La Sexta se acercara algo a la izquierda. Pero ya vemos que de eso nada, monada. Que hay que pasar por el tubo (estrecho) como todos y parecer sin serlo. Vamos que seguirán pareciendo progresistas pero frenando allí donde escueza el callo. Un sí pero no.

La izquierda en estos 35 años ha cometido muchos errores, maldito PSOE que se creía que iba a durar toda la vida. Uno de ellos ha sido perder influencia por ser tontos entre poderes reales que dominan el aire que se respira. Léase Justicia o Medios de Comunicación. Y así nos irá. Perdido Público siempre nos quedará París. O volvernos de derechas y disfrutar con el equipo ganador.

23.8.13

Suenan tambores de corrupción contra UGT Andalucía


Suenan tambores de corrupción contra UGT Andalucía por el uso de fondos europeos para formación utilizados como parte de su financiación básica siendo sindicato. De momento UGT guarda un silencio preocupante aun siendo agosto, y las masas conservadoras desde los medios de comunicación se lanzan a la yugular para tapar las (presuntas) corrupciones del PP, de Bárcenas o de quien haya optado por las trampas ilegales contra toda la política de este santo y bobo país.

Somos un país de cándidos y a la vez de zopencos. Tras el año 1975 creamos una España nueva, democrática, que debía funcionar con sus sistemas básicos, de libro europeo al menos, para que le garantizaran su democracia como país libre. Y para ello, entre otros, había dos organizaciones básicas en todo sistema político democrático que debían poseer. Los partidos y los sindicatos.

No es posible vivir en una sociedad moderna y democrática sin ellos. En la dictadura ya había sindicatos y había dos “partidos políticos” legales. El dictador los necesitaba. Si, si, había dos “partidos políticos” legales en la dictadura. La Falange y el Opus Dei. Y los empleaba para recambiar y presionar, jugar a gobernar.

En 1975 decidimos los españoles de entonces que eran necesarios los sindicatos y los partidos, pero no creamos una financiación suficiente, pensando que como en Europa, la propia sociedad sería capaz de sufragar su financiación, afiliándose. Pero no quisimos afiliarnos a nada. Curiosamente antes de 1975 todos los trabajadores pagábamos en la nómina una cuota para el sindicato vertical, pero cuando desapareció no fuimos (o fueron) capaces de afiliarse a los nuevos sindicatos. Jope. Si, lo decidimos los españoles de 1975, que por si no estaba en ese fecha, eran tus padres o abuelos.

Si UGT ha cometido ilegalidades, palo. La Ley es igual para todos. Si algo fundamental tiene que cerrarse, literalmente cerrar y apagar, por que la sociedad no quiere participar, debe cerrar y a joderse tocan. En algún momento la izquierda deberá dejar de creerse imprescindible si la sociedad no la considera imprescindible, con todo lo que esto conlleva; para tal vez así logrará que se la respetara algo más. La derecha nunca tiene estas dudas, estos dolores de corazón, estas críticas internas.

20.8.13

Egipto es algo más que un país libre en Oriente Próximo


En el tablero estratégico mundial, como si de una partida de ajedrez fuera, el movimiento de Egipto es crucial y por ello no se está dejando que avance un sistema de gobierno distinto al occidental.

Se han dejado perder los peones que custodiaban a Mursi pues estorbaban en los miedos a que al final sus pactos con Hamas y Hezbolá destrozaran un ambiente ya de por si muy complejo y enrarecido. Irán y después Siria empujan en la primavera árabe hacia un islamismo radical y violento que pone en peligro Israel y el Mediterráneo. Nadie garantiza la paz en el medio plazo, pero algunos lo intentan con muertos y sangre, desde despachos estratégicos. Europa contempla casi con miedo, no vaya a ser que nada salga bien.

Cuando en Irán se dejó caer a Shah de Persia nadie pensó en lo que iba a venir después. En aquel 1979 con un Carter dividido entre la Guerra Fría, Afganistán, Irán e Irak, no supo mover bien sus piezas y perdió. Todavía 35 años después seguimos contemplando error tras error, asumiendo la enorme complicación política de la zona.

Un error encenderá otra mecha más. Miles de velas más.

19.8.13

Somos capaces de vivir mejor si queremos. Aunque algunos no lo deseen


El descrecimiento es inevitable para encarar la salida de la actual crisis global y compleja además de completa. Hemos vivido durante años falsamente en un crecimiento que parecía la panacea de todos los problemas. Nos habíamos engañado creyendo que solo el crecimiento constante nos podía proporcionar la felicidad, el trabajo, la economía mejorada. Ahora estamos en el pozo del descreimiento simplemente por que todo lo que sustentaba nuestros pensamientos sociales se ha hundido.

Ya no creemos en los bancos, en los gobiernos, en la iglesia, en la familia, en el trabajo, en el consumo, en los medios de comunicación, en el esfuerzo. Todo está en duda y es lógico que para salir tangamos que reconfigurar muchas cosas.

No es posible trabajar como hace una década. No hay trabajo para todos. Y eso supone que el trabajo valga menos, tenga mucho menos valor.

No es posible consumir como antes y esto es una ventaja para salir de la actual situación. El mundo no puede soportar un consumo sin control en donde muchos más consumimos cada uno mucho más. Hay un punto de no retorno.

Ya no nos fiamos de los que gestionan la sociedad. Tenemos que soportarlos hasta que se invente “algo” nuevo. Pero la sociedad occidental está muy atenta a que pueda surgir un sistema social y económico nuevo. No sabemos de qué tipo.

Sabemos que nos siguen engañando y de momento nos dejamos, pero es cuestión de tiempo el que se reaccione.

La violencia no es la solución, pero sí lo es que tomemos responsabilidad de lo que hacemos, las decisiones personales que busquen la calidad de vida, la organización celular, la información y sobre todo la formación.

Somos capaces de vivir mejor si queremos. Por mucho que todos esté montado para que no seamos capaces de querer.