5.6.13

Yo no quiero ser europeo, si tengo que ser de los pobres

Este mayo 2013 nos ha traído empleo para 98.265 españoles que dejan de estar desempleados por un tiempo. Un buen dato sobre todo por que necesitamos tener optimismo y creernos que seremos capaces de salir de esta.

No voy a comentar lo que supone mayo en el empleo español, se ha dicho ya todo. Vendrá septiembre y octubre y sacaremos cuentas. ¿Cómo están las empresas españolas? El empleo de servicios es un empleo mucho más temporal y flojo que el de industria. El empleo en hostelería no afecta por igual a todos los territorios españoles. Junio volverá a ser bueno y nos mantendrá ligeramente optimistas hasta octubre.

Pero estamos perdiendo meses cuando no años en divagar sobre galgos o podencos. Crear empleo no es aumentar el número de afiliados en mayo a la Seguridad Social. Lo que España necesita pasa por la formación, por el emprendimiento, por investigar nuevos mercados y actividades productivas, por mejorar la organización empresarial,  por el crédito a PYMES, por los avales públicos a ciertas ideas, por llamar a las puertas de la Universidad, por copiar de Europa y no de China.

A Europa le interesa una España que se parezca a China. No se perdonaría que nos convirtiéramos en una nueva Francia, Holanda o Suecia. Interesa tener en su seño, dentro de ella misma, a países pobres que hagan el trabajo sucio y barato de los pobres. ¿Les suena a algo esto?

¿Le interesa en estos momentos a España seguir en Europa en las condiciones que quieren que estemos algunos países europeos?, ¿hay futuro fuera de Europa?

Con una España empequeñecida y miedosa, llena de deudas hacia Europa, no hay futuro, sin duda. Pero con una España capaz de saber dar puñetazos encima de alguna mesa todavía es posible pensar que Europa es una buena opción de Futuro. Si solo nos quieren para fabricar los embellecedores y servirles alcohol barato, para eso yo no quiero ser europeo pobre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario