7.5.13

Comunicación en los partidos políticos

Ayer en una reunión política se quejaban los gestores de un partido lo mal que percibe la sociedad lo mucho que se trabaja.  Y se añadía que de (por ejemplo) unas 40 gestiones de un grupo municipal, entre reuniones con grupos sociales o laborales, asistencia a actos reivindicativos o políticos, etc. solo se publicaba en los medios de comunicación para que la sociedad se enterara, una media de entre 2 y 4 notas pequeñas de prensa aunque de todos los actos se mandara información a los medios.

¿Y?

Los partidos políticos comunican entre mal y muy mal. Y lo curioso es que lo saben y lo admiten.

Todos.

No les importa comunicar pues ellos como organización y como malos estudiantes, solo aprietan en comunicación cuando faltan dos semanas para el examen de las elecciones. Mientras tanto trabajan mucho pero no toman apuntes o no hacen los deberes, diversifican su trabajo en mil tareas pero no acuden a lo importante sino muchas veces a lo urgente y a atender al que más grita. Intentan aprender de la sociedad pero es mentira, se convierten solo en gestores y directivos en vez de en dirigentes sociales.

Los políticos honrados se creen que con hacer bien su trabajo ya vale. Falso. Claro que hay que hacer bien el trabajo, faltaría más, bien y honrado. Joder, no hay dudas. Pero además y sobre todo en tiempos revueltos como este, hay que parecerlo.
Comunicar es fundamental para crear pedagogía. No se trata de enseñar a la sociedad que no quiere aprender, que por cierto SÍ quiere aprender. Se trata de explicar los qué y los qué no. Agradecer y diversificar, dar la cara y enseñar lo que se hace. Es decir contar con la sociedad no solo un segundo cada cuatro años sino muchas veces a la semana. No a todos, sino a los que quieren escucharte, a los que quieran saber, a los que desean entender qué se hace y qué no se hace y los por qué de cada decisión.
No es posible que un partido se haya reunido 10 veces con diferentes Comités de empresas en crisis durante una semana y no se sepa. Por poner un ejemplo. Pero comunicarlo no quiere decir que se lo tengamos que ir diciendo a cada uno de los ciudadanos de la calle. Solo dejar constancia para quien le interese y se puede demostrar que es cierto esto.

¿Cómo?

Pues es muy sencillo. Cualquier jilipollas como yo tenemos un blog o un ciento. Y dejamos constancia de lo que pensamos en cada momento. No son ganas de darnos pote, que también, sino de utilizar una herramienta útil para comunicar. Aunque a veces sea basura lo que comuniquemos, pero de eso no tiene la culpa la herramienta sino el operario que la utiliza. Y no se trata de poner un huevo en una cesta y esperar a que él solo tome vida y empiece a crear familia y más huevos. Hay que darle de comer, limpiarlo, posibilitar que tome el sol y llamar al veterinario de vez en cuando. Si no lo haces así del huevo solo salen gusanos.

Si los medios de comunicación no te comunican como quieres, hay que crear los propios medios de comunicación. Del tamaño que cada grupo social o político pueda.
Hay que hacer política y gerenciar, dirigir ideas y encontrar soluciones. Las personas quieren soluciones a sus problemas y conocer qué se está haciendo por ellos. Ante cada problema social cada partido político tiene que tener muy claro qué soluciones plantea a su sociedad. Mientras no avancemos en esto, la desafección irá en aumento. Sí, todavía se puede aumentar más el abandono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario