16.4.13

Previsiones para España hasta el año 2018 según el FMI

Las previsiones para España que nos manda como un recado de muy mal sabor el FMI son demoledoras, señalando a España como un país roto, sin rumbo y en unas condiciones comparables a Grecia, Portugal o Eslovenia. Datos publicados hoy pero previsibles desde hace unos meses, pues desde algunas fuentes económicas españolas ya se habían señalado —y desde este blog se publicaron gráficos demostrando que ya estábamos peor de lo que se decía públicamente— pero ahora es el FMI el que no tiene piedad y nos da un cantazo en los morros.

El desempleo llegaría al 27% en este 2013 y estará en el 26,5% en el año 2014. Peor que estábamos en el año 2011 y 2012.
El PIB bajará en esta recesión del año 2013 hasta el -1,6 lo que supone una patada dura en la producción y en las posibles salidas a la crisis. Que suba al 0,7 en el año 2014 es una apreciación complicada de cumplir si partimos de una recesión del -1,6.
Sobre el déficit público es benevolente el FMI si hacemos caso a las cifras anteriores. Será complicado mantenernos en el -6,9 para el 2014 y estar en el -6,6 en este 2013, excepto que los recortes sean mayores (que lo tendrán que ser) pues los ingresos también serán bastante menores. La previsión del Gobierno del PP sigue manteniéndose en el -0,5%
La deuda pública por efecto de todo esto y de los intereses que tenemos que ir pagando por ella aumentará hasta el 97,6% del PIB, pero siempre partiendo desde un 84,1% actual según las contabilidades oficiales.

No se mejoran los números sino que empeoran profundamente. Y el empleo no se puede crear con crecimientos negativos o levemente positivos. Es decir entraremos en el año 2015 con más desempleados que hoy. Año por cierto en el que hay elecciones locales, autonómicas y generales. Se le acaba el sueño a Rajoy y al PP de lograr enderezar la situación económica antes de las próximas elecciones.
Y España sin respirar, sin encontrar norte ni líder que sepa sacarla de este grave atolladero. Jope.

Ya se señala al año 2018  como tiempo previsible para revertir la actual situación de déficit. Más de una década de grave crisis que dejará a España en una situación irreconocible. ¿Culpa de quienes, de cuantos, de todos?

Se señala que el nicho laboral destruido con la crisis inmobiliaria no se está rehaciendo con nuevas actividades económicas que hagan crear nuevos puestos de trabajo. Insisten en lo que nos cansamos de hablar desde este blog: el empleo es fundamental para salir de la crisis.
Es cierto que el total de nuestra economía productiva se va devaluando lentamente, entendiendo como tal la pérdida de precio y la ganancia de producción. Somos lentamente más competitivos por ello, pero excesivamente lentos en un camino bien emprendido pero muy lento. Es complicado exportar más si desde fuera de España no hay más actividad y desde dentro baja el consumo por el enfriamiento en aumento. Producto de todo esto nuestro déficit que debería ser del 3% en el año 2014 podría mantenerse en torno al 5,5% en el año 2018 como mejor dato de este periodo. ¿Nos lo permitirán nuestros acreedores? La respuesta previsible es NO.

¿Creerán en Europa en nuestros bancos, en nuestra capacidad de pago, en nuestra productividad laboral, en podernos mantener en paz con un desempleo sostenido en torno al del 27% durante un quinquenio? ¿Con una juventud que llevará una década sin encontrar empleo y sin poder cotizar ni pagar impuestos ni consumir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario