10.12.12

En España funciona muy bien la sanidad pública. ¿Y la privada?

La semana pasada tuve una reunión (de gestión) de más de dos horas con el Gerente del SALUD, sectores 1 y 2 de mi ciudad. Intensa, llena de titulares imposibles de reproducir, dura de asimilar, contundente y clara, con algunos planteamientos por su parte que podrían ser admitidos y otros que nunca yo podré asimilar. Si mezclamos churras con merinas nos sale un rebaño, pero no está claro que sea capaz de dar buena leche para un queso.

Admitió que la Sanidad pública en España funciona muy bien. Funciona ya, ahora, ayer.
Admitió que la Sanidad pública en España cuesta mucho menos dinero que la media de Europa. Ahora y antes. Dinero de verdad, no relativo. Y hablamos del por qué.
Pero dijo con rotundidad que hay que reformar. Lo llaman reformar, modificar, optimizar, profesionalizar, añadir criterios, poner sentido común.
En realidad quería decir RECORTAR, pero ahora hemos descubierto una forma de cambiar los nombres a las cosas para engañar mejor.  Se llama EUFEMISMO.
Si a una decisión política le buscas material para defenderla, construyendo sobre ella un edificio de ladrillos sin pegamento, te sale una pared floja pero que al menos queda bien en una foto. Si la empujas con un dedo se suele caer.
En Madrid se han dado cuenta de que los titulares eran crudos y escondían unas decisiones duras. Sanidad quiere hacer lo mismo en todos los territorios, pues las decisiones las marca el BOE y las llamadas de “los jefes” desde Madrid.
¿Si se admite que la sanidad en España funciona bien y además es más barata que en el resto de países de Europa, incluidos muchos con renta más baja que la de España, para qué queremos reformar lo que ya funciona bien?
Detrás de estas decisiones de recortes, de reformas, se esconden intereses muy claros. Efectivamente, si en España funciona muy bien la Sanidad pública, tal vez lo que sucede es que no funciona igual de bien la sanidad privada en comparación con el resto de países de Europa. Y eso es lo que no resulta fácil de tragar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario