16.11.12

La reforma hipotecaria no sirve para casi nadie

Tras la publicación urgente —y por ello irregular en sus beneficios— de la norma para evitar durante 2 años los desahucios, uno se da cuenta enseguida de que la política española está tocada de imbecilidad. Todos somos responsables, pero sobre todos, los que nos dedicamos a la política en alguna medida.

Era fundamental que TODOS los partidos políticos entraran en la negociación. Y era muy importante que al final surgiera un acuerdo de mínimos en donde TODOS los partidos políticos pudieran explicar qué plateaban y qué no se había podido conseguir.
Pero la realidad es que solo dos partidos, los importantes, se han sentado durante 3 días. No se han puesto de acuerdo. Y el partido de la oposición, el PSOE, no ha sido capaz de explicar los motivos, qué planteaban ellos, por qué no sirve lo que al final se ha aprobado.
Sin duda lo sabemos todos, lo que se ha aprobado es un mínimo tan mínimo que no llega a casi nadie. No resuelve el problema real.
Por ejemplo no habla de los avalistas, que en casi todos los casos son víctimas primeras y sin defensa jurídica fácil incluso con reformas de la ley hipotecaria.
Hablaba hace unos días en este blog sobre algunos aspectos que hay que reformar con urgencia, situaciones que se han obviado. Simplemente otra vez, los bancos han presionado más que la calle, más que las personas con problemas y salen ganando en la batalla.
No será sencillo, ni con este gobierno ni con el próximo dentro de 12 años, hacer funcionar socialmente este país. Así que hay que plantearse otras alternativas diferentes para evitar que se nos hunda todo. Es fundamental que cada uno de nosotros nos pongamos a pensar y luego a explicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario