23.10.12

¿Podría convertirse en pocos años el PSOE en la tercera fuerza política en España?

Tras recoger los resultados electorales finales de Galicia y País Vasco, ya vuelven a surgir sondeos en Cataluña, que avanzan por el mismo camino emprendido en las elecciones del domingo. Más soberanismo, menos voto a los partidos tradicionales.

Aumenta CIU hasta casi la mayoría absoluta aumentando según el último sondeo de La Vanguardia, hasta los 67 diputados desde los 62 actuales.
Pierde también en Cataluña el PSC PSOE hasta 7 diputados, desde los 28 actuales a los 21 posibles. Se mantiene el PP con tendencia a la baja, perdiendo un diputado. Sube ERC desde los 10 diputados hasta los 14. Sube también ICV desde los 10 a los 12 diputados. Se mantiene o sube ligeramente Ciutadans.
Es normal que Rubalcaba no quiera salir a explicar lo que ha sucedido en Galicia y País Vasco, pues está esperando a Cataluña. A partir de este momento, poco quedará por explicar, pues lo habrán hecho los ciudadanos.
Es cierto también que la sociedad tarda mucho en cambiar el sentido de voto. Tiende a abstenerse, a quedarse en casa, a votar en blanco. Pero le cuesta mucho cambiar de partido a la hora de votar. En la misma medida está muy claro que el voto del PP es más fiel que el voto de los partidos de izquierda. Y es también cierto que son los indecisos los que mueven definitivamente resultados, indecisos que en los últimos meses se han convertido en “muy” indecisos y por ello no mueven resultados.
Que el PSC pierda según el sondeo de Cataluña más de un 3,4% del voto hasta dejarlo en un 15% es grave para ellos. Si sumamos el voto de ERC y el de ICV, partidos similares en sus planteamientos sociales, el resultado sería del 19,3% según el sondeo, bastante más que el PSC. De seguir por este camino, el PSOE podría ser la tercera fuerza política en España en pocos años.

1 comentario:

  1. IU está haciendo ahora lo que el PSOE ha hecho durante años con IU. Cada vez que IU se alejaba de los extremos de la izquierda, el PSOE le comía la merienda en la elecciones, por aquello del voto útil.
    Ahora el PSOE se ha radicalizado, así que los electores de izquierdas prefieren votar al auténtico y no al sucedáneo.

    ResponderEliminar