10.10.12

¿Es la hora de los egoístas cazadores de razones? ¿es el momento mejor para la autodeterminación?

La tendencia separatista o de autodeterminación de algunos territorios con componentes históricos diferentes a los países con los que se integran, no son en estos momentos un fenómeno social en exclusiva de España. 

En estos momentos, situaciones sociales que avanzan en un mismo sentido dentro de Europa, se dan en Italia, Bélgica, Gran Bretaña además de España e incluso hay algunos abandonados proyectos en Francia.
Cuando las situaciones económicas son malas, los territorios del norte se vuelven contra los de sur, ya así sucede con el Norte de Europa contra el Sur de Europa, o en procesos más locales, de territorios más ricos contra los más pobres, o de los que han sido históricamente diferentes contra los que no comprenden bien estas diferenciaciones.
Es cierto que cuando se es débil, cuando la economía aprieta a las sociedades, suceden los dos fenómenos a la vez. Que surgen más los procesos de independencia y que además son los peores momentos históricos para estos procesos. Como además se enconan las sociedades, surgen las violencias, las ideas de que solo es posible la independencia con la pelea, la cerrazón social y el extremismo en las posturas de ambos grupos sociales.
Plantear la solución desde los ojos cerrados, pensando que la razón es solo mía, atacando al “otro” pensando que no tienen ninguna razón, avisándoles a los que se intentan separar que los odiaremos a muerte por los siglos, es el peor camino posible.
A quien desde un territorio plantea una separación, ya asume con antelación que no será fácil, que tendrá que ser violenta en el peor de los casos, que poco a poco tendrá que defenderse de los odios con sus propios odios, que pelea por el futuro de sus hijos y no por el suyo, que no quiere escuchar nada que no le sea favorable. Es decir, ya se pone en el peor de los escenarios posibles. No le digamos nunca a un catalán que no podrá pertenecer a la UE si se sale de España, porque simplemente se ríen.

5 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, siempre y cuando se les indique igualmente este criterio a los separatistas, cuyos argumentos siempre tienden a ser más violentos, engañosos y torticeros. El respeto es igual para ambos bandos, no se debe ser condescendiente con ninguno de los dos extremos. Y si hay que decir verdades, se debe hacer, sin visceralidad, pero con contundencia, como decirlo lo que indicas a un catalán o vasco o de la Padonia, porque vestir de dulce lo amargo perjudica más que beneficia. Y nigún país separado podrá pertenecer a la UE nada más separarse, y su inclusión dependerá de un proceso largo y de unas condiciones teñidas de emociones que costará mucho superarlas. Ahora mismo, es necesario mostrar la legalidad vigente, pedir cordura sobre las circunstancias, y aguardar otros momentos para plantear la reivindicación, fuera de tufos electoralistas, es decir, manipuladores.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón de que en los malos tiempos crecen como setas aquellos que, con cantos de sirenas, pintan un panorama negro y desolador.
    Pero estoy con el comentarista que me ha precedido. También los separatistas deben tener claro su futuro, más que nada para saber a qué atenerse.
    Besazo

    ResponderEliminar
  3. Los procesos históricos son lentos y hay que realizarlos con serenidad y responsabilidad.
    Y con visión inteligente de Estado.

    Pero en todos los casos, hay dos "bandos", dos grupos sociales, y jugar a no entenderse (y respetarse) los unos con los otros y viceversa es un gran error.

    ResponderEliminar
  4. Así debería ser, pero sin presiones ni fundamentalismos. Hay un gran número de nacionalistas, los que más gritan, que son dictadores en potencia e incluso provienen de células terroristas, por lo cual hay que estar muy seguro de que todas las voces se oyen sin miedo. Hay que modificar las estructuras del Estado español, y buscar una forma en que la mayoría se sienta cómoda y estable, y con todas las autonomías o regiones o nacionalidades con las mismas condiciones. Si no se hace, así, durará poco.

    ResponderEliminar
  5. Lo dices bien "buscar una forma en que la mayoría se sienta cómoda y estable".
    Para ello hay que trabajer entre todos.

    ResponderEliminar