10.9.12

Hablemos de política de manera simple y clara, pues es importante

Para los que no entiendan mucho del funcionamiento de las maquinarias políticas, un Comité Federal (o similar) es la reunión más importante entre Congresos de cada partido, reunión solo entre “los jefes”, para resolver, dirigir, dirigirse, marcar objetivos. Es una reunión clave para cambiar y comunicar. Pero el PSOE tuvo ayer su primer Comité Federal tras la pérdida de las elecciones y lo hizo a puerta cerrada. Un ejemplo de lo bobos que están (comunicando) todos los políticos de este santo país.

No sabemos comunicar ni sabemos dirigir. No sabemos ser líderes. Simplemente NO SABEMOS.
La última encuesta de Metroscopia es triste para toda la clase política. Repunta el PP algo tras el gran bajón de casi un 15% en intención de voto hasta ganar un 0,9% que les tranquiliza un poco. Pero el PSOE pierde un 0,6% que con la que está cayendo es otro fracaso más sobre sus tripas.
Si observamos con detalle las preguntas a los sondeados las respuestas son de premio a la pena. Castigan por igual a todos, sean del PP o del PSOE, sea Rajoy o Rubalcaba. Y lo curioso es que ellos no se dan por enterados. Creen que el tiempo todo lo arreglará, y tienen razón aunque no saben hacia donde y si contando con ellos.
Rubalcaba está apagado, acabado y se le nota. Está herido y deberían ir pensando en unos mínimos de actividad sin los cuales no es posible ocupar el puesto que ocupa en la historia actual de España. Es necesaria la oposición, muy necesaria sea de quien sea. Y no se puede estar apagado y fuera de cobertura.
Por otra parte tanto IU como UPyD siguen atascados en los sondeos, como frenados ante lo básico. Los españoles no quieren lo que tienen y no les gusta lo que parece ofrecerse como alternativa. Esto es grave pues afecta a nuestro futuro como país.
Ayer Cesar Molinas ponía el dedo en las llagas del dolor español. ¿Por qué en cinco años de crisis ningún partido político ha diagnosticado la enfermedad real, el tratamiento necesario, el plan imprescindible para resolver los problemas? ¿cómo es posible que asuntos tan imprescindibles como la educación, la innovación o el emprendimiento o la investigación sean masacradas en los presupuestos?
La empresa que más puestos de trabajo ha destruido en estos cinco años de crisis es el propio Estado. Con los millones de desempleados que tenemos, seguimos dedicándonos a despedir a personas de su trabajo y condenarlos a no consumir, a no pagar impuestos, a tener que vivir de ayudas del Estado. No me cuadran las ideas, los proyectos con las necesidades.
Por cierto: ¿es lógico el funcionamiento actual de la maquinaria de los partidos políticos? ¿sirven para lo que están diseñados los partidos políticos? Nosotros, los que estamos dentro de ellos, debemos ser los primeros (y no los últimos) en plantearnos preguntas de este tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario