17.9.12

El marco mental de la manipulación pedagógica de la izquierda

El sábado en Sevilla asistieron al fútbol 40.000 personas. En Getafe 13.000. En Valencia 40.000. En Málaga 28.000 personas. Y todas acudieron pagando. No se sabe los muchos miles que vieron este espectáculo en televisiones y bares.
Si yo fuera líder sindical me lo haría mirar si es que no soy capaz de mirármelo yo mismo. Como pequeño político me lo miro y me entra responsabilidad y temor.
No se puede examinar a los niños (sociedad) de unos problemas, sin antes haberles enseñado con pedagogía (política) suficiente, para que estén preparados ante el examen. Y todos los políticos hemos evitado hacer pedagogía política ante la sociedad, la derecha por que le interesa hacerlo así para su beneficio y la izquierda por dejadez e imbecilidad, creyéndose que esto era Jauja y que siempre iba a ser así.
La izquierda se ha pensado durante muchos años, auspiciado por la propia derecha, que hacer pedagogía política era manipular. Este mensaje, este marco mental lo han sabido manipular muy bien por parte de los que les interesa que NO exista, y la izquierda hemos creído en la trampa de creernos que efectivamente, hacer pedagogía es manipular.
Hay que aplaudir a la derecha por lograr sin despeinarse, que a poco que hagamos lo de izquierda, somos unos manipuladores del pensamiento libre. Cuando los rivales son buenos, hay que reconocerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario