8.8.12

Sánchez Gordillo se equivoca con los supermercados

Sánchez Gordillo en representación de los que pasan hambre de comer, ha cometido una ilegalidad, entrar en un Mercadona (presuntamente) y llenar unos carros de alimentos para repartirlos entre los que no tienen para pagar.
Es una ilegalidad desastrosa siendo diputado de Andalucía, pues la obligación de un Diputado es cagarse en la madre que los parió a los que logran que los pobres crezcan más que el calor, a coste de leyes incapaces.
Un Diputado debería entrar en un Supermercado, hablar con el Director y pedirle que le llenara seis carros enteros de alimentos. Y punto pelota. Y lo digo en serio. Completamente en serio. Mientras los políticos con cargos no se comporten como políticos con cargo, no vamos a ningún sitio.
Y si el Mercadona no le quiere llenar los seis carros de la compra para la ONG, se convoca una rueda de prensa con una mesa en la calle y se dice con claridad y que cada ciudadano haga lo que tiene que hacer con arreglo a sus decisiones con sus dineros.
Pero el comportamiento de los políticos tienen que cambiar.
Y si al día siguiente ningún supermercado quiere llenarle ningún carro de la compra para los que pasan hambre, se van publicando las listas de los supermercados hasta que no quede ninguno. Y me importa un pito si tienen que subir la ternera un euro el kilo para poder soportar los carros gratis del concejal o diputado de turno, pues los pagarán los que SI tienen para comprar ternera. 
Se puede interpretar como un impuesto revolucionario, es decir, parecido al que tenemos que pagar todos por Bankia o por la pasta para los directores de los bancos, tan listos todos ellos, jubilados y ricos.

4 comentarios:

  1. Tras escuchar a Sánchez Gordillo en Telecinco, sus explicaciones me han parecido muy razonables. Fallan las formas, pero con dudas. En lo que no se falla en en el fondo.
    O nos preparamos para ampliaciones dolorosas pero inevitables, de las violencias de subsistencia o nos pillarán con el paso cambiado.
    El hambre es uno de los motivos que incitan a las guerras, a todo tipo de sociedades. Hay que leer libros de historia.

    ResponderEliminar
  2. PLAS, PLAS, PLAS.
    Creo que el señor Gordillo va a lo fácil como siempre en los políticos. No Sr. Gordillo, llenar carros de comida de manera legal ó ilegal es fácil, es sencillo. Lo difícil es estar todo el día en las empresas dando la coña para ver cómo se le pueden conseguir empleo para la gente que no lo tiene, es hablar con la gente de las empresas de empleo temporal para ver cómo se puede hacer para trabajar juntos en formación a gente que no sabe hacer nada que se necesite hoy en día, lo jodido es convencer al director de Mercadona que le vendrían bien diez reponedores más y seis cajeros. Eso Sr. Gordillo es lo jodido.
    Lo suyo es simplemente márketing barato. Es tirar comida desde un helicóptero a los pobres que se mueren de hambre por la sequía, pero no hacer nada por acabar con la guerra que los hecha de sus tierras y los convierte en parias dependientes de la ONU.
    Señor Gordillo: No hay que darle pescado a la gente. Hay que enseñarla a pescar.
    Pero claro eso es mucho más jodido, difícil y comprometido que ir de sobrado por el pueblo. Por cierto que lleva usted ya años de político, a ver cuando aprende.
    Besazo y perdón por enrrollarme ¡LO HAGO SIN QUERER; LO PROMETO! :)

    ResponderEliminar
  3. De cualquier manera no creo que deban ser ahora los supermercados los que paguen el pato, pagan justos por pecadores ¿Porqué nadie se atreve a hacer algo parecido pero en los Bancos y Cajas? ¿No hay huevos? pues ahí es dónde se debería ir, y si es con una recortada en la mano, pues con recortada

    ResponderEliminar
  4. Hay que ir con la razón y la calma, todo lo demás es otra cosa y con otros resultados.
    La situación en España es muy complicada para millones de familias, unas 1,7 millones tienen a todos sus miembros en el desempleo.
    No se trata de conseguir dienro para ellos, pero si de garantizarles un mínimo vital. De ehcho en los carros se llevaban frascos de judías, legumbres en paquetes, galletas maría, etc. Primera necesidad.
    Y todos debemos entender que no podrá sobrevivir España con 6 millones de desempleados.
    Repito.
    NO PODREMOS SOBREVIVIR como sociedad si no resolvemos este grave problema.

    ResponderEliminar