4.8.12

No respetan desde Europa a nuestro Presidente ¿qué hacemos?

La comunicación no es el fuerte del Partido Popular en esta legislatura de Mariano, qué le vamos hacer. Da más temor cuando sale a dar la cara que cuando se esconde, pues los errores son continuos y no los vamos a enumerar. Pero en serio, salir para no decir nada, para darle vueltas a lo mismo, para no sorprender, es malo, es negativo.
Hay que salir para tranquilizar, para hacer pedagogía o para sorprender con las medidas. Pero nunca para hacer fintas con las respuestas, para tratarnos como a niños, para no responder cuando la preguntas aprietan. Y menos para dejar en el olvido lo que a los 45 minutos hay que decir deprisa y corriendo, como los 102.000 millones de recortes añadidos para 2013 y 2014. Mal; pero no te preocupes mucho Mariano, ya nos vamos acostumbrando.
Suenan técnicos para sustituir a Mariano, suena Pizarro por poner sobre la mesa uno que no está muy quemado. Hay más. Suenan políticos populares, con el inimaginable Aznar a la cabeza. Digo inimaginable por ser un político áspero y duro, que nadie sabría bien hacia donde llegaría a tirar del carro. Pero al menos reconozcámosle capacidad para gobernar aunque no nos guste ni un pelo.
Estamos en guerra, económica pero guerra. Y para las guerras se necesitan líderes con capacidad y cintura. Capacidad para romper la mesa de un puñetazo y cintura para a la vez de romper la mesa,  sonreír y convencer de que no hemos hecho casi ruido. Un líder es quien tiene detrás a una sociedad. Lo de menos incluso es si tiene razón o razones. Si resulta creíble a su sociedad, si le apoyan todos (o muchos más que ahora) y si produce tranquilidad mezclada con temor, se es líder.
Pero si se toman al dirigente como chirigota por parte de los enemigos de los mercados, si se demuestra que eres una buena persona pero poco más, si no sabes cagarte en todo lo que se menea sin despeinarte, si no eres capaz de formar a tu alrededor un nutrido grupo de coroneles, no eres líder aunque sean una buenísima persona. Tú mismo, Mariano.

3 comentarios:

  1. Mariano no me gustó desde el principio. No me gusta la gente que no da la cara, que no se compromete, que está a ver si puede ganar a base del error del contrario.
    Está dando la medida de lo que es.
    Tienes toda la razón, un lider es un señor que genera confianza para seguirle. Luego lo hará bien ó mal, pero por lo menos sabe lo que quiere.
    Y lo que más le critico a Mariano es que no haya sabido imponerse dentro de su gobierno a todos los que quieren seguir la estela de gasto del pasado.
    Eso es para mí lo peor de todo. Es un blando y un tibio y eso a mi me da mucho repelus, porque normalmente los blandos y los tibios son malos e hipócritas.
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. A mi ayer me acojonó ya del todo - No podemos responder a las necesidades de los ciudadanos - dijo, y se quedó tan pancho el tío. Entonces ¿que haces ahí pedazo gilipollas? Dimite y déjanos a la buena de dios, es decir, igual que ya estamos pero sin tener que aguantarte.
    Una forma única de insuflar ánimos y confianza en una población que somos todos la alegría de la huerta de lo contentos y felices que estamos.

    Por cierto, yo no puedo responder al pago de mis impuestos, es decir, a mis obligacionas como ciudadana, si tu no respondes a mis necesidades ¿te vale Rajoy?

    ResponderEliminar
  3. DOLEGA: Si, lo de ser un blando da repelús, da grima, miedo. Se puede ser un blando si eres…, no sé…, striper o vendedor de coches de segunda mano con perdón para los vendedores, pero si eres Presidente tienes que demostrar bemoles, ganicas de dar manotazos sobre la mesa e ideas claras.

    INMAGINA: Si, necesitamos estár más optimistas, creernos más que sí somos capaces. ¿No tiene el PP a alguien más alegre, con más empatía, que se haga respetar más en Europa?

    ResponderEliminar