17.8.12

Empieza el fútbol en España con 3.500 millones de deuda, 750 con Hacienda

Empieza la liga de fútbol 2012 en España con unas deudas de los equipos de Primera División impagables y sin solución. Recordar solo que se adeudan a Hacienda (es decir a todos nosotros entre los equipos de Primera y Segunda División) unos 750 millones de euros, que se acordó pagar antes del año 2020 o de no hacerlo perderían la clasificación aquellos equipos que no hubieran podido pagar sus deudas públicas. Tremendo miedo, pues con no pagar ninguno solución resuelta. ¿Quién se atrevería a descender a Segunda a una docena de equipos de Primera de renombre en un negocio manejado por unos pocos pero que representa grandes beneficios privados?

El Barcelona debe unos 48 millones. El Levante 23 millones. El Atlético unos 155 millones. El Español 24 millones. El Rayo 21. El Sevilla 18. El Mallorca 17. El Betis 35. El Santander unos 12. El Zaragoza 33. El Deportivo 90. Osasuna 28. Del Real Madrid dicen que cero. En total por los equipos de Primera División unos 490 millones de euros de grandes dispendios, fichajes absurdos que se han ido escapando entre personajes que dirigen o compran y venden, mientras que entre todos tenemos que soportar estas deudas sin sentido. Otros 185 millones de los equipos de Segunda División más otros 78 millones del resto de equipos. 

Deuda a Hacienda que en el año 2008 fue reconocida en 607 millones de euros en respuesta parlamentaria y que en plena crisis ha seguido aumentando en otros 150 millones más. ¿Podemos los ciudadanos sin trabajo recurrir a las mismas facilidades para no pagar nuestras deudas con los bancos o con Hacienda? 

¿Pero cuanto deben realmente los equipos de fútbol españoles a todas las instituciones, bancos, jugadores, técnicos o similares? Pues la nada despreciable cifra de unos 3.500 millones de euros. Las grandes estrellas de fútbol que juegan en España son trabajadores multimillonarios de empresas casi todas en ruina. Juegan en la mejor Liga del mundo, pero también la más morosa.

5 comentarios:

  1. Perdona Ajovin, te debería comentar más, pero estoy arañando minutos en la biblioteca de Broto, que solamente está abierta 2 horas al día, en este caso el problema es que la duración de la batería del portátil es también de aproximadamente dos horas y ahora desde dentro del coche, estoy leyendo los correos, alguna noticia, y ver los comentarios del blog.
    Con respecto a la deuda de los equipos de fútbol, realmente solo conozco los datos que he escuchado por la tele y ahora los que tu publicas, no soy futbolero, pero al ser un deporte de masas lo solucionarán como sea ya que en caso contrario más de la mitad de los españoles se quedarían sin su distracción favorita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estando en Broto lo que hay que hacer es olvidarse de responder al blog de Ajovin y respirar mucho, llenar cajas y cajas de aire, y traértelo a Zaragoza para el invierno de nieblas.
    Disfruta

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Es una verguenza que se esté pidiendo a los ciudadanos que nos apretemos el cinturón y no se pida a los clubes que abonen sus deudas. Encima deudas generadas en gran parte en fichajes millonarios gestados para generar comisones para todo Dios ó fichajes de jugadores que cada día se ve más claro que no valen nada pero que, como el chiste, hay que hablar maravillas para venderlo ó comprarlo caro.
    No entiendo como esa burbuja no ha explotado, porque la inmobiliaria era burbuja, pero la del futbol es globo aerostático.
    Besazo

    ResponderEliminar
  4. Los intermediarios tiene mucho poder y muchos beneficios con sus operaciones de todo tipo.
    Se calcula que en los grandes fuchajes entre el 50% y el 60% no se declara. Pero no solo por aprte del jugador.
    Los representantes se llevan un % de cada operación Si un jugador solo se traspsa una vez solo cobra una vez, pero si se traspasa 10 veces, cobra 10 veces, aunque no juegue.
    Da igual si es bueno o malo, lo important es que se traspase entre club y para ello nada como los amiguismos.

    Un jugador que permaneces toda su vida deportiva en el mismo clug no interesa tanto como el "paquete" que va de país en país. Triste, pero entre ellos se los venden y compran. No tiene nada que ver con el deporte, pero luego los tontos pagamos por ello, consumismo estas trampas, les perdonamos deudas por creer que llevan el nombre de una ciudad por delante de sus líos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:59 a. m.

    Hay que expropiar jugadores

    ResponderEliminar