31.8.12

Conversaciones políticas de señoras tristes 2.0

Llevo dos señoras detrás del asiento del autobús que me trae de Soria, ambas son de Zaragoza y hablan muy fuerte como queriendo que todos escuchemos su pelea de la sabana castellana. Una de ella lleva intentando desde hace más de una hora, convencer a la otra, que se defiende como antílope ante león, que el tranvía en Zaragoza es una mierda (remarca la palabra para no dejar dudas) y que en el Ayuntamiento hacen lo que quieren, "no sé decirte por qué motivos raros", le insiste con mala baba en el tonillo.

Os aseguro como peleador en todo tipo de discusiones, que son mentiras repetidas por la de las garras afiladas, hasta que el antílope le dice como queriendo pedir perdón, que ella cree que no, que el barrio tal tiene la línea vientital y está bien servido o que el otro barrio ha quedado muy bien con las obras; pero la leona insiste con saña para convencerla de que dejarse caer en sus garras es lo mejor, pues el Ayuntamiento es malísimo. Espera, espera, ya verás tú -le dice- cuando acaben las obras será mucho peor. E insiste, ¡Vete a saber tú por qué se han empeñado en hacer el tranvía!

Con lo fácil que es criticar en este asunto sin tener que inventarse mentiras ni meter en el mismo capazo a todos. Con lo sencillo que es opinar y razonar sin tener que mentir para parecer que tienes más razones. Si todos somos malos: ¿quien queda?, ¿ella y sus circunstancias?

¡Ya te lo digo -le insiste la leona a la gacela- unos van a favor de unos y otros de otros, pero todos se creen que somos una panda de idiotas que no nos damos cuenta de nada¡ Vete a saber por que han hecho el tranvía ahora. En fin, las obras comenzaron hace tanto que ya me he olvidado.

Yo, este que escribe mientras escucha, aguanta como señor serio que de vez en cuando tose estrepitosamente para desahogarse, pues de autobuses, transporte urbano y tranvía SI que entiendo y me jode que se hable así de todos, repito, de todos, solo para estar a la moda de "todos los políticos son ladrones y unos hijos de madre".

Mi santa que es muy buena, tiende a sujetarme cuando toso para joder, sabiendo que como me sigan apretando las ideas, la leona me dará la puntilla en mi silencio y con tal malas artes, que aunque no debería escuchar me llegan de rebote al oído pero me hacen daño, y saltaré como cazador ilegal. Pero no debo, mi cargo me impide ahogar a la señora leona, mi inteligencia me impide presentarme y llevármela a cenar para explicarles cuatro errores, más que nada por la edad de la leona y de la gacela, ambas tan adultas como yo. Mi seriedad me impide decirle a la leona que la estoy escuchando y explicarle que queda muy mal mentir, pues no es lo mismo opinar que intentar convencer cuando faltan los argumentos con trampas de medio pelo que cantan mucho.

He tenido suerte, la discusión ha derivado hacia otros derroteros no municipales. ¡Uff!, me he librado de vomitar. Ahora me vuelvo para verlas como quien tiene tanta jeta como ellas y observo que la leona está en los huesos de tanta mala leche comprimida. No hay donde chupar. Me olvido de ella.

2 comentarios:

  1. jajajaajaj disfruta de tu recorrido por tierras españolas.
    Soria, vas a buena tierra.
    Ayer comentaba con una amiga que esto de hablar de la crisis se está convirtiendo en algo crónico. Que el otro día tuvo que recordarle a su interlocutor que el se estaba forrando con esta circunstancia. :D
    Besazo y disfrutad del viaje.

    ResponderEliminar
  2. No, ya hemos vuelto, ha sido un ataque puntual a Valladolid y Soria, para conquistar Castilla y dsfrutar de su Arte.

    Valladolid, MUY recomendable.

    ResponderEliminar