1.7.12

Somos más pobres y tristes, pero también más peligrosos

Hoy pagamos más por las medicinas, por la energía o por estar enfermo de tristeza. Hoy somos más pobres. Pero tranquilos todos, que queda todavía mucho camino para que nos vayan convirtiendo en pobres de solemnidad, hay camino por recorrer y lo piensan forzar los técnicos políticos de derechas. 

Hay un error muy grave en estos planteamientos políticos de forzar la sociedad hacia la pobreza. Y me resulta curioso que sabiéndolo los que gobiernan, todavía no les haya saltado el botón rojo de la preocupación. 

Somos más pobres, perdemos calidad, estamos muchos millones de personas desempleadas, los jóvenes no creen en su futuro pues no lo tienen, la emigración para convertirnos en inmigrantes en Europa crece con los mejores jóvenes, los jubilados tiene miedo, los mayores de 60 años no saben cuando se jubilarán pero sus hijos o nietos no saben cuando podrán entrar a trabajar. 

Mientras tanto, al sur del sur crece la primavera árabe a costa de más integrismo religioso y de más nacionalismos cerrados e incluso arcaicos aunque dejen enseñar los ojos a las mujeres por las aperturas de los capirotes. En la misma medida en que en Europa crecen los integrismos políticos de la extrema derecha xenófoba y violenta. ¡Jope! 

¿A nadie se le ha ocurrido que los contagios de los virus son peligrosos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario