30.7.12

Intención de voto en España, que sorprende por su nulo cambio

La intención de voto publicada ayer por El País no me cuadra mucho, pero resulta interesante analizar para ver qué sacamos de estos datos. No me cuadra pues la suma de los cuatro partidos “grandes” es de un 76,9% de los votos, mientras que en las elecciones ultimas los cuatro sumaron un 83,4%. No se trata de más o menos abstención, aquí no cuenta pues hablamos de división del 100% del voto, y se trata de un 6,5% de votos que están en el limbo. Bastantes según donde pudieran caer. Veamos algunos brochazos.


No sorprende la bajada del PP tras su escasa capacidad para comunicar y para trasmitir confianza. Y sus nulos resultados en los datos económicos que afectan a las personas. Bajar del 44,6% al 30% en 8 meses es de premio al error persistente.
Sorprende más que el PSOE no haya sido capaz de llevarse ni las migajas de los errores del PP. Puede estar tranquilo el PP, con estos mimbres no pierde las elecciones aunque sigan subiendo los desempleados hasta no poder contarlos.
No logra IU recoger el descontento de los trabajadores, de los afectados por el desempleo, por los recortes, por los impuestos que aumentan mientras bajan los ingresos. Sube un 4,6% insuficiente, aunque a ellos les parezca una maravilla.
Mal camino para la izquierda mientras siga con unos dirigentes anómalos, incapaces, sin aprobación social, sin ideas diferentes, sin capacidad para unirse, sin “ganicas” de sentarse a ver qué está sucediendo de veras y olvidarse de odios ancestrales entre sus propios dirigentes.
Sube UPyD hasta donde ni ellos mismos se lo creían (más del doble de posibles votos) mientras se secan el sudor de no hacer nada, pero aun así más que “los otros” y esperando mejores tiempos, que van camino de serles muy útiles.
No se observan imágenes con tirón para la sociedad: ni de EQUO, ni de Llamazares, ni de Anguita, ni del 15M, ni de los nacionalistas de izquierdas, ni de los verdes, ni de ningún líder nuevo que sea capaz de trasmitir ideas creíbles para los que más sufren la actual crisis.
Sigue aumentando el número de personas que desconfía de los políticos. Que no creen que la justicia será capaz de buscar culpables de la crisis. Un 66% piensan que se necesitan “otros” políticos para resolver esto, mientras que un 27% piensa que los actuales serán capaces.
Las soluciones son complicadas, Rubalcaba debería leerse muy bien estas encuestas y tomar sus propias decisiones. El PP debería cuidar mucho a Rubalcaba pues mientras esté reconocido, les irá a los populares miel sobre hojuelas. IU debería empezar a hacérselo mirar con calma y buscar con urgencia una plataforma unida con toda la amplia izquierda de todo tipo, para trabajar juntos por las personas. Juntos de verdad, y si es necesario con otros políticos que no sepan ni entiendan nada de los odios anteriores a la crisis. UPyD deben seguir poniendo velas al mismo santo, que les va “despacico” pero de maravilla para sus intereses. Todos los partidos y grupos de izquierda deben presionar con contundencia para lograr una plataforma progresista que sea capaz de conectar con la sociedad. El 75% de los actuales políticos deberíamos ir mirando nuestros cargos, grandes o diminutos, y empezar a escribir en un papel qué hemos hecho mal, qué muy mal y qué peor. Dimitir es un verbo que suena hasta bien.

5 comentarios:

  1. No me extraña que no salga algo claro de las encuestas, estamos todos tan desilusionados que lo que se pueda pensar hoy mañana cambiamos las tornas. Te podría dejar varios enlaces pero con este es suficiente.
    La Agencia Tributaria desmantela su Unidad contra la corrupción en las Islas, fuente El Mundo
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Cierto, las personas, la sociedad está hasta los bebos, que son esas cosas que se hacen fritas con patatas. ¡Uf, qué dolor!

    ResponderEliminar
  3. Lógico, que ocurra así, y todavía me parece mucha gente la que confíe en que personas como Rubalcaba que estaba sentado en la mesa del consejo de ministros cuando Zaqpatero andaba haciendo de las suyas ahora nos venga a decir que él tiene la clave, pues desvenguenza pura y dura. Y el Mariano que se tiró toda la legislatura diciendo que él sabía lo que había que hacer y cuando gana, no tiene ni repajolera y andan sus ministros como pollos sin cabeza dando tumbos y en luchas personales.
    Los de IU que andan con sus consignas del siglo XIX pero eso si, viviendo como pijos del XXI me ponen más enferma todavía y UPYD pues que estos son como la que llega a la fiesta cuando está todo organizado y pretende que se cambie todo porque está mal hecho, porque sabe que ya no hay vuelta atrás, pero cuando tuvo oportunidad de cambiarlo no hizo nada...
    Creo que este pais, en estos momentos lo que tiene que hacer es ponerse a trabajar juntos todo el mundo y sin colores políticos. Y somos los ciudadanos los que tenemos que exigírle a esos mismos políticos que se dejen de zarandajas y se pongan a currar. Que ya no tenemos más dinero para pagarle sus sueldos mientras ellos discuten qué tanto van a discrepar en el parlamento.
    Besazo

    ResponderEliminar
  4. ¿Sigue aumentando el número de personas que desconfía de los políticos? ¿Eso significa que todavía queda alguien que lo haga? deben ser de su familia, sus madres especialmente y hasta ellas van a terminar renegando.
    Ya lo ves, analizando la intención de voto has hecho un buen repaso por todo el panorama político español y ¿que ocurre? que no hay nada, y cuando la esperanza se pierde ¿que nos queda?

    ResponderEliminar
  5. Pero reconocer que cuando llegamos a las conclusiones a las que comentáis, la "cosa" se queda como muy asustada, nos quedamos como vacíos de posibilidades.
    ¿Qué posibilidades tenemos a partir de estos diagnósticos?
    Está muy jorobado, cierto.
    No es posible vivir democráticamente sin política, pero es cierto que en estos momentos la política da asco. Hay que reconstruir casi todo.

    ResponderEliminar