21.6.12

Extracto de la rueda de prensa sobre la auditoría al sector financiero español


Extracto de la rueda de prensa sobre la auditoría al sector financiero español. Se ha utilizado como fuente los datos de “Examen a la Banca” publicados en elpaís.es
Presentación de las auditorías a la banca: Empieza la rueda de prensa sobre los resultados de los análisis, realizados al 95% del sector por dos entidades independientes- "Lo que hoy presentamos es la primera etapa del proceso de evaluación", indica Latorre. "El objeto es ver la capacidad de resistencia del sector ante un deterioro fuerte de la economía. El ejercicio afecta a toda la cartera crediticia", no solo los créditos inmobiliarios. Esta primera parte, recuerda Latorre, no identifica a las entidades ni sirve para dar cantidades específicas de los bancos o cajas. Los resultados se publican en inglés primero. Toma la palabra el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy.
Restoy explica que los informes de Oliver Wyman y Roland Berger permite extraer una serie de conclusiones sobre la salud del sector financiero e insiste en que sirve para evaluar su resistencia en escenarios muy desfavorables, peores de lo que recogen las previsiones oficiales. El examen abarca dos escenarios, uno base, más probable y en línea con las previsiones y otro más estresado, "que ningún analista por pesimista que fuera sea capaz de dibujar".
Las dos auditorias no han estado en comunicación durante el proceso, supervisado por un comité dirigido por Economía y en colaboración con el Banco de España. El ministerio y el supervisor han controlado los escenarios macroeconómicos. El comité de seguimiento estaba formado por responsables nacionales más un consejo asesor con presencia del BCE, el FMI, la Comisión Europea, la EBA, el Banco de Francia y el de Holanda.

Características del ejercicio: Restoy explica que, una vez definidos los dos escenarios, los auditores calculan las pérdidas esperadas en las carteras de créditos las entidades y, por otra parte, los resortes con los que cuentan las entidades para hacer frente a este deterioro.
Presentación de las auditorías a la banca: La resta entre ambas cifras es el capital que necesitarían cada entidad para cumplir con los mínimos exigidos. Hay dos niveles de capital (core capital), del 9% en el escenario base y del 6% en el escenario estresado. Se han analizado 14 grupos, el 90% del sistema financiero. Y se ha puesto bajo la lupa todo el crédito con un horizonte de tres años, hasta 2014, uno más de los estipulados en los test de estrés del FMI.
Escenarios macroeconómicos: El más benigno está en línea con el que espera el FMI, que arrojó una cifra de unos 40.000 millones. El más estresado es más duro, con una pérdida de capital del 6% (vs 4% del FMI) y correcciones en el precio de la vivienda del 26,4% (vs 23,5% del FMI). Perdida acumulada del 55% en el periodo. Caída del suelo entre el 85% y el 90%. Este es el verdadero lastre de las entidades. "Seguramente es el escenario más adverso en las pruebas de resistencia que se han realizado hasta la fecha. Las auditoras enfatizan este hecho", destaca Restoy. Wydman dice que es "muy exigente", añade.
Necesidades de la banca: Wyman piensa que existen unas necesidades de hasta 25.000 millones en el escenario bajo y Berger 25.600 millones. En el adverso, el rango se sitúa entre 51.000 y 62.000 millones y Berger cifra las necesidades hasta 51.800. "Estas cifras se distancian mucho de los 100.000 millones del crédito del Eurogrupo" Las cifras nos dan una pista de por dónde pueden ir las necesidades de las entidades. Las cuatro entidades del FROB requerirán la mayor parte del capital. Las grandes no necesitarán grandes cantidades, asegura Restoy. Hay un tercer grupo de entidades, señala el subgobernador, que o bien podrán acudir al mercado a captar el capital que necesitan o solo necesitarán pequeñas ayudas de fondos públicos en algunos casos. Grupo muy limitado con problemas. Restoy asegura que el grueso del sector consta de capacidad de resistencia y los problemas se limitan a un grupo de entidades sobre el que ya se ha tomado una acción directa por parte del FROB. Toma la palabra Latorre.
Valoración de Economía: "Hay suficiente base para considerar que son magnitudes holgadas, que están por debajo de la cantidad acordada con el Eurogrupo para dar seguridad y confianza a los mercados, con margen para llevar a cabo la reestructuración"
Un sistema muy hetereogéneo: Latorre destaca las diferencias entre entidades y admite que hay un pequeño grupo que está muy expuesto al sector inmobiliario. Los grandes grupos, resalta, tienen capacidad suficiente para cubrir sus necesidades con su capacidad de generar beneficios. En los exámenes se han analizado los balances de Banco Santander, BBVA, Caixabank (incluida Banca Cívica), BFA-Bankia, Catalunya Caixa, Novacaixagalicia, Banco Sabadell, Banco Popular, Unicaja (que incluye Caja Duero España), Kutxa Bank, Banco Mare Nostrum (BMN), Ibercaja, Bankinter y Liberbank. Pero el examen de hoy lo que da es una cifra agregada, y no cifras individualizadas.
Pasos a seguir: El siguiente paso es pedir la petición formal a los socios del euro del rescate para la recapitalización, luego habrá que firmar el memorando con las condiciones del préstamo y, a partir de ahí, ir detallando las necesidades por entidades (en torno a septiembre) y realizar la inyección de fondos. Entre las condiciones para el sector financiero, las entidades temen que se impongan límites no solo a las que necesitan ayuda, sino también a las sanas, tales como una ratio máxima de créditos en función de los depósitos, como ha ocurrido en otros países rescatados, como Portugal.
Nueve meses de plazo: Las entidades que necesiten reforzar su capital tendrán nueve meses a partir de que presenten sus planes de recapitalización, lo que tendrá lugar en septiembre. Las que necesiten capital público deberán pedirlo en los primeros 15 días después de que la auditoría en profundidad se presente en septiembre. Se confirma que la auditoria en profundidad de cada entidad, la que se realiza en paralelo a la de hoy, se retrasa a septiembre. Latorre justifica que así contarán con el tiempo necesario. Las participadas por el FROB no tienen que esperar. Estas cajas y bancos "pueden desde el momento presente acudir a los programas de ayudas", indica el secretario de Estado de Economía. En las entidades no participadas por el FROB, Latorre matiza que el ejercicio presentado hoy no permite aclarar su situación, por lo que considera que no penaliza. Afirma que "habrá que ver las soluciones que tiene la UE para estas situaciones, si hay banco malo o vehículo de agrupación de activos".
El Gobierno recupera la propuesta de banco malo: El Ejecutivo, afirma Latorre, "piensa" en un "banco malo" o en un "vehículo de gestión de activos" como posibles soluciones para el sector financiero. Esta idea, que el Ministerio recogía en sus planteamientos iniciales, había caído en un segundo plano por las prisas tras la nacionalización de Bankia. Menos dinero para las no viables. El Gobierno asume que Bruselas es reticente a dar fondos públicos a entidades no viables. "Las garantías que va a exigir Bruselas para dar ayudas a entidades que no sean viables van a ser muy importantes", afirma el secretario. Las entidades que opten por la vía privada podrán vender activos, fusionarse, captar capital privado... "Confíamos en que no se agote el plazo", indica Restoy. El Gobierno confirma que se aplaza la subasta de las dos entidades que estaban en este proceso, Banco de Valencia y Catalunya Caixa. "Seguirán operando con absoluta y total normalidad", destaca el FROB.
"La idea del banco malo gusta en Bruselas", reconoce el subgobernador del Banco de España. El coste de la auditoría "es comparable, pero no sé las cantidades", dice Latorre. Restoy concreta: “Dos millones de euros”, responde. "Esperemos que esta sea la definitiva" para convencer a los mercados, afirma Latorre antes de señalar que los objetivos de recapitalización son muy altos y situarán al sector en línea con los otros países que han vivido procesos similares.
¿Dos millones de euros para nada? "Estamos dónde estábamos —dice Latorre— en la medida en que las cifras son las mismas pero se ha aportado más transparencia y contribuya a la confianza". También se ha superado la resistencia del sector, añade el secretario de Estado. Economía avanza que "no se van a liquidar entidades bancarias, que es lo más caro, lo que se hará es la solución más barata y seguir con los planes actuales: venta, saneamiento y enajenaciones".
¿Transformar los EPA en un banco malo? Latorre apunta a que los actuales Esquema de Protección de Activos (que cubren hasta unos porcentajes muy altos de las pérdidas futuras en las entidades intervenidas o nacionalizadas adjudicadas a terceros) son un "equivalente al banco malo". De momento, ya tiene comprometidos 6.259 millones. Recordamos que en Bruselas "gusta" la idea del banco malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario