22.2.12

Se está provocando una deflación controlada en España

Diversas voces, incluso alguna española, se pregunta o indica que la solución a la actual situación de crisis económica en los países del sur de Europa, incluida España, pasa por bajar los sueldos —más todavía, si— y por bajar también y en su misma relación el coste de los productos que producimos, que compramos y consumimos. Es decir por la deflación más artificial posible, la que se provoca —o se podría intentar provocar— con medidas desde el Gobierno.

Es cierto que entre las diversas opciones económicas que tenemos para resolver el problema económico actual, parece una idea bastante válida, e intentaré explicarla sin que antes me ataquéis sin piedad, cosa lógica si no se sabe antes las alternativas. Fijémonos que se ha decidido bajar los sueldos y pensiones, es posible que en marzo se intente dar otra vuelta de tuerca, pero de momento no se observa que vaya acompañada por la bajada del IPC.

Lo que se intenta con Grecia es que ella misma se salga del euro, algo que otros países ya se han planteado antes y de momento no lo pueden/quieren hacer. La idea última de salirse del euro es muy sencilla. Devaluar la moneda nueva o retomada por el país que se sale. Pensemos por un momento en esta posibilidad.

Yo tengo ahorrados 3.000 euros. Mañana nos sacan del euro y me cambian mis ahorros otra vez a pesetas. Como es lógico, para no hacernos creer que nos han robado, nos cambian el euro otra vez a 166,384 pesetas por euro. Es decir ese mismo día tengo 500.000 pesetas. Bien ¿no?, nada parece que haya cambiado. Pero al día siguiente devalúan la peseta hasta un 20%. Yo sigo teniendo 500.000 pesetas y por ello me sigo creyendo que no me han tocado MI dinero, mis ahorros, que esto de la devaluación y la salida del euro no va conmigo. Pero si intentara ir a mi banco a cambiar mi panoja de pesetas a euros, me dan 2.400 euros, algo que creo que nunca haría pues no lo necesito hacer. Eso si, cuando vaya a comprar cualquier producto que no fabrique España me costaré un 20% más. Por ejemplo un ordenador, una tele o algo de gasolina al coche. Y cuando intente vender cualquier producto que fabrica España hacia los extranjeros, a ellos les costaré un 20% menos y así podré vender más, incluido el turismo. Podremos producir más y vender más, e incluso es posible que así se creen puestos de trabajo, que es de lo que se trata. Podremos competir mejor en el mercado.

Más o menos, es lo que se intenta hacerse en España sin salirnos del euro. Una deflación controlada y provocada; algo que se puede producir de forma lenta como ya ha sucedido en Japón y sus males —o bienes— son muy lentos y por ello no sirven para reactivar sino al contrario. O se puede producir de forma más rápida con medidas provocadas por los gobiernos.

Con una deflación —sin salirse del euro— nuestra deuda exterior se mantiene en el mismo tamaño pues el cambio no se modifica. Con una salida del euro se vería incrementada la misma deuda al tener que producir en pesetas de menor valor lo que ya se debe en euros. Con inflación la deuda resulta menor y por eso se intenta por todos los medios que no haya inflación en algunos países europeos sobre otros, y además por que con inflación sería más imposible vender en el exterior nuestra producción o defender el turismo. Que no se nos olvide que nuestra dependencia económica del exterior es altísima, por la mala gestión industrial de España en las últimas 4 décadas.

La opción de “fabricar” más dinero no sirve por mucho que algunos la pidan. Es tan sencillo de entender como que los países que tienen que aprobarlo no quieren tener más dinero, no necesitan más dinero, no saben para qué tener más dinero. Sería una solución que provocaría inflación de forma artificial y provocada, pero insisto en que los grandes países que controlan Europa no la necesitan y si fabricamos dinero, hay que repartirlo proporcionalmente y a ellos les corresponde mucho más que a España, por poner un ejemplo. ¿Para qué quiere Alemania más dinero, para qué quiere inflación?

Decir que una bajada de sueldo es posible e incluso apuntar aquí que podría no ser tan malo como parece a simple vista, no puede ser admitido por nadie. Y sin duda TAMPOCO POR ESTE QUE ESCRIBE. Una cosa es que diga que podría no ser tan malo y otra bien distinta que lo apruebe y menos si viene desde un gobierno conservador que moldearía esta medida a su gusto y al gusto de los grupos de presión que le dan aire. No es tan mala solución, simplemente por que en estos momentos y sobre el papel, no parece posible otra solución.

Para reactivar las economías —al no ser la UE un grupo homogéneo—, no se puede meter dinero al sistema. Y no se puede crear actividad pública al controlar los déficit de forma incluso constitucional. Esta situación actual le viene de maravilla a los que ya tienen dinero y a los especuladores. Se aprovechan de errores nuestros para vender sus soluciones que son a largo plazo peores que la enfermedad.

Personalmente creo que habría que jugar más al “riesgo”, a plantar cara, a exigir a Europa que intervenga como una unidad y no como un grupo de presión. Tal vez incluso habría que jugar más al “farol” de la amenaza, a buscar sinergias con otros países con problemas parecidos. Nos estamos acostumbrando a huir de Grecia como un apestado, a no acercarnos a Portugal que además de vecinos son casi hermanos, a no sentarnos con Italia para plantar cara por motivos bobos, o a tener una política exterior potente y propia con diversas soluciones personales. Europa está muy bien, si está bien. Pero si Europa cambia de nombre por el de “Alemuropa” pues igual este cadáver ya no nos interesa seguir velándolo.

Para terminar este apunte, solo un detalle final. Es falso que los españoles trabajemos 8 horas al día. Vaaaaale, otra patada en mis riñones, lo sé. La productividad española es muy baja y la rentabilidad de lo que producimos o el valor añadido o plusvalía —que me da igual el nombre que le pongamos—, es muy bajo. 

NUNCA es culpa del trabajador, esa es la gran diferencia que unos u otros no saben admitir. NUNCA. Pero perdemos muchas horas al mes en “nada”. Estamos más horas que los europeos en el trabajo, pero producimos mucho menos y todos sabemos por qué. Pero nos importa un pito resolver este asunto; complejo, sin duda, con muchas aristas, sin duda, pero sobre el que no se avanza nada. Y recordar otra vez lo apuntado: cuanto más alto se está en la escalera de los grupos laborales, más responsabilidad se tiene por lo que funciona mal. Desde el ministro al dueño de la empresa, pasando por el gerente, el jefe o el encargado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario