25.11.11

Día de las Librerías, para un sector comercial en crisis

Las librerías en España lo están pasando mal. Hoy se celebra el Día de las Librerías, como un pequeño apoyo a una actividad necesaria durante siglos y que ahora está viviendo un periodo complejo del que no sabe encontrar salidas nuevas.

A la venta de libros en las grandes superficies se unió la crisis y la pérdida de valores del libro como objeto de cultura y de regalo. En el primer caso se perdió una parte de la venta de libros bestseller, para después perder otra parte de las ventas al tener los consumidores que recortar gastos personales.

Unido a la pérdida de ventas, ocasionadas por los libros digitales que ya empieza a notarse entre los clientes más lectores, estudiantes o estudiosos, dejan a muchas librerías en una situación complicada.
Cada vez es más complicado encontrar locales en donde te puedan atender la petición de un libro referenciado en una editorial minoritaria, extranjera, complicada de distribuir. Los gastos de una petición de libro alejada de los cauces de distribución normalizados son complicados de asumir por muchas librerías.

El futuro pasa por otros cauces de distribución, en los que las librerías de gran volumen de local y dependientes profesionales tienen menos espacio de negocio. "Al comprar en una librería ayudas al medio ambiente, creas empleo en tu comunidad, fomentas un bien cultural, compartes experiencia y apoyas a los emprendedores". Más del 20% de facturación en libros del año pasado lo fue en contenidos digitales, y hoy más del 90% de los lectores ocasionales de libros conocen y poseen libros digitales, que aumenta cada año su facturación mientras baja la de libros en papel. Las librerías convencionales deben hacer un gran esfuerzo por adaptarse a los nuevos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.