5.11.11

Al votar no haga caso al CIS, es peligrosísimo que se nos clasifique

El CIS de octubre 2011 nos da una radiografía de los españoles, muy interesante para leer entre líneas; es cuestión de ponerse a buscar y llorar en el intento.

Es curioso que los que mantienen en el poder alternativo al PSOE y al PP son los ciudadanos que menos les interesa la política entre todas las demás opciones de votantes. Son pues las opciones fáciles pero también, ojo por ellos, las menos consistentes si apareciera un mirlo blanco o negro que ofreciera soluciones y esperanzas. Algo complejo con los mecanismos de autodefensa que se han pactado los dos grandes, en contra de los pequeños.

Queda claro además que los votantes del PSOE son —con perdón— más mentirosos que el resto, pues curiosamente ven la situación económica de España menos mala que los votantes del PP. Es como si fueran más ricos, con menos necesidades económicas. ¡Jope!

El 41% de los votantes de PSOE en 2008 dicen ahora que la gestión del PSOE ha sido entre mala y muy mala. Estos son los que ahora dudan, cambian o se quedarán en su casa. Cuidado que son un gran paquete y hasta el día 20 no decidirán con rotundidad qué piensan hacer. Esto es un gran miedo para el PP, no tanto para no ganar como para no ganar con suficiencia. ¿Lo habría hecho mejor o peor el PP?, pues aquí la desesperación para el PP debe ser grande. Si le restamos lo que opinan los votantes del PP todos coinciden en que lo habría hecho peor, incluidos los de voto en blanco, los que no tenían edad o los que no saben ni contestan.

El PP, ni como oposición es admitida por todos los demás, excepto por los votantes del PP que incluso solo el 30% califican su trabajo en la oposición como buena o muy buena. Esto es un lastre para el futuro con ilusiones. Mucho tendrá que trabajar Rajoy para levantar el ánimo de los españoles, con estos datos.
El Gobierno aprueba en asuntos como seguridad ciudadana, terrorismo, medio ambiente, igualdad entre hombre y mujer o infraestructuras. Poca chicha ante los suspensos en economía, trabajo, política exterior, vivienda, inmigración, autonomías, sanidad, política social o educación.

Cuando se nos pregunta si acudiremos a votar volvemos a mentir un poquito. Decimos que más del 83% iremos a votar cuando no llegaremos al 75%, incluso podríamos quedarnos en las puertas del 70% por dentro o por fuera. Aun así el 96% de los antiguos votantes del PP dicen que irán a votar, pero el 90% de los del PSOE dicen que lo harán. Curiosamente el 76% de los nuevos votantes irá, demostrando que pasan de la política más que los adultos.

El 87% de los anteriores votantes del PP ya tiene decidido su voto. Pero solo el 63,4% de los anteriores votantes del PSOE lo tiene claro. ¿entre qué dudan?, ¿se les podrá levantar la moral? Algo parecido les sucede a un 26% de los votante de IU. Siguen dudando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario