8.8.11

Terrorismo social es no entender que todas las personas deben tener unos derechos básicos

El BCE, es decir el Banco Central de Europa que no de los europeos parece ser, comprará mañana lunes deuda de España e Italia para evitar un día negro de sustos en pleno agosto. Más que nada porque ya es incluso negocio comprar deuda a tan altos precios. ¿Habrá dado permiso Alemania o es solo un aviso para navegantes especuladores?
Viendo Callejeros de Cuatro sobre la ciudad de Río de Janeiro, uno se imagina Europa dentro de unas pocas décadas como nos sigan atacando y no seamos capaces de encontrar soluciones y se acongoja. Solo ricos y pobres. Solo ricos de viviendas de un millón de euros con salmón a 40 € el kilo o doradas a 22 € o peras a 4,5 € mientras que los millones de personas que viven en las favelas viven ajenas a lo que es el dinero, pero eso si, pegados en las laderas de las montañas que envuelven Río de Janeiro, como recordando que a poco que se fíen, bajan y se les comen los mocos.
No sé si el futuro será este, de tener mucho pero a costa de estar acojonado o no tener nada e importante un pito la vida de los demás. Sería triste para lo que ha sido y todavía es Europa ¿no? Pero resulta curioso que algunos jardines de viviendas que dan a Ipanema sean mucho más amplios que las plazas públicas de las zonas de favelas. Que tengan más árboles en un solo jardín privado frente a la playa de Copacabana que en todo un barrio de favelas. ¿He dicho curioso?, no, quería decir decepcionante, vergonzoso, peligroso. Terrorismo social diría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario